• Diario Digital | Domingo, 19 de Agosto de 2018
  • Actualizado 08:56

Judiciales - SOLO DEVOLVERÁ $25 MILLONES

Tony Saca y cinco de sus colaboradores confiesan la forma en la que desfalcaron $300 millones al Estado

El exmandatario y cinco de los imputados que son procesados en la primer fase del caso "Destape a la corrupción" van a confesar la forma en la que lograron desviar el destino de $300 millones de cuentas del Estado a privadas.

Para el ministerio público este caso se ha vuelto su carta ganadora, ya que Saca y sus funcionarios serán condenados por los delitos cometidos durante su mandato en colaboración de los empleados de Casa Presidencial.
Para el ministerio público este caso se ha vuelto su carta ganadora, ya que Saca y sus funcionarios serán condenados por los delitos cometidos durante su mandato en colaboración de los empleados de Casa Presidencial.
Tony Saca y cinco de sus colaboradores confiesan la forma en la que desfalcaron $300 millones al Estado

El expresidente de la República, Elías Antonio Saca, y cuatro de sus cómplices confesaran hoy la forma en la que operaba la red que logró desviar $300 millones de cuentas del Estado a privadas de los cuales solamente va a regresar $25 millones ya que Fiscalía alega que es difícil conocer el paradero de todo el dinero.

Desde octubre de 2016, el ministerio público ha librado una lucha en la que este martes dio su brazo a torcer accediendo a una reducción de las penas para a solicitar en cinco de seis imputados. Hecho que incluso la embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes, ha defendido alegando que incluso en su país esta es la forma más común de resolver este tipo de casos.

El juicio que se tenía previsto durara dos meses va a finalizar antes de lo previsto y sin la necesidad del desfile de los 500 testigos aceptados, en el tercer día del proceso Saca será el primero de los imputados en aceptar los hechos atribuídos.

Posteriormente, tendrá que tomar la palabra el exsecretario privado de la presidencia, Élmer Charlaix; luego los exempleados de Casa Presidencial, Francisco Rodríguez Arteaga y Jorge Alberto Castellanos; la lista continuará con el exsecretario de la juventud, César Funes y finalizará con el exsecretario de comunicaciones, Julio Rank.

Pablo Gómez, exauxiliar contable del secretario privado de la Presidencia será el único que no tomará la palabra debido a que no quizo formar parte de la negociación de los beneficios y se expondrá en un juicio ordinario a una pena de 25 años de prisión.

Alrededor de las 4:30 de la tarde de ayer uno de los tres jueces del tribunal Primero de sentencia de San Salvador pasó lista a los seis imputados donde los cinco confesos manifestaron: “Si, señoría voy a declarar”, mientras que Gómez con un tono serio dijo: “Me abstengo”.

Un mes de negociación

Fuentes judiciales señalaron que el 17 de julio las defensas de Saca, Rank, Charlaix y Funes, solicitaron a la Fiscalía General de la República (FGR) un proceso abreviado con el objetivo de reducir la pena a solicitar. La petición fue admitida el 23 de julio.

Pese a ello, dos semanas después y en medio de la vacación los imputados no tenían certeza de la respuesta del ministerio público a la petición realizada, uno de los abogados defensores señaló que “Hasta este momento, los signos que hemos visto por parte de la Fiscalía es de ‘guerra’. Es algo así como ‘vamos a juicio y venzamos a la defensa o la defensa nos vence’”.

Luego de que El Salvador Times adelantara que el proceso a celebrarse sería abreviado, la agenda del resto de medios se enfocó en este punto, sin embargo, los imputados y sus defensores no tenían certeza sobre la decisión de la respuesta a su petición.

Fue a eso de las 9:00 de la mañana del 7 de agosto, que el fiscal a cargo del proceso anunció que iban a solicitar el proceso abreviado para los cuatro de los siete involucrados que habían ofrecido su confesión.

Tras el anuncio, el proceso comenzó a desarrollarse sin mayores incidencia por lo que el grupo de fiscales comenzaron a explicar los hechos que serán aceptados por Saca, Rank, Charlaix y Funes; en tanto, la defensa de Gómez, Arteaga y Herrera se reacomodaba para enfrentar solos el proceso.

Pablo Gómez se quedó solo

Al día siguiente y con la estrategia de la defensa dividida, los tres imputados que quedaron fuera de la negociación solicitaron un receso de tres horas para poder reunirse con los representantes de la FGR para intentar adherirse a Saca y sus tres hombres de confianza.

En horas de la tarde del miércoles, Jorge Alberto Herrera y Francisco Rodríguez Arteaga habían aceptado negociar con el ministerio público, mientras que Pablo Gómez se distanció de estos debido a que se considera inocente.

Finalmente, Rodríguez y Herrera sellaron su sentencia luego de que al primero se le fijara una pena de seis años, tres por peculado y tres por el delito de lavado de dinero y activos; mientras que al segundo tres años por peculado..

Mientras que Gómez se abstuvo de unirse al grupo por lo que quedó solo dentro de un juicio ordinario y podría estar tras las rejas por un máximo de 25 años, él es acusado de peculado y lavado de dinero y activos.

“(Él) realizó las acciones que Fiscalía dice -de sacar e ir a traer el dinero- pero jamás hizo esas acciones con la intención de facilitarle el delito a otros”, comentó Tania Pastor, una de las abogadas defensoras de Gómez.

El juez del tribunal aclaró que hasta el momento los seis funcionarios son “presuntos inocente”, es decir que hasta que ellos no se adjudiquen y acepten el cometimiento de los delitos que se les atribuyen no serán culpables.

Las criticas al ministerio público por su "caso histórico"

Pese a las criticas recibidas, el ministerio público ha señalado que este caso se ha vuelto su carta ganadora debido a que Saca y sus funcionarios serán condenados por los delitos cometidos durante su mandato.

"A ningún presidente se le había condenado bajo este mecanismo de peculado y lavado de dinero. En conclusión, por acto de corrupción”, valoró Jorge Cortez, jefe de la Unidad de Investigación Financiera (UIF).

Tratando de bajar las criticas de las que ha sido blanco la Fiscalía, la embajadora de Estados Unidos en el país alegó que "En nuestro sistema este tipo de negociaciones de la condena, de la sentencia, es bien común, de hecho el 95% es resuelto de esta forma".

No obstante para actores políticos el haber negociado con Saca es señal que los fiscales no quisieron dar con el paradero del dinero que se le atribuye, remarcando que la administración del actual fiscal general se ha destacado por "show mediáticos".

"El Fiscal promovió la confesión de Saca para no tener que revelar quienes son los destinatarios de casi 300 millones de dólares. Así se libra ARENA de un juicio de cancelación por lavado y robo", acusó el diputado Juan José Martel.

Como sea, este 9 de agosto será un día que marcará la historia del país debido a que será el día en el que se condene a prisión al primer presidente de la República por actos de corrupción.

Comentarios