• Diario Digital | Domingo, 21 de Octubre de 2018
  • Actualizado 18:19

Judiciales - JUZGADO 13° DE PAZ

Joven es enviado a terapias para control de la ira y celos tras ser procesado por amenazar a su novia en un salón de belleza

El sujeto discutía de forma muy agresiva con su pareja, a quien le gritaba palabras obscenas y, a la vez, la amenazó a muerte, por lo que una persona llamó al 911 para reportar el caso.

Joven es enviado a terapias para control de la ira y celos tras ser procesado por amenazar a su novia en un salón de belleza

Una fuerte discusión, mezclada con amenazas y palabras denigrantes, hizo que una persona llamara a la Unidad de Emergencias del 911, de la Policía Nacional Civil (PNC), para alertar que una mujer estaba siendo maltratada en el interior de un salón de belleza.

Inmediatamente, los agentes policiales llegaron al lugar y la denuncia era certera. Un joven, identificado como Ricardo E. Velázquez, de 23 años de edad, agredía verbalmente a su novia, quien se encontraba laborando en el sitio anteriormente mencionado a eso de las 7:45 de la noche del pasado 14 de julio.

El sujeto discutía de forma muy agresiva con su pareja, a quien le gritaba palabras obscenas y, a la vez, la amenazó a muerte.

La policía entrevistó a la víctima y ella manifestó que Velázquez le realizaba llamadas telefónicas durante todo el día, mismas que en muchas ocasiones no podía contestar por sus labores. El joven reacciona ante esto, pues muestra ataques de ira, de celos y surgen los reproches a su pareja.

Luego del testimonio de la víctima, quien dijo no tolerar el acoso de su novio, los policías detuvieron al sujeto por los delitos de amenazas y expresiones de violencia contra la mujer, por lo que fue procesado por el Juzgado 13° de Paz de San Salvador, que resolvió una suspensión condicional del procedimiento en la audiencia inicial.

El juez del caso consideró pertinente implementar diversas condiciones al joven, entre ellas Ingresar a unas terapias psicológicas de tratamiento para el manejo de la ira y los celos, no cambiar la dirección de su domicilio y ni de su trabajo, no generar maltrato ni físico ni verbal ni psicológico.

Para el cumplimiento de estas condiciones el proceso continua bajo el monitoreo de los Juzgados de Vigilancia y ejecución de la pena durante el periodo de un año.

Comentarios