• Diario Digital | Viernes, 16 de Noviembre de 2018
  • Actualizado 22:26

Judiciales - ASEGURÓ SER INOCENTE

Conductor de Uber salió de una fiesta para realizar un viaje que lo llevó hasta los tribunales acusado de violación

El imputado se ha defendido en cada intervención con los medios de comunicación y se muestra confiado que el proceso judicial sea favorable.

“Empezamos a hacernos bromitas como: cuándo podríamos vernos. Empezamos a coquetear.", dice el conductor de Uber que fue contratado por una mujer quien asegura haber sido violada durante el trayecto.
“Empezamos a hacernos bromitas como: cuándo podríamos vernos. Empezamos a coquetear.", dice el conductor de Uber que fue contratado por una mujer quien asegura haber sido violada durante el trayecto.
Conductor de Uber salió de una fiesta para realizar un viaje que lo llevó hasta los tribunales acusado de violación

Luego de una fiesta y repartir a sus amigos, un conductor de UBER fue contratado para realizar un viaje que lo llevó hasta los tribunales de justicia del país ya que su clienta lo señala de una supuesta violación que realizó durante el recorrido.

José Morales sostiene que lo que se dice es una violación en realidad fue un encuentro sexual casual con una mujer que horas más tarde del viaje lo denunció con la Policía Nacional Civil (PNC) que lo pudo localizar con la ayuda de un amigo en común.

El imputado de 21 años pasó de ser estudiante de derecho a imputado en cuestión de horas. Todo comenzó cuando el conductor -que dice tener dos meses de trabajar con esta aplicación- se conectó a la plataforma luego de dejar a varios de sus amigos con quienes había estado departiendo desde el sábado por la noche.

Minutos después de estar disponible, el imputado aceptó una carrera solicitada por una joven que pedía el servicio desde la colonia 5 de Noviembre, hasta su residencia en el municipio de Soyapango.

Morales señaló que su trato con la mujer -a quien definió como bonita- fue el que tiene con todos los pasajeros, ya que esto le permitía obtener ingresos extras a los que percibe como empleado en un despacho jurídico.

Según la acusación, fue en ese breve trayecto, realizado a las 5:30 de la mañana, en el que Morales se orilló en la carretera, se introdujo en un callejón y procedió a agredir sexualmente dentro del vehículo a la joven que regresaba de una fiesta disfraces esa madrugada cuando ocurrieron los hechos.

No obstante, el señalado niega la versión presentada por los fiscales a cargo del caso señalando que "de bromitas pasamos a coquetear, uno va midiendo y si ve que hay reciprocidad pues podría intentar pero en ningún momento use la fuerza ni la obligue”.

Respecto al tiempo que pasó con la joven, Morales dijo que no lo recuerda con exactitud pero que luego de tener relaciones sexuales la fue a dejar unas cuadras antes de su casa ya que ella le advirtió que la zona en la que vive era peligrosa.

Ambos se despidieron con la promesa de volver a verse. Morales realizó otro viaje para luego regresar a su casa. “Yo regrese a mi casa porque había tenido una larga noche y estaba desvelado”, señaló.

La captura

En lunes 5 de noviembre, investigadores de la Policía Nacional Civil (PNC) capturaron  al conductor mientras estaba descansando en su casa. En ningún momento este se imaginó que se trataba de una acusación por violación.

"Pensaba que se trataba de un problema con el vehículo que me alquilan para trabajar en Uber, que tenía un problema legal, pero nunca pensé que fuera por ser señalado de una violación", externó Morales quien permaneció detenido en una de las bartolinas a la espera de su presentación a los tribunales.

La mañana del miércoles, el joven fue trasladado junto a otros detenidos a las instalaciones del centro judicial "Isidro Menéndez" para conocer a detalle los hechos que se atribuyen. De los cuales manifestó no poder brindar más detalles como estrategia de su defensa.

No obstante, en tono molesto alegó ante los medios de comunicación que era inocente:"Yo no la he violado, ni tampoco la agredí, simplemente fue una relación casual como pasa en el siglo XXI. Me han matado civilmente, ni siquiera se me preguntó nada", sostuvo.

En horas de la tarde del miércoles, Morales fue presentado ante el tribunal Séptimo de paz de San Salvador donde la Fiscalía General de la República (FGR) presentó el requerimiento en su contra.

Se espera que este viernes se realice la audiencia inicial en su contra y será la FGR la encargada de realizar comprobar los hechos que se le atribuyen.Durante su detención a Morales se le incautó un vehículo marca Toyota modelo Yaris color gris con placas P 335-616 así como tres celulares.

Comentarios