• Diario Digital | Viernes, 21 de Julio de 2017
  • Actualizado 02:36

Internacional - SAN ANTONIO, TEXAS, EE.UU.

Reto de La ballena Azul cobra otra víctima: un niño hispano de 15 años se ahorcó en el armario

En lo que va de esta semana, González es el segundo caso registrado por suicidio como resultado de ese macabro juego en Estados Unidos.

Reto de La ballena Azul cobra otra víctima: un niño hispano de 15 años se ahorcó en el armario

Isaías González, de 15 años de edad, estudiante del segundo año de una escuela en San Antonio, Texas, se convirtió en la segunda víctima oficial de sucidio a causa del mortal reto de La ballena azul.

El pasado sábado 8 de julio, su padre Jorge entró a su dormitorio y observó a su hijo colgado del armario, junto a su cuerpo encontró un teléfono con el que transmitió en vivo cómo se quitó la vida.

La muerte de Isaías se suicidó destrozó a la familia que buscando respuestas encontró que todo apuntaba a que su hijo siguió una serie de reglas para preparar su muerte, un ritual tan sádico que alimenta el morbo enfermos mentales que buscan complacer su deseo de observar muertes instantáneas en línea, un reto llamado “La ballena azul”.

Jorge González, un militar retirado, dijo en entrevista al medio News 4 San Antonio, que su hijo estaba involucrado en ese reto, debido a que envió fotografías de sus retos cumplidos.

Estos iniciaron de manera muy inocente entre amigos. “El reto habla de cosas satánicas y cosas así, mi hijo nunca se metió a eso”, dijo Jorge. Aseguró que Isaías parecía estar en un pequeño juego, uno inofensivo.

Ángela González, madre de Isaías, lo describió como un niño que siempre sonreía. Todos en su casa lo recuerdan como un chico feliz, pero están seguros que su suicidio fue instado por un depredador en internet. Alguien le dio seguimientos a esos 50 desafíos diarios, según Alexis González, hermana mayor de la víctima.

Por su parte, el agente Michelle Lee, de la oficina del FBI en San Antonio, instó a los padres a poner especial atención al revisar los teléfonos y redes sociales de sus hijos menores de edad. “Este es un recordatorio de los muchos peligros y vulnerabilidad que los niños enfrentan al usar redes sociales y aplicaciones en línea todos los días”, dijo Lee a la agencia de noticias AP.

En lo que va de esta semana, González es el segundo caso registrado por suicidio como resultado de ese macabro juego. El pasado lunes, una mujer en Georgia en entrevista para CNN habló sobre su hija de 16 años quien supuestamente fue otra víctima de la ballena azul en los Estados Unidos.

Comentarios