• Diario Digital | Martes, 23 de Enero de 2018
  • Actualizado 13:47

Judiciales - ANTE TRIBUNALES

Fiscalía inicia proceso de extinción de dominio contra José Adán Salazar Umaña

Entre los bienes reclamados se encuentran 259 vehículos, 81 inmuebles, 57 cuentas bancarias y acciones en empresas.

Fiscalía inicia proceso de extinción de dominio contra José Adán Salazar Umaña

La Fiscalía General de la República (FGR) ha informado que se ha dado inicio al proceso de extinción de dominio sobre las numerosos bienes del empresario José Adán Salazar Umaña, "Chepe Diablo", y su círculo familiar; esto es, que dichos bienes pasarán a control del Estado de El Salvador.

El reporte fiscal señala que la petición que se ha girado es por un total de 81 inmuebles, entre hoteles y residencias; 259 vehículos; 21 participaciones accionarias; 57 cuentas bancarias y 17 sociedades, entre otros bienes que se presume fueron obtenidos de manera ilícita.

La información fiscal señala que el empresario, también conocido como "Chepe Diablo", habría utilizado a no menos de 30 personas para intentar ocultar el origen de las propiedades y objetos confiscados.

En el boletín emitido por el ministerio público se señala que la demanda incluye propiedades a nombre de la compañera de vida de Umaña, Sara Paz Martínez Bojórquez y los hijos de nombres Susana Nohemy, José Adán y Marsy Lisseth todos de apellidos Salazar Martínez.

Entre los otros imputados en este proceso, que la Fiscalía sostiene son cómplices, se encuentra el exalcalde del municipio de Metapán, Juan Umaña, además del empresario Wilfredo Guerra, ambos permanecen prófugos de la justicia.

También se incluye a la familia de Umaña Samayoa, su esposa Mirian Haydee Salazar de Umaña; su ex compañera de vida Romelia Guerra Argueta y los hijos, Sara Lissette Umaña Salazar y Karen Patricia Umaña de Ventura y Tránsito Ruth Mira de Guerra, esposa de Guerra.


La Fiscalía señala que las familias señaladas movilizaban grandes de cantidades de dinero en triangulación utilizando el sistema financiero, ocultando-colocando, estratificando  fondos, incluido el reparto de utilidades,  utilizando la constitución de sociedades involucrando a personas cercanas.

Actualmente Salazar Umaña se encuentra enfrentando un proceso judicial por el delito de lavado de dinero, por el cual estuvo preso durante varios meses en el penal de máxima seguridad de Zacatecoluca, pero fue puesto en libertad por orden de una Cámara.

Comentarios