• Diario Digital | Miércoles, 20 de Junio de 2018
  • Actualizado 17:06

Deportes - RUSIA 2018

Rusia 2018: el mundial que aún no llega al centro capitalino

Para los capitalinos antes está el día  a día, las obligaciones y el trabajar para llevar la comida al hogar.
 

Las plazas lucen sin brillo mundialista.
Las plazas lucen sin brillo mundialista.
Rusia 2018: el mundial que aún no llega al centro capitalino

Las horas en el centro de San Salvador transcurren ajenas al Mundial. La gente que trabaja, transita o que simplemente se reúne en los parques, pórticos o en alguna esquina para disfrutar más que todo las horas de la tarde, dice que algo saben, que algo han escuchado, que es un tema para niños y jóvenes,  algo para divertirse y pasarla bien, pero nada más.

"Nosotros, sino trabajamos, no comemos", dijo doña Silvia Hernández,  quien aprovechando el transitar de las personas se coloca en las afueras del Teatro Nacional de San Salvador, para vender y llevar algún dinero a casa.

El jueves pasado Silvia había llevado mangos de "clase" para venderlos. "Hay de tres y de cuatro por el dólar ", le respondió a una mujer que le consultó sobre la fruta. La transeúnte no compró,  y eso no agradó a Silvia, quien llega al centro desde Cojutepeque.

Otra mujer pasa por el lugar ofreciendo camisones y una más ofertando blusas de a dólar. Una de esas chicas que ofrecen momentos de placer a cambio de dinero aguarda en una banca de la plaza Morazán, el remodelado espacio remozado por las antiguas autoridades de la capital.

Gerson y su esposa Ruth empujan una carreta con jugos, agua y soda. Los productos caen bien para el calor, especialmente el agua. Ellos se ganan en sustento diario de esa forma, pero Gerson sí espera el Mundial de Rusia con ansias, aunque mientras ha esperado el máximo certamen futbolístico su querido Alianza le ha dado felicidad en los últimos meses con dos títulos en la Liga Mayor del fútbol nacional.

Uno que otro negocio aprovecha la cita mundialista que arranca el próximo 14 de junio para promocionar sus productos, entre ellos ferreterías, ventas de pan dulce y algunos bancos y financieras.

Sin lugar a dudas, a medida que caliente el Mundial el calor y amor por el fútbol también crecerá en el centro de la capital, y uno que otro olvidará el día a día para disfrutar un "mascón" del deporte más popular del mundo.

centro capitalino, mundial

Comentarios