• Diario Digital | Lunes, 11 de Diciembre de 2017
  • Actualizado 22:19

Jet Set - AL FUNDAR ESPÍRITU LIBRE Y BONGO

Luis Felipe Aguiñada, el hombre detrás del éxito de “A mí me gustan las pupusas” y “El baile del sapito”

El hermano mayor de Jhosse Lora fue alguien que destacó por su ingenio musical, ya que su don era la parte del marketing, algo que se comprobó con las dos exitosas agrupaciones que fundó y con la que le dio un giro a la escena musical salvadoreña.

Luis Félipe al centro acompañado de su hijo Dax / Foto tomada de Facebook.
Luis Félipe al centro acompañado de su hijo Dax / Foto tomada de Facebook.
Luis Felipe Aguiñada, el hombre detrás del éxito de “A mí me gustan las pupusas” y “El baile del sapito”

La imprudencia de un conductor terminó con la vida de Luis Felipe Aguiñada Rosa, uno de los artistas que en los setenta, ochenta y noventa revolucionó la música nacional con Espíritu Libre y Bongo. Dos agrupaciones que fundó y que comandó con un rotundo éxito.

A mediados de la década de los 70, revolucionó la música nacional con la agrupación Espíritu Libre, con la que le dio un giro al concepto de agrupaciones juveniles que se tenía en ese entonces en nuestro país.

Aguiñada Rosa al ver el talento musical de sus cuatro hermanos decidió aventurarse financiando la agrupación que en un primer momento se llamó Oro Negro y que fue el ensayo de la agrupación con la que llegaría a conocer la fama.

Jhosse Lora, hermano de Luis Felipe, ha señalado en diferentes oportunidades que el mayor de sus hermanos fue el que le inculcó a crear música original. Algo que lo ha llevado a él a escribir muchos éxitos.

Con un poco de resistencia, Luis aceptó que la agrupación se combinara con el ingenio de sus integrantes, en especial de Lora quien pese a ya no estar en el grupo le dio a su hermano temas como “A mí me gustan las pupusas” y “La fiesta de mi pueblo”.

Epíritu Libre

Foto tomada de cuenta de Facebook de Espíritu Libre

En 1985, la agrupación recibe un duro golpe luego de una presentación en San Juan Nonualco en La Paz, cuando el bus en el que se transportaban fue ametrallado por sujetos desconocidos en la carretera Litoral a la altura del municipio de Zacatecoluca.

Luis era el conductor de la unidad y recibió una herida en su pierna, mientras que la vocalista Sonia Henríquez y el conguero Manuel de Jesús Martínez perdieron la vida debido a los impactos recibidos.

Este hecho cortó la ascendente carrera de Espíritu Libre, quien entró en un receso ya que Aguiñada luego de reponerse a las heridas y a la pérdida de sus compañeros se emprendió en un nuevo proyecto musical.

“El Baile del sapito”

Con el concepto de “El gigante de la música tropical”, el grupo Bongo irrumpió la escena salvadoreña para nuevamente permitir a Luis Felipe dar un giro en el concepto de este tipo de música en el país.

Bongo mezclaba una serie de elementos desde lo visual hasta lo musical que rompió con la forma en la que se conocía a las agrupaciones y orquestas de aquel entonces. Tras unos años, sacaron “El baile del sapito”, que también tiene como cómplice a Lora.

“Buscábamos volver a relanzar a Bongo y queríamos hacer boom en el país”, recordó Aguiñada sobre Bongo en una entrevista realizada en Viva La Mañana en el año 2016.

eef83015548279540d6e18d42804233715e17b32

Tras bambalinas y sin meterse mucho en la cuestión artística, Luis Felipe se dedicó al mercadeo de los grupos musicales que conformó.

Bongo llegó hasta 2005 bajo la dirección de Luis Felipe, quien reveló que posteriormente las marcas de las agrupaciones que fundó, tanto Bongo y Espíritu Libre, las vendió.

En el caso de Espíritu Libre fue adoptada por integrantes que en diferentes años conformaron la agrupación y con la que realizan giras por Estados Unidos, mientras que Bongo se lo otorgó a su hermano Rolando Aguiñada y que estaría reestructurando la agrupación con talento del Oriente del país. 

Hasta ayer, Aguiñada trabajaba como corredor de seguros en una empresa propia, la cual le permitía tener tiempo para el Grupo Fe, en el que seguía realizando música pero esta vez con un concepto religioso.

En redes sociales, amigos, familiares y gente que trabajó con Luis Felipe han comenzado a despedirse de él externando sus condolencias a la familia Aguiñada Rosa, quien lo estará velando desde las 4 de la tarde en “Funerales Modernos” de San Salvador.

 

Comentarios