• Diario Digital | Sábado, 20 de Octubre de 2018
  • Actualizado 20:19

Judiciales - EN JUICIO

Esta es la confesión de Tony Saca, palabra por palabra

Saca en el banquillo de los acusados, el primer presidente de El Salvador, en confesar haber cometido actos de corrupción durante su mandato. El expresidente se disculpó por haber hecho una confesión larga que duró más de dos horas. 

Esta es la confesión de Tony Saca, palabra por palabra

Esta mañana el expresidente Elías Antonio Saca confesó cómo desvió $300 millones de Casa Presidencial hacia cuentas personales y hacia empresas de las que es socio. Esta es la confesión literal de lo que dijo el exmandatario frente al juez: 

SACA: Gracias, honorable Tribunal, voy a precisamente a relatar, después de haber trabajado en esta declaración, señoría, que aproximadamente en el año 2003 fui postulado candidato a la presidencia de la República por el partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), en las elecciones convocadas por el Tribunal Supremo Electoral, para el periodo presidencial comprendido del mes de junio del año 2004 a mayo del año 2009.

Habiéndose realizado las elecciones el día 21 de marzo del año 2004, en la cual compitieron candidatos del partido ARENA, del partido de Conciliación Nacional y de otros partidos. Es el caso que en dicha elección, resulté ganador siendo electo presidente y recibiendo el nombramiento oficial por medio del Tribunal Supremo Electoral.

Una vez sabía que me había convertido en el nuevo presidente de la República, comencé a considerar quiénes serían las personas que precisamente fungirían en el gabinete de gobierno, es decir, ministros, viceministros, secretarios, así como otros funcionarios de confianza del presidente y en general.

Fue así que considere que el señor Elmer Roberto Charlaix Urquilla fuera el secretario privado de la Presidencia de la República; así también Julio Humberto Rank, fuera el secretario de Comunicaciones.

Asimismo, como parte del programa de gobierno, señoría, que se había preparado por parte de este candidato del partido ARENA decidimos crear una nueva secretaría, la cual fue la Secretaría de la Juventud, para lo cual designé al señor César Daniel Funes Durán, como titular de dicha secretaría.

Para esto último, también nombré al señor César Daniel Funes Durán como encargado o delegado para la utilización de fondos de Gastos Reservados de la Presidencia, ya que dicha secretaría requería un margen de independencia, ya que sus actividades eran múltiples, sobre todo las preventivas.

Que al ser electo presidente constitucional de la República y antes de asumir el mandato presidencial, me reuní con el presidente de la República de ese entonces, que había sido ya cuando yo estaba elegido oficialmente, y me encontraba o me reuní con el presidente que se encontraba en funciones, el licenciado Francisco Guillermo Flores Pérez, que en paz descanse.

Reunión que se verificó en Casa Presidencial, con quien se acordó conformar una comisión de transición para la próxima presidencia, la cual estaba conformada de la siguiente forma: por parte de la presidencia del fallecido presidente Flores, estaba además del presidente, el ministro de Hacienda, el secretario Técnico, Juan José Daboub; el secretario Privado de la Presidencia, Aldo Parducci; y por parte del presidente electo, su servidor, el señor Elmer Roberto Charlaix Urquilla, el licenciado Mario René Figueroa, la licenciada Silvia Aguilar y el señor Eduardo Zablah, que posteriormente se convirtió en secretario Técnico de la Presidencia.

La Comisión de Transición, señoría, tenía una finalidad informativa y además tenía como finalidad asegurar la continuidad de programas y políticas. Se subdividió en varias comisiones: la subcomisión de asuntos legales, la subcomisión de seguridad pública y la subcomisión de finanzas, las cuales realizaron varias reuniones de carácter técnico en las que se discutieron diversos temas como la seguridad pública, las finanzas del Estado, la manera en la que estaba organizado el gobierno saliente, la forma en la que estaba organizada administrativamente la Presidencia de la república y el gabinete de gobierno.

Y también conversé en aquella ocasión con el fallecido presidente Flores acerca de los gastos ordinarios y la partida de gastos reservados de Casa Presidencial.

Esa Comisión de Transición tenía por objeto informar el estado en que recibiría o se encontraba el país, las finanzas del Estado, los gastos corrientes y extraordinarios que debían afrontarse, los retos que tenía el próximo gobierno y que el cambio de gobierno se hiciera de forma ordenada.

Informándose también sobre los compromisos de carácter internacional que tendrían que honrarse y  de cómo se afrontaban los gastos imprevistos, como había ocurrido durante el gobierno del presidente Flores.  

También sostuve reuniones privadas con el presidente Francisco Guillermo Flores Pérez en Capres, en la que se discutieron estos temas y en las que también el presidente Flores Pérez nos informó que también era necesario financiar el Organismo de Inteligencia del Estado que servía para mantener contacto con organismos de inteligencia de otros Estados y para recabar información de inteligencia y que también era necesario contar con fondos para cumplir con compromisos de carácter político que eran propios de la presidencia; donaciones que se hacían a instituciones sin fines de lucro y también sobre la existencia de un acuerdo de carácter secreto, reservado, que él había utilizado para organizar y administrar la cuenta de Gastos Reservados de la Presidencia de la República.

Entregándome personalmente una copia de ese acuerdo para que pudiera, este servidor, elaborar el propio. El presidente en funciones me explicó que ese acuerdo tenía fundamento en las atribuciones que le otorga la Ley de Defensa Nacional y la Ley del Organismo de Inteligencia del Estado, que habían sido emanadas y aprobadas por la Asamblea Legislativa de la República, durante el gobierno del periodo 1999 al año 2004.

Que luego de asumir la Presidencia, en el acto protocolario respectivo, comencé a ejercer dichas funciones, por lo que el mismo día, 1 de julio del año 2004 emití el Reglamento Interno de Funcionamiento para el Manejo, Control y Fiscalización de los Fondos Públicos, Gastos Reservados y Secretos de la Presidencia de la República Destinados a  Actividades de Inteligencia, Clasificación, Manejo y Protección de Información y Deberes de Guardar Secretos de los Colaboradores Designados para el Manejo de los Gastos Reservados y Secretos que se elaboró para organizar quién estaría a cargo del manejo de dichos gastos, es decir, para delegar esa función, como me lo había explicado el expresidente Flores.

Dicho documento se elaboró a partir de la copia del reglamento que me entregó la administración anterior para elaborarlo. Se le entregó a Elmer Charlaix, a quien le confié este reglamento, el cual se copió de forma idéntica a la vez anterior, explicándole que se había dado en el gobierno anterior y para qué serviría. Por lo que una vez se tuvo un proyecto, se le hicieron correcciones de nombres y fechas y cuando estuvo listo lo firmé, ya que este servidor tenía la potestad de emitir este tipo de acuerdos.

En este reglamento, delegué al señor Elmer Roberto Charlaix en el manejo de fondos de gastos reservados, lo que significó o significaba que él elaboraría la solicitud de fondos al Ministerio de Hacienda y una vez obtenidos el delegado procedería a la erogación de dichos fondos en nombre del declarante, su servidor, en su calidad de presidente de la república.

Quedando autorizado Elmer Roberto Charlaix, para poder abrir cuentas bancarias a su nombre para que se depositaran fondos de la Presidencia de la República en dichas cuentas.

Que desde que se le explicó la posibilidad de emitir el reglamento al que he hecho referencia, consideré que dicha normativa le permitía asegurar la aparente legalidad en el manejo de los fondos públicos denominados gastos reservados y aprovechar su uso para finalidades distintas a las que establecía el presupuesto de Casa Presidencial y apropiárselos, en beneficio personal de otras personas, y de esa manera, señoría, evadir las exigencias que se establecían en la Ley Orgánica de la Administración Financiera del Estado.

Su reglamento y normativas emitidas por el Ministerio de Hacienda, en cuanto al correcto manejo de los fondos públicos, pues en el mismo se establecía la posibilidad de aperturar cuentas bancarias a nombre de personas particulares que decidiera este servidor para luego trasladar dichas cuentas de fondos públicos y tenerlos a disposición.

El mismo día que se emitió el reglamento, el señor Elmer Roberto Charlaix tuvo una primera reunión con el señor Francisco Rodríguez Arteaga, de la que después me informaron y en esa reunión el señor Francisco Rodríguez Arteaga le explicó, por primera vez ya en funciones como secretario Privado, cómo funcionaba técnicamente el manejo de la cuenta de gastos reservados, ya que antes solo se lo había explicado a Elmer Roberto Charlaix.

Se le habían dado generalidades sobre la finalidad de dicha cuenta como los gastos que se originaban de la Toma de Posesión, los gastos ordinarios y extraordinarios, del Organismo de Inteligencia del Estado, los costos del Estado Mayor Presidencial y del Batallón Presidencial, los gastos de los despachos o viajes de la Presidencia, viajes de presidente al exterior y sus comitivas, los gastos de las comisiones presidenciales, los gastos que se generaban por los asuntos limítrofes, los gastos que se generaban por el pago de asesores y otros como los pagos de proveedores de servicios y mantenimiento de la residencia presidencial; pagos al Organismo de Inteligencia del Estado (OIE), pagos compensatorios que se le entregaban mensualmente a los miembros del gabinete de gobierno y al gabinete ampliado y temas reservados de secretos propios de la Presidencia de la República relacionados a la seguridad del Estado.

Explicando cómo es que se manejaba la cuenta subsidiaria institucional del tesoro de la Presidencia de la República durante el gobierno del anterior presidente y los anteriores gobiernos, así se ha manejado siempre.

Y las dificultades que a veces se tenían para mantener el flujo de dinero, ya que esa cuenta se alimentaba por el Ministerio de Hacienda y había que justificar cada erogación mediante el envío de solicitudes formales, así como también, entre otros temas, le rindió en aquel momento un informe detallado de todas las deudas que habían quedado del gobierno anterior, estaban pendientes de pago en ese momento y las deudas que se habían generado de la toma de posesión, entre otros pagos inmediatos.

Y de estas, las cuales debían ser canceladas por el gobierno de turno, llevándole en esa oportunidad, a este servidor, para el gozo del presidente de la República cheques a nombre de la cuenta de gastos reservados por cantidades, señoría, que no recuerdo, ya que le explicó en aquel momento el secretario Privado que era necesario contar con los fondos para hacer frente a los pagos pendientes de la Presidencia de la República, o sea no solamente las deudas que habían quedado así como pagar gastos de la Toma de Posesión que se hicieron contratando directamente  a proveedores y los fondos que mensualmente se proveían al OIE, al Estado Mayor Presidencial.

También, se comenzó a realizar las primeras erogaciones de las cuentas de bienes y servicios de la Presidencia que servían para pagar salarios de algunos de los proveedores de Casa Presidencial.

En esa reunión, el señor Francisco Rodríguez Arteaga, le informó al señor Elmer Roberto Charlaix respecto a las normas que rigen el manejo de los gastos reservados y en la forma en que se habían venido administrando en los gobiernos anteriores, así como también le mencionó que sería necesario autorizar la emisión de una tarjeta de crédito de la Presidencia que se utilizaba para hacer reservaciones de hoteles, los viajes de la Presidencia y de las comitivas presidenciales.

Explicándole también, como era la forma que se retiraba el efectivo de la cuenta subsidiaria. Él, por su parte, le indicó que los gastos reservados serían administrados, o sea el señor secretario Privado informó al señor  Francisco Rodríguez Arteaga que los gastos serían administrados por el señor Elmer Roberto Charlaix, en su representación como lo había realizado el anterior secretario privado de la Presidencia.

Por su parte, yo nunca tuve contacto con el jefe de la Unidad Financiera. Yo quisiera aclarar que al señor Rodríguez Arteaga y a los otros dos empleados de Casa Presidencial, Juan Pablo Gómez y el señor Jorge Herrera Castellanos, yo los conocí en la DAN. No los había conocido en Casa Presidencial, no es usual que uno se reúna con los gerentes que manejan cosas de este tema.

Por lo tanto, yo no tenía contacto con el jefe de la Unidad Financiera o los empleados de esta, todo se canalizaba por medio del secretario Privado, el señor Charlaix.

Que una vez que el reglamento estuvo listo firmó en dos ejemplares y se entregaron ambos documentos al señor Elmer Roberto Charlaix, que entiendo los archivó, ya que eran documentos de carácter reservado y de inmediato se hizo el nombramiento de dicha persona como administrador de los gastos reservados.

Mediante un acuerdo de gastos reservados, también se firmó ambos ejemplares de los cuales ninguno se publicó. También procedí a emitir el acuerdo de nombramiento de los ministros y de los demás miembros del gabinete que eran documentos no reservados y por lo tanto sí se publicaron.

Asimismo, continuo en esta declaración manifestando que en dicho reglamento se establecía que los fondos iban a ser auditados por la Corte de Cuentas de la República, como lo ordena la Constitución, y la Ley de la Corte de Cuentas de la República.

Sin embargo, a través de esta declaración dejo absolutamente claro, que en la comisión de transición que esto se hacía prácticamente de forma superficial por parte de la Corte de Cuentas, ya que únicamente se revisaba que existieran soportes de los gastos, pero no la justificación de la administración, ya que se trata de gastos de carácter discrecional para el presidente de la República.

Ya en la Presidencia, me di cuenta por medio de Elmer Roberto Charlaix que el examen prácticamente no se hacía. La persona encargada llegaba a ver que hubiera soportes, pero no hacia un examen retroactivo.

Antes de asumir la Presidencia, también me enteré de salarios y (inaudible) que se cancelarían a cada uno de los miembros del gabinete de gobierno, y cuando asumí le ordené al señor Elmer Roberto Charlaix que mensualmente, como se ha hecho en todos los gobiernos, se les cancelara los pagos compensatorios por medio de la Secretaría Privada de la Presidencia, es decir, que a parte del salario mensual, en el presupuesto de la nación que ya estaba aprobado al igual que los gastos reservados ,sujeto a los descuentos de ley y a los impuestos respectivos, se le pagaba a los funcionarios de acuerdo a la planilla del ministerio o institución gubernamental que representaba o el contrato por prestación de servicios.

Se le entregaría a cada uno de estos funcionarios una cantidad de dinero que algunos se les entregaba aproximadamente 5,000 dólares, otros 10,000 dólares, entre otros montos, los cuales se les entregaba en efectivo, por lo que se tomaron las providencias respectivas que consistía en pedir los dineros de forma mensual de la cuenta de gastos reservados y coordinar para que los funcionarios a los que se les pagaba llegaran a retirar esas cantidades en efectivo a la Secretaría Privada de la Presidencia ubicada en Casa presidencial.

No recuerdo a cuánto subía el monto mensual que se les entregaba a dichos funcionarios en particular, pero era un aproximado de 5,000 a 10,000 dólares dependiendo del cargo.

Para todo ello y en aplicación del reglamento que había emitido el señor Elmer Roberto Charlaix, en su calidad de colaborador para el manejo de fondos de carácter reservado, nombrado por este servidor, apertura cuentas bancarias a su nombre en el Banco Cuscatlán. Primero, una en el mes de junio del año 2004 y luego otra en el mes de agosto o septiembre de ese mismo año.

Las cuales las montaba con la autorización de la Dirección General de Tesorería del Ministerio de Hacienda, y a dicha cuenta se trasladaban fondos cuyo origen eran las cuentas institucionales de la Presidencia de la República, es decir, fondos públicos, lo cual se hizo así para poder disponer de ellos de forma discrecional, es decir, que era este servidor, quien en razón del cargo que ocupaba decidía qué hacer con dichos fondos.

Posteriormente, debido a que se hizo una observación a Elmer Roberto Charlaix el declarante, su servidor, autorizó que se cerraran las cuentas que se abrieron a nombre de esta persona y que se abrieran otras cuentas bancarias a nombre de Francisco Rodríguez Arteaga y Pablo Gómez, a quienes se les ordenó que lo hicieran y estuvieron de acuerdo en abrir las cuentas, pero que de igual forma que las anteriores se abrieron a nombre de Elmer Roberto Charlaix. Esas cuentas no contaron con la autorización de la Dirección General de Tesorería del Ministerio de Hacienda, por lo que dichas cuentas que se abrieron en las cuentas del Banco Cuscatlán e Hipotecario también se utilizarían para los usos discrecionales que este servidor decía.

En todo este contexto, este servidor se da cuenta que la residencia manejaba una gran cantidad de dinero en efectivo, que aunque tenía finalidades ya definidas también podían utilizarse, me detengo un momento solo para aclarar.

Se pagaban los compromisos mensuales de la presidencia, pero aun así también podían utilizarse para una finalidad que personalmente había previsto como parte de una política de gobierno y que también representaría un beneficio para personas naturales y jurídicas de diferente índole y la presidencia de la república, ya que ayudaría a mantener la gobernabilidad del país y la imagen de la presidencia.

En este punto, la Presidencia de la República había contratado mediante una licitación pública a una empresa de publicidad de nombre Molina Bianchi, a la que se le pagaba de la cuenta de bienes y servicios para la elaboración de material de publicidad y su difusión en distintos medios como radio y televisión, medios escritos, pero sucedía que la frecuencia con la que se hacía la publicidad al inicio no era suficiente y no se estaba haciendo de la forma que se necesitaba que llegaran los mensajes a favor de la Presidencia y de las políticas del gobierno, o sea no estaban llegando a todo el público que este servidor necesitaba porque queríamos que la población conociera de las obras que diariamente inauguraba el presidente.

Debido a eso, me tomé la atribución de ampliar la campaña publicitaria gubernamental mediante un plan que este servidor sugirió.

Lo que hice fue reunirme con cada uno de los representantes de las agencias de publicidad ANLE S.A de C.V.; Lemus y Asociados S.A. de C.V; América Publicidad S.A de C.V y Funes y Asociados S.A de C.V, a parte y en forma privada para que pedirles que aumentaran la pauta de la frecuencia publicitaria de la presidencia de la república que consistían en mensajes del presidente y cuñas publicitarias que tenían por finalidad mejorar y mantener una buena imagen personal del presidente durante todo el periodo presidencial.

Ofreciéndoles contratarlos sin ningún tipo de licitación o concurso público y a hacerlo de manera expedita, lo que les expliqué a las personas con las que me reuní que esa era una potestad del presidente, pero que la forma en que se los pidió que tenían que hacerlo era por medio de las emisoras de mayor rating del país, siendo de las cuales, yo sabía que habían empresas radiales de mi familia, empresas que forman parte de la sociedad del Grupo Samix, siendo esta una condición para contratarlos, estableciéndose por su parte  que un porcentaje de lo que se le pagaría por la publicidad tenía que quedar en estas empresas radiales, para lo cual le pedí a esas personas que coordinaran la publicidad con una persona que laboraba en la empresa de Grupo Samix. Todos estuvieron de acuerdo y nadie contradijo abiertamente, porque todos querían quedar bien con el presidente.

Por su puesto que las órdenes las daba directamente para que las hicieran de la manera que yo consideraba necesario, pero aclaro que esto se trataba de un servicio, señoría, que sí se prestaba, en el caso de las cuñas y estas agencias contratadas, el servicio sí se prestaba, ya que la publicidad se pautaba en varias emisoras inclusive las emisoras del Grupo Samix y de otro grupo de sociedad que con sociedad de emisoras radiales y que fue escogido de forma unilateral por parte de las empresas de publicidad, quienes adujeron que de esa forma se daba la cobertura que se exigía, pues no todas las emisoras del Grupo Samix tenían el mismo rating, a lo que no me opuse porque tenía la finalidad de lograr que la publicidad de la gestión presidencial tuviera éxito.

Sin embargo, no tengo presente la cantidad que se les entregaba a las empresas de publicidad, recuerdo que inicialmente se pactó con ellas que se les entregarían $100,000 dólares mensuales por agencia, para pagar el costo de la publicidad quedándose las agencias con un 20% en concepto de comisión, por lo que según el acuerdo el resto (inaudible) era trasladado a cuentas de promotoras de comunicaciones como pago del servicio que se prestaba pautando mensajes para favorecer la imagen del presidente y además era un precio sumamente alto en comparación al precio normal de la pauta publicitaria y sin que hubiera un contrato de licitación a favor de las empresas de publicidad.

No obstante, este acuerdo, señala que la sociedad ANLE S.A de C.V. no prestaba el servicio de la pauta publicitaria, aunque sí se les pagaba los servicios que se habían pactado, es decir, eran pagos de trabajos inexistentes que ingresaban a sus empresas.

En ese momento, el representante legal de las empresas que conformaba el Grupo Samix, era el señor Oscar Edgardo Mixco Sol, a quien este servidor y mi esposa, Ana Ligia Mixco Sol de Saca, nombramos en dicho cargo como representante legal para que quedara en manos de una persona  de la familia de mi esposa para tranquilidad de  otros accionistas, pero en ningún momento este servidor le informó al nuevo presidente de las sociedades. En ningún momento le di ningún informe acerca de todas las actividades y de todas las pautas . No le informé al señor Oscar Edgardo Mixco Sol sobre el acuerdo al que llegué con las empresas ANLE, Lemus, América Publicidad y Funes y Asociados.

Desconozco si por otro medio se dio cuenta, sino que únicamente le ordené más adelante cuando se habían recibido los primero pagos por la publicidad pautada que se iba a hacer con el dinero que se entregaba como (inaudible), ordenándole que hiciera depósitos a plazo fijo y que le aumentara el salario de este servidor, el cual cobre durante todos los cinco años que estuve en la presidencia de la República.

Me estoy refiriendo como director de las sociedades que conformaban el Grupo Radial Samix. Aclaro que las únicas personas que conocían los términos del acuerdo con el que había llegado con las agencias de publicidad y los representantes de las agencias son el señor Elmer Roberto Charlaix, a quien se lo comuniqué ordenando efectuar los pagos respectivos y por supuesto también a los representantes de las agencias.

Para revisar lo anterior, me apoyaba de una empleada del grupo Samix que ahora ya no labora para dicha empresa, la señora María Teresa López de Flores a quien le había asignado las empresas de publicidad para que coordinara con ella sobre todo los aspectos de la pauta radial y el servicio que las empresas radiales tenían que brindar y que había girado instrucciones para realizarlas con las empresas de publicidad para pagarle a esta el porcentaje que les correspondía por intermediación de dicha publicidad y para pagar el porcentaje correspondiente a las empresas radiales de mi familia.

Señalo que tal como se ha referido, en junio del mismo año 2004, designé a Elmer Ernesto Charlaix como colaborador para la administración de fondos públicos y gastos reservados y secretos de la Presidencia de la República destinados a las “actividades de inteligencia, clasificación manejo y protección de la información de deber de guardar secreto de los colaboradores designados del manejo de los gastos reservados y secretos”.

Mediante el acuerdo de nombramiento al que me he referido le ordenaba al señor Elmer Ernesto Charlaix que se abrieran cuentas bancarias del Banco Cuscatlán y utilizar a través de ellas los fondos de gastos reservados que el declarante (Tony Saca) decidió.

Este servidor, hacer uso de los servicios del Banco Cuscatlán para abrir estas cuentas habiendo solicitado que se diera trato preferencial a la Presidencia de la República de manera que se retiraba dinero del banco sin identificar a la persona que iba a cobrar.

Además, le pedí que por el grado de secretividad de la administración de los gastos reservados no se informara a las instituciones correspondientes de los movimientos de dineros y retiros que se hacían en efectivo entre otras facilidades que se tenían.

Además, como parte de las políticas de gobierno establecidas en los programas de la Presidencia y para coordinar las políticas de las rutas de acción de diferentes instituciones y autoridades del gobierno, determinamos la creación y el funcionamiento de comisiones presidenciales y otras que ya funcionaban con anterioridad siendo las siguientes: la Mesa para el Asunto del Café, la Comisión Presidencial para el Desarrollo del Conocimiento, la Comisión Nacional para el Desarrollo Local, Comisión para el Seguimiento para la Propuesta Integral para la Salud, Comisión para el Desarrollo del Golfo de Fonseca, Comisión Nacional de Emergencia para Atender los Altos Precios del Petróleo, Comisión para la Seguridad Ciudadana y la Paz Social.

Así como también se determinó el nombramiento de los designados presidenciales que se encargarían de gestionar temas específicos como el comisionado para la Defensa del Consumidor, que después de transformó en la Defensoría del Consumidor, la comisionada presidencial para la Agricultura, el comisionado para asuntos jurídicos relativos a los problemas limítrofes con Honduras y Nicaragua, el comisionado nacional para la integración centroamericana, coordinadora nacional del área social que llevó adelante varios programas sociales, los cuales fueron nombrados en su oportunidad y cuyas actividades se acordaron serían financiados de la cuenta de Gastos Reservados de la Presidencia de la República.

También es importante acordar, como parte de una tradición de las anteriores presidencias de la República…

FISCAL: Señoría, de lo que está declarando el señor Saca González, de ninguna manera es una confesión de carácter judicial. Si va a seguir en esa línea la representación fiscal es de la idea que lo que está haciendo él es una justificación de un uso que de acuerdo a la representación fiscal que a líneas gruesas

JUEZ: VAMOS A ESCUCHAR LA CONFESIÓN Y LUEGO VA A PREGUNTAR

SACA:

Como parte de una tradición de las anteriores presidencias de la república nombré a la primera dama, mi esposa, como secretaría de la Familia ad honorem lo que significaba que no se le pagaría un salario y según se me había explicado, por los miembros de la comisión de transición, en ese entonces el señor Francisco Flores, como lo había hecho anteriormente. Ordené al señor Elmer Roberto Charlaix, que se le pagara una cantidad mensual de $10,000 de los Estados Unidos de América, los cuales eran entregados en efectivo por parte del señor Charlaix.

De igual forma, por orden mía, se le canceló a la primera dama, en algunas oportunidades en concepto de viáticos en los gastos que había incurrido para el uso de las tarjetas de crédito que los viajes oficiales se les debían.

Ello a causa que no se le había proveído el concepto de viáticos que se le entregaba a las personas que participaban en las comitivas fueras del país, pero que también avalé que se pagaran dichas tarjetas de crédito por otros gastos de carácter personal con fondos de gastos reservados.

También, es importante corroborar, que como parte de estas mismas políticas de la Presidencia, se mantuvo el funcionamiento de la Secretaría de Comunicaciones que tenía como objeto coordinar todos los esfuerzos y propaganda de la Presidencia, mejorar la imagen de la Presidencia y la figura del presidente de la República y coordinar con los medios de comunicación para que todas las acciones y actividades del presidente fueron cubiertas por los medios de comunicación y publicitadas para toda la población.

Dicha secretaría también estaba encargada de contratar los empleados técnicos necesarios para cubrir eventos y preparar discursos del presidente de la República y los mensajes para la nación que se difundían por radio y televisión.

Dicha oficina tenía un presupuesto ordinario asignado por lo que decidí hacer eso de fondos de gastos reservados para financiar otras actividades fuera de las presupuestadas dándole instrucciones para ello tanto para el secretario de Comunicaciones como al señor Elmer Roberto Charlaix, para que le proveyera de las cantidades de dinero que necesitaba para ello y otras actividades con personas naturales y jurídicas todos ellos con fondos procedentes de las cuentas utilizadas para la administración de gastos reservados sin licitación y de manera ilegal.

Manifiesto que también creamos la Secretaría de la Juventud, como parte de las políticas de gobierno, que tenía como objetivo mejorar las condiciones y las oportunidades de los jóvenes en educación y cultura en empleo y otros, que eran un segmento de la población importante dentro de las políticas de gobierno, pero que también tenía un componente importante de incidencia en el combate a las pandillas y de incidencia en comunidades que dice secretaría al inicio de sus funciones no tenía un presupuesto asignado por lo que decidí asignar al señor César Daniel Funes como secretario de la Juventud.

Dicha secretaría no contaba con ningún elemento ni empleado para operar por lo que fue necesario que se le autorizara fondos para la compra de vehículos, equipo, combustible y contratar personal. Es decir, adquirir todos los insumos que eran necesarios para las actividades y otras para, que bajo su criterio, se autorizaran.

Asimismo, y quisiera detenerme un poco en la secretaría, se autorizaron de los gastos reservados sin licitación y asimismo se necesitaban utilizarlos para pagar los gastos normales y los gastos que se realizarían para la publicidad presidencial a través de señor Elmer Roberto Charlaix.

Él le pidió al señor Ernesto Rodríguez Arteaga, el jefe de la UFI, y a Jorge Herrera Castellanos, tesorero de la UFI, para que emitieran cheques a su favor de la misma forma que Francisco Arteaga había llevado los primeros cheques cuando tomó posesión de su cargo. Es decir de la Cuenta Institucional Subsidiaria del Tesoro Público de la Presidencia abierta en el Banco Agrícola en el año 2001.

Se emitieron cheques que fueron girados a favor del declarante que totalizaban una cantidad de cheques desde el 4 de julio del 2004 hasta el 18 de julio de 2004 sumando una cantidad aproximada de $1,920, 691.

El caso que dicho cheque, siguiendo con el acuerdo ilegal que había firmado, al que hemos hecho referencia, procedía a endosarlos a favor de Charlaix y producto de ello el monto de cheques se depositaron en la cuenta que se abrió en el Banco Cuscatlán, cuyo titular era el señor Charlaix.

Posteriormente, en el mes de julio de 2004, se abrió la cuenta subsidiaria del tesoro público de la Presidencia en el Banco Cuscatlán, pero el número no recuerdo.

Luego se cambió la modalidad de las cantidades que eran solicitadas al Ministerio de Hacienda para Capres, siendo dicha cuenta a partir del 12 de octubre hasta el 19 de noviembre del 2004 se emitieron cheques a favor de Herrera y Arteaga, ascendiendo a la cantidad de $13,700, 099, cheques que fueron emitidos a favor de este servidor pero posteriormente los endosé a favor de Charlaix por lo que los fondos fueron depositados a la cuenta 00813010000472-7, abierta en el Banco Cuscatlán, cuyo titular era el señor Charlaix.

Todos los cheques relacionados tuvieron como destino dos cuentas del Banco Cuscatlán, cuyo titular era Charlaix. Posteriormente, se procedió a emitir una serie de cheques a favor de Alianza Republicana Naci onalista (ARENA) por la cantidad de $400,000.

Así como también fueron abonados a cuentas y cobradas en efectivo por cantidades que no recuerdo, pero que fueron por varios millones de dólares que fueron ocupados para el beneficio personal como explicaré más adelante para entregar fondos a las empresas ANLE S.A. de C.V., América Publicidad, Funes y Asociados, Marketing and Service de Centroamérica, entre otras sociedades.

Poco después de iniciar con esta modalidad, aproximadamente en agosto o septiembre de 2004 se cambió el procedimiento de la apertura de cuentas bancarias a nombre de Charlaix, por lo que este servidor dio la orden a Charlaix para que en el manejo de gastos reservados la realizara de otra forma. Iniciándose el manejo de estos fondos mediante la apertura de cuentas a favor de  Arteaga y de Herrera para que por medio de ellas se canalizara los fondos de los gastos reservados administrados por la presidencia de la república y específicamente por el delegado de la presidencia, Elmer Charlaix, en su calidad de secretario privado. A partir de lo cual los cheques se giraron a favor de Gastos Operativos de la Presidencia.

Asimismo, de la cuenta institucional subsidiaria del Tesoro Público abierta en el Banco Cuscatlán en el mes de julio del 2004. Se emitió el cheque por la cantidad de $400,000 el cual fue girado a nombre de Gastos Operativos depositados en la cuenta del Banco Cuscatlán abiertos por Charlaix.

De la cuenta institucional subsidiara del tesoro público abierta en el mes de julio del 2004, Herrera Castellanos y Rodríguez Arteaga emitieron cheques a nombre de este servidor los cuales fueron depositados en la cuenta, los cuales hacienden a una cantidad de $375,000.

Pero también estos gastos se utilizaron para otras finalidades que este servidor dispuso de forma que las cuentas bancarias se utilizaron para trasladar fondos a las personas que disponía este servidor. Es así que una vez Charlaix tenía en su poder sus fondos se pagaban los boletos de aéreos de todas las personas que participaron en las comitivas presidenciales para participar en los  denominados viajes presidenciales, los cuales eran invitados y a los miembros del Estado Mayor Presidencial que participaban en las avanzadas de seguridad para dichos eventos.

Así como también se les pagaron los boletos de avión a los miembros del gabinete de gobierno, empleados y asesores, y en ocasiones a invitados que personalmente designaba para acompañarme en estos viajes al exterior. Como por ejemplo, invité en diferentes ocasiones, invite al señor Jorge Hernández, quien era un amigo personal y comunicador, para que cubriera de forma especial la asistencia del presidente, según las indicaciones que se le hacían en los países amigos.

Invité en dos ocasiones a un empleado de confianza que se desempañaba como motorista personal del Grupo Samix, Fito Alexis Herrera Valle, quien me acompañó en los viajes a Nueva York y al Cairo, Egipto. Sin recordar las fechas exactas. Que también en algunas ocasiones cuando el presupuesto asignado de la Presidencia de la República no era suficiente para atender invitaciones a los eventos en el exterior, también se cancelaron boletos aéreos y viáticos para la Presidencia con fondos de gastos reservados por orden de este servidor y se hizo de manera ilegal y que dicha funcionaria también recibía un pago compensatorio por parte de Charlaix, por decisión del presidente.

Agrego que desde el inicio de la gestión como presidente de la República, ordené a Charlaix, y él a Herrera y Arteaga que dispusieran de la cuenta de Gastos Reservados para realizar los pagos complementarios salariales a los miembros del gabinete y a unos miembros del denominado el gabinete ampliado de gobierno.

Las cantidades eran removidas en efectivos por el visto bueno, por supuesto de la presidencia de la cual era de la subsidiaria del Tesoro Público, es decir, los gastos privados. Las cantidades eran entregadas a las personas designadas por este servidor y que dichas entregas eran de diferentes cantidades para cada uno de los ministros, viceministros y presidentes de autónomas entre $5,000 y $10,000 y otras cantidades que no recuerdo con detalle.

Que los fondos eran proveídos mediante solicitud que se hacía en forma mensual al Ministerio de Hacienda a favor de Gastos Operativos de la Presidencia, al igual que se hacía para otros gastos y la adquisición de servicios de proveedores que se contrataban sin realizar los procedimientos que establece la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública.

Asimismo señalo que me aproveché de la organización que se había fijado y de los escasos dispositivos para realizar otras transferencias de las dos cuentas que habían sido abiertas a nombre de Charlaix, que fueron realizadas a favor de otras personas sin un contrato de servicio a favor de la Presidencia de la República. Como es el caso que sustrajeron fondos en efectivo de las cuentas de Charlaix que luego eran entregados en efectivo a diferentes personas, dinero que sustraje entre ellas este servidor.

Se le ordenó por parte del presidente a Charlaix que se le entregaran de forma similar a las personas las cantidades que se les entregaron a diferentes personas, es decir, como un sobresueldo o como pago compensatorio. También les ordené los pagos en efectivos a las tarjetas de crédito. También, se le autorizó al secretario privado que solicitara la división de tarjetas de crédito para el uso de la Presidencia y también para uso personal que servían para los fines que ya he explicado y que tomará para sí mismo como pago de sobresueldo que procedía de los montos operativos que se retiraban.

Aclaro que para el 2005, este servidor ordenó que se cambiara la modalidad de los gastos reservados. Precisamente, para que no apareciera los nombres ni del presidente ni del secretario privado. Razón por la cual se decidió que fueran otras personas que abrieran las cuentas bancarias y fueron ellas las que recibieron los cheques que salieron de las cuentas institucionales para que realizaran las transacciones financieras para que luego recibieran los cheques en sus cuentas bancarias.

Fue así que consideré que quienes quisieran intervenir, los que anteriormente estaban facultados para ello. Es decir que se ordenó que hicieran estas tareas ilegales, Arteaga (exjefe de la UFI) y Pablo Gómez (exasistente de la UFI) por lo que ordené que apresuraran las cuentas donde se depositaron los fondos de las cuentas institucionales. Fue así que por orden de este servidor, a través de Charlaix, el señor Arteaga abrió la cantidad de 12 cuentas, seis en el Banco Hipotecario y otras seis en el Banco Cuscatlán, siendo que en el mes de junio del 2005 hasta el 18 de mayo del 2009, abrió un total de 14 cuentas.

Así también el señor Pablo Gómez, en su calidad de asistencia financiero abrió dos cuentas: una en el Banco Cuscatlán y otra en el Banco Hipotecario, durante el 2004 a 2007. Donde se iban a transferir los fondos que se transfieran mediante cheques de las cuentas institucionales.

Para ese momento, de forma conjunta con Charlaix, tenía pleno conocimiento de la apertura de esas cuentas, tanto de las dos que fueron aperturadas a su nombre como las de los empleados de la UFI, no cumplían con la Ley Orgánica de la Administración Financiera del Estado y otras normas emitidas por el Ministerio de Hacienda que establecía los requisitos para dichas aperturas de las instituciones públicas. No solicitamos la autorización.

Una vez que se abrieran en la forma en la que se habían planificado: Charlaix, Herrera Castellanos, Rodríguez Arteaga y Pablo Gómez, estas personas cumplieron a cabalidad con todas las instrucciones que se le daba por parte del presidente. Mientras que nosotros procedíamos a beneficiar a otras personas mediante las contrataciones.

Su servidor beneficiaba a otras personas mediante las contrataciones de publicidad y demás sustracciones. Además, este esquema permitió que se facilitara la apropiación de Gastos Reservados. Una vez los fondos se encontraban en dichas cuentas, quien decidía qué se iba a ser con esos fondos era este servidor, mientras que Charlaix cumplía con lo que pedía el presidente para lograr la finalidad propuesta. De forma paralela, el secretario Privado ejecutaba los gastos corrientes de Capres.

Para ese momento, propuse sustraer otras cantidades mayores de dinero, pero no sabía cómo evitar que fuera rastreado hacia este servidor o su origen. Por lo que le consulté a una persona que se desempeñaba como contador y auditor de confianza, el señor Irving Tóchez Maravilla -del Despacho Tóchez Hernández Limitada-, quien me dijo que había observado lo fácil que era distraer controles para la contratación de la publicidad de Capres por la forma en la que se procedía a los exámenes que realizaba la Corte de Cuentas de la República. Él me sugirió que aprovechando esa posibilidad de pocos controles, se formaron sociedades con otras personas de confianza y que mediante estas sociedades se fingiera las contrataciones de publicidad y que esta sociedad a su vez fingiera la contratación de servicios a favor de otras sociedades lo cual realicé.

El señor Irving Tóchez ya tenía ubicada la existencia (de las sociedades), pero no tenían actividad y que él tenía el control de las mismas siendo las sociedades de nombre R.M, R.E. y OSAD, todas sociedades anónimas de capital variable.

Me reuní con una persona de confianza a quien considere un amigo, una persona de confianza, Jorge Hernández, a quién le expliqué lo que me proponía a hacer y le pedí que utilizara sus sociedades que se denominaba: Marketing and Service de Centroamérica. La que el señor Hernández conformó con su esposa a quien nombraron como representante legal (de la empresa).

La sociedad nombró a Jorge Hernández, le expliqué tal cómo me lo había sugerido Irving Tóchez Maravilla en una forma para poder beneficiarse de los fondos públicos y apropiarse de ellos era mediante la intervención de sociedades y aparentar que prestaban servicios a la Presidencia y que de esa manera se podía sacar el dinero para luego pasarlo a cuentas de este servidor o en su defecto pasárselas a las empresas o sociedades, en este caso como es la propuesta señor Jorge Hernández.

Expresándole que la operación consistiría en entregarle cantidades de dinero, cuyo origen era la presidencia de la República y que este servidor sustraería mediante el mecanismo ya descrito para que después le devolvieran una parte mediante depósitos que se harían a diferentes sociedades, en este caso Promotora de Comunicaciones S.A. de C.V. y el Grupo Samix S.A. de C.V. o directamente a sus cuentas personales, en este caso las mías.

Mientras que el señor Jorge Hernández recibiría un porcentaje del 20% por lo que se sustrajera por medio de los depósitos que se harían a las cuentas bancarias de las sociedades Unicentro S.A. de C.V.; Gruop Corporation S.A. de C.V. e Investment Gruop S.A de C.V.

Ante tal propuesta, Hernández manifestó que aceptaba y fue así que originalmente acordamos que le entregarían de forma mensual cantidades no menores a $100,000 y que ellos la regresarían cobrando un respectivo porcentaje.

Fue así que, durante el periodo comprendido entre julio del 2006 y mayo del 2009 la sociedad Marketing and Service Centroamérica, recibió fondos provenientes de las cuentas institucionales subsidiarias del Tesoro Público.

Dinero que fue sustraído ilegalmente y depositado en cuentas que habían sido abiertas a nombre de Rodríguez Arteaga, Herrera Castellanos y Pablo Gómez. Y posteriormente estos fondos eran cancelados a favor de las sociedades que Tóchez había revivido. Es decir que estaban inactivas y que se utilizaron para recibir dinero y adquirir bienes que son las siguientes: Garantías Dirección Empresarial, que se abrevia GD S.A de S.V; Oficina de Servicios Administrativos, abreviada OSAD, S.A. de C.V.; Unicentro que se abrevia: R.B. de C.V.; Gruop Corporation, con la abreviatura de Grupor S.A. de C.V e Investment (Ingroup S.A. de C.V.).

Esto con pleno consentimiento de que estas empresas no prestaban los servicios de publicidad a la Presidencia para lo cual se emitieron cheques a favor de Marketing and Service, sin que dicha sociedad hubiera prestado ningún tipo de servicio o bien al Estado para justificar la erogación de dichos fondos y sin que las sociedades OSAD, GDE y R.M., las cuales eran controladas por Tóchez, a nombre de este servidor. Y las otras las controlaba Hernández, las cuales prestaban algún tipo de servicio a Marketing and Service. 

Una vez el Presidente obtiene los fondos que fueron sustraídos y apropiados de los fondos de la cuenta institucional subsidiaria del Tesoro Público posteriormente fueron trasladas a la cuentas del Charlaix, las cuales fueron captadas por las sociedades las cuales puestas bajo el control de Irving Tóchez Maravilla y Carlos Gamero Quintá, ellos fungían como prestanombres en estas sociedades.

Le pedí a Tóchez que me ayudara a buscar una forma para invertir ese dinero, ya que aunque tenía justificado el ingreso de cantidades el dinero no podía ser utilizado por este servidor. Se me sugirió que se compraran inmuebles a nombre de las sociedades OSAD, GDE, Ingroup y RM. 

Las cuales se hicieron de forma graduada a partir de 2006 de la forma siguiente:

En ese año se adquirieron con estos dineros y con estos prestanombres, me representaban a mí por su puesto. Se adquirió la hacienda Lombardía en Zacatecoluca, cooperativa cuatro del Amate, en el municipio de Zacatecoluca, en La Paz, a favor de la sociedad GDE.

En el 2007, se adquirieron a favor de Ingroup el apartamento 14, edificio “F”, condominio La Montaña Dos y el apartamento 15 del condominio La Montaña Dos, ambos ubicados en Santa Tecla, departamento de La Libertad. Y a favor de OSAD, se adquieren ocho lotes de la hacienda El Cauca, asentamiento comunidad El Casco, ubicado en El Rosario, en La Paz. 

Una casa de habitación ubicada en urbanización Cumbres de Cuscatlán Dos, polígono B8, en Antiguo Cuscatlán, La Libertad; y otra en la urbanización Palmira, polígono C, lote número cuatro, Santa Tecla, La Libertad.

En 2008, a favor de GDE, fueron adquiridos dos terrenos en el cantón Barrio Nuevo, conocido como San Mauricio número dos, municipio de Tecoluca, en San Vicente; a favor de Groupcorp, se adquirió el apartamento 13, del edificio “C”, de los condominios La Montaña Dos, ubicado en Santa Tecla, La Libertad. 

A nombre de Ingroup, se adquirió un inmueble ubicado en Urbanización Cumbres de Cuscatlán, lote “E”, lote “A”, Bosques de Cuscatlán, en Antiguo Cuscatlán, La Libertad.

Aclaro que en 2006, se había adquirido con fondos propios a favor de Ingroup, un terreno ubicado en el kilómetro 16 de la carretera al Puerto de La Libertad, pero que dichos fondos no provienen de la cuenta de los Gastos Reservados de la Presidencia sino que se trataba de una inversión que encargó Tóchez y que él decidió hacer de esa forma para evitar que se vinculara con la compra del mismo, ya que la intensión de buscar ganancias.

Pero eran de los mismos fondos de la compra y que en el año 2009 el declarante también decidió realizar la compra y construcción de dos inmuebles a nombre de la Promotora de Comunicaciones, S.A. de C.V., con los dineros que provenían de aquella fuente, siendo los lotes ubicados en el cantón El Carmen, de San Salvador. Donde actualmente está construida la casa de habitación de este servidor y mi grupo familiar la que utilizábamos hasta el momento en el que este servidor fue capturado en el mes de octubre del 2016.

Siendo que dichos inmuebles fueron adquiridos como estos dineros procedentes de la Presidencia por parte de las sociedades, pues mediante la prestación de servicios, sin licitación y algunos no prestados, la mayoría. En el caso de estas sociedades y los inmuebles nunca prestaron servicios a la Presidencia.

En el caso de la publicidad, mediante la prestación de los servicios a la Presidencia  las sociedades ANLE, América Publicidad, Funes y Asociados –como ya se ha explicado- recibieron fondos de la Presidencia que luego trasladaron a Promotoras de Comunicaciones. Es decir, una sociedad en la que este servidor era accionista en aquel momento.

En el año 2011, siempre con la finalidad de ocultar el origen de los fondos ilícitos sustraídos de la Presidencia y aparentar su legítima procedencia, se adquirieron los inmuebles siguientes con fondos del mismo, pero que luego fueron incorporados a las sociedades que a continuación se mencionan:

A favor de GDE, se adquirió el lote 19, polígono “K”, urbanización Cumbres de Cuscatlán, municipio de Antiguo Cuscatlán, La Libertad.

En 2012, se adquirió a favor de GDE los inmuebles siguientes:

Apartamento 42 y estacionamiento 6 y 28, del condominio residencial Monte Castello, lote 12, polígono “F”, de la colonia San Benito, San Salvador; y a favor de OSAD, un lote en el polígono 43, de la Hacienda El Cauca, comunidad El Casco, departamento de La Paz. Estamos hablando de 450 manzanas, señorías entre las haciendas El Cauca y Lombardía que he escrito en esta confesión.

En el año 2014, se adquirió a favor de OSAD el derecho de usufructo del apartamento 13, edificio “C”, condominio La Montaña Dos, en concepto de donación; a favor de GDE se adquirió en el mismo concepto el usufructo del apartamento 39, en el edificio “F”, en el mismo condominio, etapa dos, ambos inmuebles ubicados en Santa Tecla, La Libertad.

Además expreso que en vista que las sociedades que integraban el Grupo Radial Samix, que he mencionado anteriormente, en el periodo presidencial (2004-2009) tuvieron un incremento sustancial en ingresos y utilidades por lo que este servidor con la finalidad que ese incremento llegara a mi patrimonio, me aumenté el salario de forma sustancial hasta llegar a ganar un aproximado de entre $4,000 a $5,000 mensuales (2003 y 2004) a ganar un aproximado de $60,000 mensuales para el 2009 hasta el 2012.

Lo cual fue una manera que el dinero proveniente de la Presidencia de la República, a través de las agencias de publicidad, llegaran a las cuentas personales, pero no de forma directa sino pasando por varias cuentas de personas jurídicas previamente y de esa manera justificar el ingreso y encubrir la actividad ilícita. 

Que para constancia de todo lo anterior es importante decir que esto que he declarado cuenta con mi total anuencia, es una confesión que hago que a lo mejor se siente larga, pero debido a que hay direcciones que tiene una gran cantidad de información por eso decidimos decirlo hacerlo con algunos cambios.

JUEZ: ¿Agente fiscal va a formular el interrogatorio?

F: Sí, honorable juez solo pedimos un receso de 30 minutos dado que la declaración del señor Saca es bastante amplia y necesitamos fusionar las ideas para formular las ideas para hacerle las preguntas que se le van a realizar.

JUEZ: el Tribunal va acceder a la solicitud, pero será nada más de 25 minutos a fin de ir avanzando prácticamente esta situación. Así que pedimos estar puntal.

JUEZ: Proceda a hacer las preguntas

FISCAL: ¿Señor, Elías Antonio Saca, la finalidad de la creación e implementación de la Presidencia de la República del cual usted fungió, del Reglamento Interno de Funcionamiento para el Manejo, Control y Fiscalización de los Fondos Públicos, Gastos Reservados y Secretos de la Presidencia de la República Destinados a  Actividades de Inteligencia, Clasificación, Manejo y Protección de Información y Deberes de Guardar Secretos de los Colaboradores Designados para el Manejo de los Gastos Reservados y Secretos, era para evadir los controles de auditoria gubernamental y externa de Corte de Cuentas para sustraer los fondos para beneficio personal y de terceros?

SACA: Señor fiscal, en un principio no, pero posteriormente sí.

F: ¿A través de ese reglamento se autorizaba la apertura de cuentas bancarias a nombre de personas naturales destinadas por su persona?

S:

F: ¿Usted manifestó que autorizó la apertura de 16 cuentas bancarias sin autorización de la Dirección General de Tesorería?

S: Sí.

N: ¿Esas cuentas bancarias estaban a nombre de los señores Elmer Roberto Charlaix Urquilla, Francisco Rodríguez Arteaga y Pablo Gómez?

S:

F: ¿Usted avaló que se gestionara que dichas cuentas fueran alimentadas con fondos públicos provenientes de las cuentas institucionales subsidiarias de la Presidencia de la República?

S: Sí, yo las avalé.

F: ¿Usted avaló que dichas transferencias se hicieran sin justificación de prestación de bienes y servicios?

S: Sí, yo lo avalé.

F: ¿Los fondos que se depositaban en las 16 cuentas bancarias en mención no fueron sujetas a auditoría de la Corte de Cuentas?

S: Eran revisiones superficiales.

F: ¿Quiere decir que no se efectuó una auditoría real y efectiva de la Corte de Cuentas sobre dichas cuentas bancarias?

S: Así es.

F: ¿Los fondos que se depositaron en las 16 cuentas bancarias en mención no estuvieron sujetas a controles de contabilidad internos de la Presidencia de la República?

S: Sí, pero de manera informal, estaba la Unidad Financiera

F: ¿Es decir que no cumplía con la normativa esos controles?

S: No cumplía.

F: ¿La finalidad de la apertura de dichas cuentas y erogación de fondos era de apropiarse de los fondos públicos provenientes de cuentas institucionales para beneficio de usted y de otros?

S: En un principio no, pero después fue así.

F: ¿Es decir que sí fue para beneficio de usted y de otros la erogación de esos fondos, es así?

S: Sí.

F: ¿Usted de común acuerdo con el señor Elmer Charlaix Urquilla requirió la emisión de cheques cobrados en efectivo y depositados en cuentas así como transferencias de fondos dese las 16 cuentas y destinados para actividades ajenas a la administración pública?

DEFENSA: Perdón, su señoría, solo quiero hacer una objeción de forma. En razón de la información, tal vez solicitarle que las preguntas son compuestas. Le hace tres preguntas en una sola y solicitarle que fuera haciendo pregunta por pregunta para no caer en un error.

JUEZ: En ese sentido voy a pedir atención en las preguntas para que se dé esa situación. Fiscalía puede continuar.      

F: ¿Usted de común acuerdo con el señor Elmer Charlaix Urquila requirió la emisión de cheques provenientes de 16 cuentas en mención?

S:

FISCAL: ¿Usted de común acuerdo con el señor Charlaix requirió trasferencias de fondos desde las 16 cuentas en mención?

S:

F: ¿El destino de esos cheques y transferencias desde las 16 cuentas en mención eran destinadas para actividades no relacionadas con administración pública?

S: Varias sí.

F: ¿Existían actividades que fueron fondeadas con esas cuentas que no eran relacionadas con la administración pública?

S: Sí.

F: ¿Entre los beneficiados por esos fondos públicos se encuentra usted en su carácter personal y las empresas del Grupo Radial Samix?

S:

F: ¿Qué empresas conforman el Grupo Samix entre 2004 y 2009?

S: Dos Torres de Comunicaciones, Grupo Samix, Radio Difusión de El Salvador, Radio Difusión Usuluteca.

F: ¿Usted tenía el 90% de participación accionaria durante el periodo 2004-2009?

S:

F: ¿Usted tenía el 95% de participación accionaria en la Sociedad Samix durante 2004-2009?

S: El 90%.

F: ¿Usted tenía un porcentaje de participación accionaria en el resto de sociedades del Grupo Samix durante el periodo de 2004 a 2009?

S: Radio Difusión de El Salvador 50% y Radio Difusión Usuluteca era Radio Difusión Salvadoreña en un 50%

F: ¿Qué porcentaje de participación accionaria tenía usted en la Sociedad 94.1 S.A. de C.V.?

S: 60%

F: ¿Un porcentaje de los fondos públicos de los cuales ha referido provenientes de la Presidencia de la República y que fueron sustraídos en las 16 cuentas ilegalmente fueron incorporados en las utilidades e ingresos del grupo Samix de la usted era accionista?

S: Sí, claro, como publicidad.

F: ¿Dichos fondos fueron incorporados a esas empresas para que luego llegaran a su patrimonio personal?

S: Sí.

F: Explique de qué manera los fondos erogados y cobrados en efectivo previamente de las 16 cuentas eran para su beneficio personal

S: Bueno, con las compras de los inmuebles en las sociedades que he hecho referencia en mi confesión, prácticamente.

F: ¿Las personas naturales y jurídicas acreedoras de los fondos sustraídos ilícitamente no prestaron bienes ni servicios a favor de la Presidencia de la República?

S: Unas sí, otras no.

F: ¿Quiere decir que se erogaban fondos sin justificación de prestación de bienes y servicios a favor de la Presidencia de la República?

S:

F: Usted manifestó que acordó con Elmer Charlaix la erogación de fondos para el partido ARENA, ¿por qué entregó esa cantidad de dinero?

S: Por las actividades, recuerde que yo era el presidente del partido y era el presidente de la República

F: ¿Esas actividades no tienen ninguna relación con la administración pública y la Presidencia de la República?

S: No

F: ¿A cuánto ascendió la cantidad de dinero erogada para el partido ARENA por su periodo presidencial?

S: No recuerdo

F: ¿Cuáles eran personas naturales y jurídicas fueron beneficiadas con los fondos sustraídos ilícitamente?

S: Las personas que he mencionado en mi confesión, señor fiscal.  

F: ¿O sea, todas las sociedades que están ahí mencionadas?

S:

F: ¿Usted en su calidad de presidente de la República era el mayo responsable de la correcta administración de los fondos públicos de acuerdo a la Constitución y a las leyes?

S:

F: Usted expresó en su confesión que algunas veces viajaba fuera del país, y lo acompañaba el señor Jorge Cesar Hernández, y en ese periodo en que usted estaba en la presidencia, Jorge César Hernández trabaja en la presidencia?

S: Recibía un salario mensual

F: ¿Cuánto le entregaban a él?

S: $10,000 mensuales

F: ¿De qué manera se le daba?

S: En efectivo, de los gastos reservados.

F: ¿Para el cargo al que usted hace referencia, firmaron un contrato?

S: No, eso fue una decisión personal.

F: ¿Esa persona ostentaba la calidad de empleado público?

S: No

F: Usted dijo que el Señor Tito Alex Valle también a veces lo acompañaba a los viajes, ¿y esta persona trabajaba para la Presidencia de la República?

S: No

F: ¿A dónde trabajaba esta persona?

S: Conmigo, en el  Grupo Samix

F: Usted dijo que se apropió de dinero y bajo ese esquema de depositarlo a cuentas con la intención de apropiarse del dinero para su beneficio personal y en beneficio de terceras personas, de cuánto dinero se apropió usted en beneficio de terceras personas

S: Exactamente la cantidad no la puedo recordar, eran varias cuentas…

F: Solo esa es la pregunta y la respuesta.

F: ¿Usted mencionó que ANLE no prestó servicios reales para la Presidencia de la República, para que tipo de servicios se contrataba pero que sabía que no iba a prestaba el servicio?

S: Para hacer publicidad de la Presidencia.

F: ¿Quiénes son los representantes de esta sociedad ANLE?

F: Solo la pregunta y la respuesta. Usted ha mencionado que ANLE, S.A. de C.V. no prestó servicios para la presidencia de la república. ¿Para qué tipo de servicios supuestamente se le contrataba a ANLE, si sabía que no prestaba servicios para Capres?

S: Para hacer publicidad al presidente.

F: ¿Quiénes eran los representantes de esta sociedad ANLE?

S: Yo traté esto con el señor Lemus Zelaya.

F: ¿Qué cantidad de dinero le daba mensualmente a la sociedad ANLE?

S: Desde el 2006, $100,000 mensuales.

F: Usted también mencionó a la sociedad América Publicidad ¿Cuánto le asignó mensualmente a esta sociedad?

S: $100,000 mensuales. Aproximadamente.

F: ¿Para qué tipo de servicios se le asignaba a América Publicidad?

S: Para la publicidad personal.

F: ¿Cuánto le asignaba a la sociedad Funes y Asociados?

S: Aproximadamente, $100,000 mensuales.

F: ¿Para qué tipo de servicios se le asignaba a Funes y Asociados?

S: Para publicidad.

F: ¿Por qué le propuso este tipo de negocios a estas sociedades?

S: Bueno, precisamente para promover las actividades de la Presidencia.

F: Le voy a reformular la pregunta, de acuerdo a lo que ha venido diciendo el objetivo era que estas sociedades regresaran un 80% de los fondos a las sociedades del grupo empresarial que usted tenía.

S: Sí.

F: De ese 80% que se realizaba en estas sociedades que hemos mencionados, actualmente se le regresaba cantidades diferentes a las sociedad Promotora de Comunicaciones. ¿Así es?

S: Así es.

F: ¿Se le regresaba un porcentaje de esa cantidad de dinero al Grupo Samix?

S: Sí, y a las otras sociedades.

F: ¿Se le regresaba un porcentaje a Radio Difusión de El Salvador?

S: Sí, claro.

F: ¿Se le regresaba un porcentaje de ese dinero a la sociedad de Radio Difusión Usuluteca?

S: Sí, claro.

F: ¿Se le regresaba un porcentaje de ese dinero a la sociedad Stereo 94.1?

S: Sí, claro.

F: Usted también ha mencionado que parte del dinero que usted utilizó bajo la figura de Gastos Reservados tenía una cantidad de fondos para temas de gobernabilidad, ¿a qué se refiere con eso?

S: A fundación de la secretaría, la comisión de los comisionados y sus nombramientos.

F: También dijo que ocupó parte de ese dinero para temas de darle buena imagen a la Presidencia de la República, ¿a qué se refiere con eso de darle buena imagen?

S: Mandar los mensajes correctos a la población  de las actividades que hacia la Presidencia.

F: ¿Esos mensajes cómo los andaba usted?

S: Por espacios publicitarios y a través de Jorge Hernández, quien era asesor de la Presidencia.

F: ¿Para quién trabaja él en ese entonces?

S: Para TCS.

F: ¿Qué es TCS?

S: Telecorporación Salvadoreña

F: ¿Qué cargo tenía en esa institución?

S: Dirigía las noticias de Telecorporación

F: ¿En ese periodo él era empleado de Capres?

S: Oficialmente…

F: ¿Sí o no?

S: No

F: ¿Qué tipo de incidencias hacía él con el dinero que usted le entregaba en el tema de la buena imagen?

S: Cobertura periodística.

F: ¿Cómo debería de ser la cobertura periodística?

S: Amplia

F: Amplia en qué sentido

S: Amplia y favorable

F: ¿Esa era la intensión de darle esos $10,000 mensuales al señor Jorge Hernández?

S: Así es.

F: ¿A quiénes de ese medio usted les entregó dinero de esa manera?

S: Yo no recuerdo de haber entregado a ninguna otra persona.

F: Usted ha manifestado que entregaba dinero a miembros del gabinete, de los que ha explicado referente a los salarios, ¿cómo ha entregado el dinero a estos miembros del gabinete?

S: En efectivo.

F: ¿Por qué era en efectivo?

S: Porque se había hecho de esa forma y lo seguimos haciendo igual.

F: ¿Pagaban los impuestos o se les descontaba los impuestos al momento de entregarles ese dinero en efectivo?

S: No.

F: ¿Qué indicaciones les daban a estas personas cuando le entregaban ese dinero en efectivo?

S: Yo no me reunía con ellos, pero a la gente que se le entregaba se le daba como un complemento de sueldo.

F: ¿Qué indicaciones se les daba con respecto al manejo de ese dinero? ¿Quién les entregaba el dinero a estas personas?

S: La oficina de la secretaría privada.

F: ¿Quién era el encargado?

S: El secretario Charlaix.

F: ¿A qué se refiere cuando dice que entregaban dinero como comisión a miembros del gabinete ampliado  del presidente?

S: Ese es un nombre que se utilizó. Ministros, viceministros, directores de autónomas y semiautónomas.

F: ¿También se le entrega a otros servidores públicos de otras instituciones diferentes al Ejecutivo?

S: No.

F: Estas personas a las que usted les entregaba esa compensación, entre comilla, ¿tenía su salario de acuerdo a la ley?, ya sea establecido por la Ley de Contratos o Ley de Salarios.

S: Sí.

F: Significa entonces que eso fue compensatorio porque estaban al margen de la ley, ¿sí o no?

S: Sí.

F: Del dinero obtenido ilegalmente, a través de ese esquema de retorno de las sociedades que usted ha mencionado, ¿las utilizó para comprar las acciones de la sociedad ABC?

S: Sí.

F: ¿Con relación a los cheques que usted se refiere que se emitían a la sociedad Marketing and Service, la persona que se encargaba de hacer esa emisión distribución de cheque era el señor Arteaga?

S: Sí, por la dirección de la…

F: Muchas gracias, solamente. Podemos concluir entonces Elías Antonio Saca que este esquema que usted ha planteado de trasladar el dinero a través de cheques hacia estas cuentas de estas tres personas tenía una finalidad de apropiarse de esos fondos, ¿sí o no?

S: En parte sí.

F: Honorable Tribunal, solo una pregunta más. ¿Acepta usted haber cometido de manera dolosa el delito de peculado que le está atribuye la Fiscalía General de la República?

S: Sí.

F: ¿Acepta usted haber cometido de manera dolosa el delito de lavado de dinero y activos que le está atribuye la Fiscalía General de la República?

S: Sí.

F: Por parte de la representación fiscal, no más preguntas.

JUEZ: Bien. La defensa del señor Saca, ¿hará más preguntas?

DEFENSA: No tengo, señoría.

JUEZ: Eso sería todo con su declaración.

Comentarios