• Diario Digital | Martes, 12 de Diciembre de 2017
  • Actualizado 21:29

Negocios - MARCAS TENDRÁN NUEVO DUEÑO

Más gusto pero menos venta: el pecado de la Regia y la Suprema

SABMiller, la segunda cervecera más grande en el mundo después de InBev, ha puesto a la venta las dos marcas que representan menos venta dentro de su portafolio en El Salvador.

Más gusto pero menos venta: el pecado de la Regia y la Suprema

Regia y Suprema no son precisamente las marcas más vendidas en las cervecerías locales, a pesar que el sabor de ambas es una característica aplaudida por los amantes las bebidas fermentadas. Su consumo, ubicado por debajo de la Pílsener y la Golden Light, les convirtió en las candidatas a salir del portafolio de SABMiller, tras la condición impuesta por la  Superintendencia de Competencia para evitar un monopolio ante su fusión con la gigante cervecera AB InBev.

Las dos marcas fueron creadas para mercados totalmente opuestos: mientras que la primera nació para un segmento popular, la segunda fue creada para un público élite.

Conocida también como "panzona" por su botella gorda de un litro, la Regia es la hermana pobre de la Pílsener. Con 4.8 grados de alcohol, nació siendo relegada a los estratos más bajos y fue discriminada entre los más altos, a pesar que su sabor, para muchos, es mejor que las otras creadas en el seno de la cervecería La Constancia.

Años más tarde incursionaría en el mercado la Suprema, hermana rica de la Pílsener, bajo el slogan "la magia está en los detalles", estableciéndose como la marca premium de la misma empresa. La nueva bebida fue creada bajo una plataforma que buscaba establecer una conexión entre feminidad, arte y elegancia.

Pero ninguna de las dos, ni la pobre ni la rica, lograron ubicarse a la altura de la Pílsener, la reina de las cervezas para la gran mayoría de consumidores quienes -seducidos ante los efectos de la publicidad- la han ubicado desde siempre como la de su preferencia y, por ende, la que genera mejores ventas. Es por ello que SABMiller no ha considerado ponerla a la venta.

El poder del mercadeo

Los consumidores reconocen en la Regia una cerveza de gran sabor, aunque algunos admiten que no les gusta tomarla públicamente debido al estigma generado por su marketing. "Me gusta más que la Pílsener pero solo la tomo cuando estoy en mi casa", dijo a El Salvador TIMES una clienta en un restaurante de la colonia Escalón.

Otro consumidor, que también prefirió el anonimato, recordó que en su época de estudiante era la cerveza que compartía con sus compañeros de universidad. "La comprábamos en la tienda porque era la más barata y la más rica", dijo.

Carlos Hernández, propietario de una de algunas sucursales del restaurante La Herradura, opina que para muchos la Regia es la cerveza con mejor sabor, al punto que en la zona de la playa El Tunco, en La Libertad, es la segunda marca más vendida. "A los extranjeros es la que más les gusta" aseguró. Además hizo ver que los hombres "no tienen ningún escrúpulo para consumirla".

Jaime Rivera Andino, especialista en mercadeo, considera que desde su nacimiento la Regia fue lanzada con una estrategia de mercadeo mal diseñada, ya que fue proyectada para un estrato bajo, pero cuando la empresa reconoció su potencial e intentó introducirla a un target más alto era muy tarde. Incluso para los consumidores, acostumbrados a la botella de un litro, no fue fácil aceptar la nueva presentación en lata. "La mataron antes de nacer", opinó el también director de Quanti Research.

Según Rivera Andino, la Regia jamás pudo ni podrá competir con la centenaria Pílsener, que desde un principio consolidó en el mercado, penetrando además en todos los estratos.

"El mismo fenómeno ocurrió con la Suprema, que como fue hecha para el segmento femenino fue rechazada por los hombres", añadió el mercadólogo.

El exclusivo mercado que consume Suprema reconoce en esta bebida su buen cuerpo, aroma limpio, lúpulos amables y un sutil amargo. Con 5.3 grados de alcohol es la marca más elegante, pero sus índices de venta no superan a las demás marcas de su mismo portafolio.

Con el tiempo la rubia distinguida se diversificó en dos presentaciones más, roja y negra, pero el impacto en el consumo se mantuvo. "Esta marca se mueve en lugares muy específicos, mayormente en restaurantes exclusivos", apuntó Hernández.

Carlos Simán, propietario de los restaurantes Puerto Marisco y Barrakuda, sostiene que entre las cervezas locales la más vendida es la Pílsener, pero opina la de mejor sabor es la Regia. "Algunos clientes me reclaman cuando no tengo Regia en la sucursal de la Escalón", afirma, tras reconocer que la marca tiene "un mercado especial".

Simán, quien además es vicepresidente de la Asociación de Restaurantes de El Salvador (ARES), considera que la venta de ambas marcas no afectará los hábitos de consumo, siempre y cuando se mantenga la calidad y el precio de ambos productos. 

En efecto, esta ha sido una de las condiciones establecidas por la Superintendencia de Competencia a la hora de concretar la venta de ambas marcas, cuyo proceso deberá realizarse en un plazo de seis meses prorrogables.

 

LEA MÁS NOTICIAS DE NEGOCIOS INGRESANDO A NUESTRA SECCIÓN. HAGA CLICK AQUÍ

 

 

 

Comentarios