• Diario Digital | Domingo, 21 de Octubre de 2018
  • Actualizado 18:11

Deportes - RUSIA 2018

El lado oscuro de Kolinda Grabar-Kiratovic, la presidenta del Mundial

Tras la simpatía que acompañó a la mandataria durante el pasado Mundial se encuentra un historial lleno de polémicas que poco afectarán la admiración que despertó en la justa.

El lado oscuro de Kolinda Grabar-Kiratovic, la presidenta del Mundial

La Copa del Mundo Rusia 2018 nombró como presidenta a la croata Kolinda Grabar-Kiratovic, que enamoró a muchos por la pasión mostrada en cada juego de su selección.

Pero más allá de la simpatía que proyectaba la mandataria, hay una serie de cuestionamientos que poco se conocen en todo el mundo que hoy la admira.

Grabar-Kiratovic fue puesta como ejemplo al resto de políticos –incluidos salvadoreños- por haber pedido permiso sin goce de sueldo para viajar a Rusia; pagar de su bolsillo cada boleto de avión para seguir a su selección y viajar en clase turista.

Este comportamiento convirtió a la política en uno de los personajes inesperados de la justa deportiva que finalizó el pasado 15 de julio.

No obstante, se ha conocido que la relación que la presidenta mantiene con el fútbol va más allá de seguir a los actuales subcampeones del mundo.

Que los focos fueran puestos en ella provocó que se investigara la trayectoria de esta mujer quien llegó al Mundial para ver los juegos desde la grada y terminó en el palco de honor.

La política llegó al poder en 2014 proponiendo una serie de políticas antimigrantes y xenófobas; su primer escándalo como presidenta se dio cuando descubrieron que su marido pagaba sus viajes de placer a Estados Unidos con fondos públicos.

Además, Kolinda ha declarado abiertamente su apoyo a movimientos nazis, promoviendo la lucha en contra de homosexuales. Ambas acciones las realizó ya siendo presidenta de Croacia.

Otro escándalo que ha protagonizado la mandataria es por su amistad con un multimillonario croata que tuvo que salir huyendo a Bosnia luego de ser condenado por manipular resultados de partidos de fútbol.

Zdravko Mamic fue encontrado culpable de haber ganado millones arreglando partidos. En el caso que están involucrados los seleccionados de ese país Dejan Lovren y Lika Modric, quienes podrían terminar en prisión.

Pese a esto, la mandataria seguirá siendo admirada por muchos, especialmente por los facistas quienes estuvieron a punto de gritar gloria en Rusia.

Comentarios