• Diario Digital | Martes, 12 de Diciembre de 2017
  • Actualizado 04:39

Internacional - EN MÉXICO

Una mujer intentó viajar en autobús cargando a su hijo muerto en una bolsa

Fue detectada al abordar el transporte en una terminal de la Ciudad de México. El niño tenía 5 años

La madre dijo a la policía que su hijo había fallecido por una enfermedad (La Razón)
La madre dijo a la policía que su hijo había fallecido por una enfermedad (La Razón)
Una mujer intentó viajar en autobús cargando a su hijo muerto en una bolsa

La escena conmocionó a los habitantes de la Ciudad de México. Una mujer intentó trasladar en un autobús el cuerpo de su hijo de 5 años, envuelto en cobijas y bolsas. Dijo que había muerto la madrugada del domingo, a consecuencia de un largo padecimiento, y que lo llevaba a Puebla, su estado natal, para enterrarlo.

La mujer de 25 años, de nombre Silvia Reyes, iba a abordar el autobús acompañada de Alfonso Refugio, su esposo de 53 años. Los dos fueron detenidos por efectivos de la policía para corroborar su versión de los hechos.

La pareja fue sorprendida con el niño en brazos al momento de intentar abordar un autobús en la Central Tapo de la capital mexicana. Los pasajeros alertaron a la policía y llamaron al número de emergencia 911 para solicitar el apoyo de los paramédicos, que comprobaron que el niño estaba muerto.

niño muerto ok

Silvia Reyes dijo que viajó a la Ciudad de México para que su hijo recibiera tratamiento médico por una enfermedad que contrajo meses atrás, pero el menor falleció la madrugada del domingo. Sin embargo, de acuerdo con las autoridades, no pudo explicar la enfermedad de su hijo.

Las autoridades esperarán el informe de la necropsia para corroborar la versión. Mientras tanto, trasladaron a la pareja al Ministerio Público de la delegación Venustiano Carranza para investigar si hubo delito.

En agosto de 2016, en la frontera entre México y Estados Unidos, una pareja intentó ingresar a México con el cuerpo de una niña de dos años dentro de una maleta. Agentes fronterizos mexicanos cuestionaron a Johnny Lewis Hartley, de 38 años, y a Mercy Mary Becerra, de 43, al intentar cruzar por el paso peatonal de San Ysidro. La mujer corrió y dejó a su acompañante con una maleta.

La policía pasó el equipaje por una máquina de Rayos X y descubrió que en su interior estaba el cadáver de una niña cubierto con una lona de plástico.

Los sospechosos fueron entregados a las autoridades estadunidenses por el delito de homicidio porque, de acuerdo con la necripsia, la niña murió ahogada y tenía desnutrición.

Comentarios