• Diario Digital | Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
  • Actualizado 23:21

Internacional - EXCLUSIVA EL SALVADOR TIMES

Condenan a pena de muerte a salvadoreño en Vietnam

El sentenciado es hijo de un excapitán del Ejército Salvadoreño que tiene un amplio historial delictivo en el ámbito del tráfico internacional de personas y de drogas. Reportes de periódicos como el Reforma y El Universal, ambos de México, lo señalan como proveedor de mujeres de Europa del Este a bares mexicanos.

Imagen de Carlos René Mata Bernal
Imagen de Carlos René Mata Bernal
Condenan a pena de muerte a salvadoreño en Vietnam

El 17 de septiembre anterior, Teresa Bernal lloró al escuchar la sentencia: pena de muerte. Lloró a pesar de que era de esperar que el tribunal le impusiera la pena capital… no a ella, sino a Carlos René Mata Bernal, un salvadoreño de 38 años quien el 31 de mayo de 2015 fue arrestado en Ciudad Ho Chi Ming, Vietnam. El sentenciado es hijo de Teresa.

Pero también es hijo de Carlos René Mata Vela, un excapitán del Ejército salvadoreño con historiales delictivos en Brasil y Estados Unidos. En internet hay muchos archivos judiciales y periodísticos que hablan de él.

El excapitán no estuvo junto a su hijo el 17 de septiembre, cuando el tribunal mandó al patíbulo a aquel joven de tez blanca y 1.63 metros de estatura.

Mata Bernal fue capturado bajo cargos de traficar 42 kilogramos de cocaína, disimulada en piezas de madera para pisos. Antes de que lo arrestaran en un hotel Distrito 1, según las autoridades vietnamitas, ya había hecho otro envío de droga, disfrazado en maquinaria agrícola embarcada en Argentina.

Mata Bernal sabía al castigo máximo que se exponía en caso de ser descubierto. Las leyes vietnamitas castigan con la pena capital a cualquier persona que sea encontrada responsable de traficar 100 gramos o más de heroína o cocaína, y 300 gramos o más de cualquier otra droga. Vietnam, dicen los expertos, es uno de los países con leyes muy drásticas contra los narcotraficantes.

Para exportar la cocaína desde Suramérica hacia Vietnam, Mata Bernal usó el nombre de Máximo Loyola y se hizo pasar como representante de la empresa Century Scrap Metal, una compañía brasileña que le enviaba la madera para pisos a una firma domiciliada en Ciudad Ho Chi Minh, Delta Interrnational Company Limited, cuya directora en ese país era una mujer de nombre Thi Thu Hien, según revelaron las autoridades vietnamitas.

Century Scrap Metal es una empresa fundada por Carlos René Mata Vela en Brasil. El hijo, según las investigaciones en Vietnam, no ignoraba los caminos torcidos de su padre, quien desde principios de la década anterior comenzó a tener problemas judiciales en México, Estados Unidos, Brasil y Argentina.

Un largo historial delictivo

Según el periódico mexicano Reforma, Mata Vela fue capturado el 1 de junio de 2003 por agentes estadounidenses y luego trasladado a la prisión de Karnes City, estado de Texas, donde permaneció solo 17 meses por traficar una tonelada de cocaína, luego de negociar su libertad a cambio de aportar información sobre una red de traficantes de brasileños, chinos, macedonios, cubanos, sudamericanos y dominicanos hacia Estados Unidos.

El Reforma señaló en su publicación que Mata Vela estaba ligado al Cártel del Golfo, y encabezaba una de las bandas internacionales más importantes de tráfico de indocumentados.

El 23 de noviembre de 2004, la Corte Federal de McAllen cerró el caso y Mata Vela fue liberado. Antes, como parte de su colaboración, el 28 de mayo y el 22 de septiembre de ese mismo año, reveló a fiscales estadounidenses, los vínculos que tenía con narcotraficantes, agentes de la Policía Federal Preventiva, la Procuraduría General de la República (PGR, equivalente a la Fiscalía salvadoreña), con policías locales y con el Instituto Nacional de Inmigración (INM).

Como parte del trato para recuperar su libertad, Mata Vela entregó dos agendas donde, según las autoridades mexicanas, tenía anotados los números de funcionarios del INM, entre éstos la suegra del ex publicista del entonces presidente Vicente Fox, según consigna otro periódico mexicano de renombre, El Universal.

“Desde 1994 me dediqué al tráfico de indocumentados, aunque de no de manera constante, ya que por intervalos dejé de operar, actividad que inicié en Brasil, ya que tenía dificultades para conseguir la visa mexicana”. Esto es parte de la declaración que Mata Vela habría rendido ante autoridades estadounidenses. El periódico mexicano aseguró, en su publicación, tener copia de esas declaraciones.

En Brasil, Mata Vela ha tenido varios procesos judiciales por tráfico de personas. En ese país lo han señalado como cabecilla de una banda de traficantes y ha sido condenado por ello.

En marzo de 2005 fue capturado tras ser acusado de pertenecer, como cabecilla, a una banda internacional de traficantes de personas. Esa banda cobraba a los brasileños, 8 mil reales por llevarlos de manera ilegal hacia los
Estados Unidos.

En esa ocasión fue expulsado del territorio brasileño. Pero en 2016 fue capturado nuevamente, junto a dos personas de origen brasileño, por el delito de tráfico internacional. De momento, se encuentra siendo procesado por ese caso.

El 17 de octubre anterior, fue presentado un hábeas corpus a su favor.

No obstante, un periodista consultó con el Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador sobre cuál era la situación jurídica de Mata Vela. La respuesta que se obtuvo, el 9 de octubre por parte de Cancillería, es que fue expulsado de esa nación.

Ese mismo día, el Ministerio de Relaciones exteriores informó que Mata Bernal había sido condenado por la justicia vietnamita por el delito de tráfico internacional de drogas.

Mata Bernal nació en San Salvador el 30 de agosto de 1979. Su último domicilio, según consta en documentos de identidad, fue en Villas de la Escalón Norte, calle San Francisco.

De momento, se ignora la fecha cuando la justicia vietnamita ejecutará al narcotraficante salvadoreño o si existen recursos legales para apelar la sentencia de muerte.

Carlos René Mata Bernal

Carlos René Mata Bernal

Comentarios