• Diario Digital | Sábado, 18 de Agosto de 2018
  • Actualizado 21:01

Judiciales - BAJO AMENAZA

Mujer entregó a su novio policía a un pandillero de los 100 más buscados, con quien ya tenía un hijo

El agente se involucró sentimentalmente con la exmujer de uno de un palabrero de la 18, y quien bajo amenaza la obligó a llevarlo a una cancha en la que fue atacado.

Mujer entregó a su novio policía a un pandillero de los 100 más buscados, con quien ya tenía un hijo

El agente policial Mauricio René Antonio Alas Sáenz fue asesinado por pandilleros del barrio 18, luego de que la mujer que decía amarlo lo entregó a sus verdugos tras haber sido obligada por su expareja, uno de los 100 más buscados.

Afrodita (nombre brindado por régimen de protección) había iniciado una relación sentimental con el agente cuando este la investigaba por su relación con David Antonio Alfaro Sorto, un cabecilla de la pandilla 18 con quien esta procreó un hijo.

Al enterarse de la nueva relación que sostenía la madre de su hijo, el delincuente que también es conocido como Tony, obligó a Afrodita a cumplir con el plan que les permitiera a él y a otros de sus compinches asesinar al agente policial.

“Me dijo que si no les entregaba al policía me iba a pasar lo mismo que a Fátima, la novia de otro pandillero, a quien por no colaborar le mataron a toda la familia y solo dejaron viva a la hija de ella”, relató Afrodita en el juicio que se llevó a cabo por este hecho.

Bajo esa amenaza, Afrodita citó a su pareja para verse el 25 de febrero de 2016 en el centro comercial Unicentro, ubicado en las cercanías de la colonia Alta Vista en Ilopango. Punto de encuentro de la pareja debido a que la mujer trabajaba en una zona cercana.

El plan de la mujer y los pandilleros estuvo a punto de no concretarse debido a que el hijo de Tony se enfermó y ella tuvo que regresar a la casa para atenderlo. Esto provocó el enojo del delincuente, quien le dijo: “no me importa que el niño esté enfermo, vas y me traes al policía”.

La mujer contactó a su pareja y le pidió que siempre se vieran, algo a lo que accedió el agente, quien encontró a su pareja en un punto de la Troncal del Norte para desviarse a un motel en el que Afrodita quería despedirse de él.

Entre besos y lágrimas, la mujer consumó por última vez el amor que se había forjado con el agente Alas, quien no sospechaba del plan que tenían en su contra. A tal punto que ni siquiera se preocupó por llevar consigo un arma de fuego.

Pasadas las 7:00 de la noche la mujer recibió la llamada de un delincuente identificado como “Lobo”, quien le ordenó que llevara al agente a una cancha de la lotificación Las Margaritas en el municipio de Apopa.

La llamada de los delincuentes fue realizada desde la casa de Afrodita, lugar al que a eso de las 9:00 de la noche llegó Tony a recoger a sus compinches para preparar la emboscada que tenían preparada para el agente.

La emboscada

Con la excusa que era muy noche y que ya no pasaban buses, la mujer logró que el agente aceptara llevarla hasta su casa, la cual se encontraba en la zona donde los delincuentes le pidieron llegara con Alas Sáenz.

Al llegar a la colonia donde vivía, Afrodita recordó el amor que le tenía al agente y la hizo arrepentirse. Aunque no le advirtió sobre la coartada, la mujer le pidió a su novio que se retirara pronto del lugar.

“No me hizo caso y aunque yo me bajé de la motocicleta en la que me llevó él me seguía como jugando conmigo”, recordó la mujer en su testimonio, quien manifestó que con risas trataba de fingir la tristeza que le embargaba en ese momento.

Cuando estaba en el pasaje que daba a la cancha, un carro polarizado se interpuso en el camino del agente, quien recibió tres disparos ejecutados por “Lobo,” que le provocaron la muerte casi al instante.

En esos 10 segundos –en los que se ejecutaron los tres disparos- Afrodita pasó del llanto a la desesperación, ya que comenzó a correr sin sentir que avanzaba. Aun así alcanzó a observar aquella imagen que jamás va a olvidar: el tiro de gracia que le dio su ex a su pareja. 

“Vi como Tony revisó y le dio otros dos disparos al policía”, señaló la mujer, quien corrió hasta a su casa en donde se encerró en uno de los cuartos en el que permaneció hasta horas de la madrugada cuando fue capturada por compañeros de su pareja.

La mujer fue señalada por ser cómplice en este caso, pero recibió beneficios por colaborar con las autoridades para esclarecer el caso que hasta la fecha sigue impune, dado que la información proporcionada no ha permitido la captura de Tony, por esa razón las autoridades aún no lo tienen en la lista de los 100 más buscados del país. 

Pese al relato contundente y detallado de Afrodita, el Tribunal Tercero de Sentencia absolvió de los señalamientos realizados por la Fiscalía a Óscar Balmore Gaytán Villalobos, un expandillero, que acusa a Tony de obligar a la mujer a declarar en su contra luego de que este desertara de la organización criminal.

Lea mañana el testimonio del expandillero a quien se le acusó por la muerte del policía y que se ha librado tres veces de ser asesinado por sus excompinches luego de haberles robado droga.

Tony

 

Comentarios