• Diario Digital | Domingo, 17 de Diciembre de 2017
  • Actualizado 23:02

Internacional - LOS DELATÓ EMPLEADO DE HOTEL

Más de 50 hombres acusados de haber organizado una "boda gay" en Nigeria

Los acusados, hombres de entre 20 y 30 años, la mayoría de ellos estudiantes, comparecieron en primera audiencia el miércoles ante la Corte de Justicia de Zaria. 

Más de 50 hombres acusados de haber organizado una "boda gay" en Nigeria

Cincuentra y tres nigerianos fueron acusados en el estado de Kaduna (norte) de haber organizado una boda gay, en un país donde la homosexualidad puede ser condenada con hasta 14 años de cárcel, informó este jueves un secretario judicial.

"Según el dosier de la acusación, los sospechosos fueron detenidos el 15 de abril en un motel", explicó Mahmud Bello a la AFP. "Están acusados de conspiración, reunión ilegal y pertenencia a un grupo antisocial", añadió.

Según este documento, "un equipo de la policía detuvo a un grupo de personas que preparaban en un motel la celebración de una boda gay entre Faruk y Sanusi, que siguen fugados".

Los acusados, hombres de entre 20 y 30 años, la mayoría de ellos estudiantes, comparecieron en primera audiencia el miércoles ante la Corte de Justicia de Zaria. 

Fueron detenidos tras una denuncia, al parecer de un empleado del hotel donde se celebraba la boda. 

La policía sigue buscando a los dos "novios". 

Todos los acusados se declararon no culpables y fueron liberados bajo fianza por el juez Auwal Musa Aliyu, que aplazó el proceso al 8 de mayo. 

El expresidente nigeriano Goodluck Jonathan hizo votar en 2014 una ley que prohíbe no solo el matrimonio homosexual sino también la "cohabitación entre personas del mismo sexo", y condena a entre 10 y 14 años de cárcel cualquier exhibición pública de "relaciones amorosas entre personas del mismo sexo". 

En este país, muy religioso y con un fuerte sentimiento homófobo por parte de las comunidades cristianas y musulmanas, nunca nadie ha sido condenado por homosexualidad, pero la ley en vigor ha generado "un sentimiento de miedo y de celo excesivo" de las fuerzas de seguridad, según Wendy Isaack, especialista de los temas de género para la oenegé Human Rights Watch (HRW). 

Comentarios