• Diario Digital | Martes, 23 de Mayo de 2017
  • Actualizado 14:44

Negocios - VENDERÁN AMBAS MARCAS

¿Deben preocuparse los consumidores de Regia y Suprema? ¿Dejarán de existir las marcas?

Muchas preguntas han surgido entre los consumidores de cerveza en el país; le contamos algunas cosas que debe saber sobre el futuro de dos de los productos emblema de La Constancia.

¿Deben preocuparse los consumidores de Regia y Suprema? ¿Dejarán de existir las marcas?

Bromas, incredulidad, preguntas y hasta preocupación ha generado en un sector de consumidores salvadoreños de cerveza la noticia que SAB Miller, propietaria de Industrias La Constancia, si dejará de producir las marcas Regia y Suprema, mismas que tendrá que vender a un nuevo actor en el mercado. Algunas de las preguntas que han surgido tienen que ver con aspectos como ¿van a desaparecer las marcas?, ¿seguirán vendiendo Regia y Suprema en restaurantes, tiendas y supermercados?, ¿van a subir de precio estos productos?, ¿va a cambiar el sabor de la bebida?

La Superintendencia de Competencia (SC), mediante un comunicado, explicó ayer varios de estos aspectos. De antemano, le decimos que no hay motivo para preocuparse, así que tiene tiempo para servirse una cerveza mientras resolvemos algunas de las preguntas que seguramente se ha hecho.

Antes que nada, le contamos por qué están a la venta las marcas 

El 15 de noviembre de 2015, AB InBev, una de las gigantes cerveceras mundiales, anunció la compra de la totalidad de las operaciones de SAB Miller, el otro monstruo cervecero del mundo que a su vez es propietaria de Industrias La Constancia. En El Salvador, la operación debe ser avalada por la SC, que al analizar la petición definió que es viable la adquisición siempre y cuando SAB Miller "desinvierta", es decir que se deshaga de un porcentaje de su participación en el mercado cervecero salvadoreño para evitar la concentración o monopolio.

Con esta condición, SAB Miller decidió deshacerse de las marcas Regia y Suprema.

¿Van a dejar de producir y vender Suprema y Regia?

Tranquilo, si es consumidor de estos productos, la respuesta es no.

SAB Miller tiene 180 días (prorrogables) para vender las marcas. El comprador tendrá la potestad de continuar con la producción por sus propios medios o incluso contratar a La Constancia para que le "maquile" la bebida, es decir, que produzca y embotelle la cerveza a nombre del dueño.

La Constancia confirmó además, en sus redes sociales, que "por el momento y hasta la finalización de los acuerdos estipulados, la producción y distribución de todas nuestras marcas continúa con normalidad".

¿Va a cambiar el sabor de las cervezas?

La compañía que adquiera las operaciones de SAB Miller "tiene la obligación de seguir ofreciendo y mantener el valor comercial de la marca", según la SC. Traducido a términos sencillos, el producto seguirá siendo el mismo mientras el proceso total finalice.

¿Va a aumentar el precio de la cerveza?

Uno de los motivos por los que la SC quiere evitar el monopolio cervecero es justamente para que la firma con supremacía en el mercado no pueda poner precios a su antojo.

De ahí la importancia que haya competencia, para que exista variedad de ofertas para el consumidor.

¿Habrá desabastecimiento en los puntos de venta?

Una amiga a quien le conté la noticia me dijo: "Hay que ir al súper para que nos aparten unas cuantas". En realidad, no hay de qué preocuparse.

AB InBev (la compradora) firmó un acuerdo en el que, entre otras cosas, "podrá acceder a la red de distribución de Industrias La Constancia", es decir que el producto se ofrecerá en los mismos puntos de venta que existen actualmente.

¿Las tiendas, bares y supermercados seguirán vendiendo Suprema y Regia aunque no las distribuya La Constancia?

Sí. La resolución de la SC ordenó que ni SAB Miller ni AB InBev pueden obligar a los distribuidores minoristas a firmar contratos de exclusividad o que limiten la competencia.

En términos sencillos, las tiendas, bares y otros puntos de venta podrán ofrecer con total libertad las marcas cuando estén en manos de una nueva compañía.

¿Qué pasará con los empleados de La Constancia?

Una de las condiciones para la adquisición de las operaciones es que se garantice por un periodo mínimo de tres años la estabilidad laboral de las personas vinculadas a las marcas que venderán.  

Ahora que seguramente algunas de sus dudas han quedado resueltas, puede levantarse y servirse otra cerveza mientras respira con tranquilidad, especialmente si es de los que prefiere las marcas Suprema y Regia.

 

Comentarios