• Diario Digital | Lunes, 20 de Agosto de 2018
  • Actualizado 19:48

Judiciales - PROCESO JUDICIAL

Hermanas apuñalaron con una tijera a una mujer después de haberla troleado en Facebook

La víctima fue atacada luego de defenderse en la publicación que se realizó desde la fanpage que administraban las hermanas.

“Ellas agarraron mi foto de mi Facebook y le habían puesto ahí que yo era una gran puta”, dijo molesta la víctima.
“Ellas agarraron mi foto de mi Facebook y le habían puesto ahí que yo era una gran puta”, dijo molesta la víctima.
Hermanas apuñalaron con una tijera a una mujer después de haberla troleado en Facebook

Dos hermanas que pertenecen a la pandilla “Mao Mao” fueron condenadas a un año de prisión luego de haber troleado y apuñalado con una tijera en la cabeza a una mujer, quien les reclamó por la publicación que habían hecho en Facebook.

Vilma Roxana y Elsa Magdalena, ambas de apellido Sandoval Molina, nunca fueron amigas de María (nombre modificado por seguridad), sin embargo, las hermanas decidieron desprestigiar a la víctima en una fanpage denominada "Las putas del Plan del Pino".

“Ellas agarraron mi foto de mi Facebook y le habían puesto ahí que yo era una gran puta”, aseguró María, quien fue alertada por una amiga sobre los ataques que estaba recibiendo.

Enfurecida, María escribió un comentario para defenderse de las acusaciones señalando que iniciaría un proceso judicial en su contra por los actos que consideró eran una calumnia.

La respuesta desde la página fue una advertencia señalando que quienes administraban ese espacio eran miembros de pandillas: “vos no sabes con quién te has metido por haber puesto una denuncia”.

El proceso judicial 

La acusación de Fiscalía señaló que el 13 de julio de 2017 la víctima se dirigía a su casa a bordo de un pick up al que se le cruzó en el camino un carro blanco del cual se bajó Elsa para comenzar a insultarla.

“¿Qué pedo, pues? ¿Qué pasa, pues?”, le dijo la imputada, quien prosiguió a bajar a María del vehículo. Comenzaron palabras y de pronto se desató una pelea que dejó atónitos a un buen grupo de personas que se encontraban en la zona.

“Ella me agarró del pelo y me dio un puñetazo en la cara. Nos agarramos del pelo y comenzamos a forcejear”, narró María en el juicio que se abrió por este caso, quien aseguró que mostró una fuerte resistencia a su agresora que fue ayudada por su hermana.

Pese a estar en desventaja, la víctima logró neutralizar a las hermanas, esto hasta que el novio de Elsa le pasó unas tijeras que terminaron insertadas a la altura de la oreja y el pecho de María.

Inconforme con el daño que le había hecho, Elsa continuó el ataque y terminó clavándole las tijeras como puñal en la espalda a la mujer, que bañada en sangre no dejaba de gritar por el dolor ocasionado.

En medio de la gente, alguien gritó: “¡Suéltenlas, suéltenlas!”, ya que el sangrado de María era más evidente. Mientras que el compañero de Elsa la incitaba para que terminara con ella: “¡A la gran puta! O sea que ella te va a ganar. Mata a esa perra”, gritó.

La familia de las hermanas evitó la muerte de María

La pelea llegó a oídos de los familiares de las pandilleras, quienes se presentaron al lugar e inmediatamente las separaron y se percataron que Elsa también presentaba heridas por las que debía ser trasladada a un hospital.

De igual manera, los familiares de las agresoras decidieron llevar en el mismo vehículo a María, quien luego de recuperarse de las heridas procedió a interponer la denuncia por el intento de asesinato que sufrió.

Las hermanas fueron capturadas, pero desde la cárcel no dejaban de atormentar a la mujer haciéndole llegar rumores de que “solo estaban esperando que si ellas quedaban (presas) me iban a sacar de la colonia que son los mismos pandilleros de la zona”, explicó.

Ante un juez la víctima confesó: "Temo por mi vida porque ellas son bien peligrosas junto con su compañero de vida”; en tanto, las imputadas coincidieron en que “no le guardan rencor y ni odio” a María.

El caso llegó a la sala de audiencia del Tribunal Quinto de Sentencia de San Salvador tipificado como homicidio tentado, pero luego del juicio el delito se cambió a lesiones. 

Con esto, la juzgadora redujo considerablemente la pena y ordenó que las hermanas paguen un año de prisión, además señaló que por dos años las imputadas no podrán acercarse a la víctima.  

Comentarios