• Diario Digital | Lunes, 19 de Febrero de 2018
  • Actualizado 06:07

Política - ENTREVISTA

Ernesto Muyshondt: “Voy con la idea de llegar a la alcaldía a hacer varios periodos y dejar mi huella en la ciudad capital”

El candidato tricolor está seguro que se convertirá en el próximo alcalde de San Salvador y las últimas encuestas también le favorecen, con una plataforma enfocada en la seguridad y el ordenamiento de la ciudad.

Ernesto Muyshondt, candidato a alcalde de ARENA por San Salvador.
Ernesto Muyshondt, candidato a alcalde de ARENA por San Salvador.
Ernesto Muyshondt: “Voy con la idea de llegar a la alcaldía a hacer varios periodos y dejar mi huella en la ciudad capital”

Ernesto Muyshondt hace unos meses parecía tener pocas esperanzas de ganar la alcaldía capitalina, pero en las últimas semanas un giro de timón le ha dado una notable preferencia en las encuestas electorales. Su imagen y preferencias está por encima de su rival más cercana, la efemelenista Jackeline Rivera.

El expresidente de Ideología de ARENA atrás ha dejado la trinchera confrontativa y crítica que tuvo del Gobierno del FMLN y ha pasado a ser más concertador y cercano a la gente. En definitiva, las cartas le han jugado a su favor y su discurso ya es victorioso.

En esta entrevista con El Salvador Times, Muyshondt habla sobre su plataforma enfocada en la seguridad con el nuevo sistema de videovigilancia y la recuperación de espacios, sin incrementar tasas municipales. Asimismo, el ordenamiento territorial que implica intervenir cuatro kilómetros y medio con cableado subterráneo y reavivar la zona.  

¿Cuáles son los grandes ejes que tiene su propuesta de llegar a la alcaldía de San Salvador?

Hemos partido de los principales problemas que tiene la ciudad de escuchar a la y de identificar los problemas. Son tres los principales: la inseguridad, el desorden y la falta de oportunidades. Los tres están íntimamente relacionados entre sí. También hay una demanda de la gente de que la ciudadanía quiere participar en la toma de decisiones, quiere sentirse empoderada y quiere una alcaldía que sea transparente, que rinda cuentas y que sea eficiente en el manejo de los fondos.

Muchos de los problemas de San Salvador son de larga data y muchos alcaldes han intentado justamente resolver esas mismas tres problemáticas, ¿cuál es la principal diferencia que está ofreciendo Ernesto Muyshondt?

Nosotros no estamos tratando de llegar a hacer algo a base de prueba y de error o a tratar de inventar la rueda, sino que tenemos a la base los problemas que tenemos en San Salvador y de ver experiencias que han sido exitosas en otras partes y que podemos replicar de acuerdo a las circunstancias que vive la capital. En ese sentido, hemos tomado ejemplos de éxito otras ciudades que se han ordenado y que eran peligrosísimas y ahora se han vuelto ciudades seguras.

¿Como cuáles ciudades?

Por ejemplo, Medellín hace veinticinco años era la ciudad más insegura de América Latina, ahora es una ciudad sumamente segura. El caso de Santa Tecla también, ha tenido tiene un avance importantísimo. Apenas tiene un año o un poco más de estar implementado su sistema de videovigilancia. También ciudades como Nueva York que era una ciudad pandilleril por excelencia en el mundo o como era Los Ángeles. Actualmente han logrado, mediante la recuperación de espacios públicos, trabajar con los jóvenes, ocuparlos en actividades de sana convivencia, danza, pintura, deporte, etcétera. Y así lograron alejarlos de las pandillas para mantenerlos ocupados en actividades sanas y así reducir los índices delincuenciales.

Ahora que menciona usted Nueva York se me viene a la mente el proyecto de seguridad que entrego el ex alcalde Rudolph Giuliani al país, ¿tomara usted algunos elementos de esa propuesta?

Sí, ese es el sistema que se ha venido replicando a nivel de las ciudades que de acuerdo al entorno han buscado recuperar el territorio. Ahora, esas ciudades las han venido haciendo exitosas y han podido reducir los índices delincuenciales de una manera muy exitosa.

¿Qué ha pensado hacer en cuanto a la recuperación de territorios?

Tenemos nuestro programa Cancha para Todos que se trata de llevar una cancha a cada centro poblacional. Actualmente, menos de la mitad de centros poblacionales tienen una cancha y los que las tienen muchas veces están en mal estado o están descuidadas. Nosotros hemos visto que donde hay una cancha en buen estado y debidamente iluminada los índices delincuenciales de esos lugares son la cuarta parte de lo que son los índices delincuenciales de los centros poblacionales que no las tienen o están en mal estado. Para nosotros es una prioridad eso, tanto con el sistema integrado de prevención de la violencia y el programa Cancha para Todos vamos a poder marcar una diferencia muy rápidamente en la situación de criminalidad y delincuencia que vive la capital.

Ahora que habla del tema de las cámaras de videovigilancia este es un proyecto que ya se inició en San Salvador con la administración de Nayib Bukele, ¿la idea de usted sería ampliar eso a toda la ciudad o en que zonas estarían?

Empezó un esfuerzo con Norman (Quijano), Nayib (Bukele) ha puesto otras cámaras. Lo que pasa es que no son parte de un sistema integrado, no son cámaras de última tecnología, no tienen lectura de noche, no tienen reconocimiento facial o el reconocimiento de placas. Tienen que ser cámaras de última tecnología que permitan llevar una enorme cantidad de datos a un centro de monitoreo, desde donde se pueden redireccionar los recursos de la alcaldía para que puedan reaccionar rápidamente a los lugares de incidencia y tratar de prevenir actos delictivos o cuando se cometan crímenes poder dotar de esa información a la Policía para que pueda capturar a los culpables de los mismos. También dotar a la Fiscalía General de la Republica el elemento probatorio para que puedan perseguir el delito y condenar a los culpables.

MuyshondtUsted ha dicho que al implementar este sistema de video vigilancia no piensa subirle las tasas municipales, como se dio en Santa Tecla incluso, pero entonces en el caso de San Salvador, de dónde saldrían los fondos.

Hay diferentes alternativas de arquitecturas financieras que se pueden utilizar para esto, que comprometa al mínimo de los recursos de la alcaldía. Una es endeudándose y haciendo la inversión toda la alcaldía y que sea esta la que lo opere. Esto no es lo más recomendable porque la alcaldía no tiene los recursos. Otra forma es hacer un esfuerzo público-privado que es una modalidad que hizo en Santa Tecla, donde se hizo una sociedad de economía mixta donde la alcaldía tiene un 20% y el resto lo tiene la empresa especializada en este tipo de operaciones. Entonces la comuna le da un pago mensual por prestarle ese servicio de videovigilancia…

Y se los traslada a los ciudadanos…

En ese caso pusieron una tasa, pero nosotros hemos dicho desde el primer momento que no vamos a subir tasas municipales. Lo que haremos es priorizar los recursos y para nosotros la seguridad es una prioridad importantísima. También hay otras maneras como darlo en concesión a una empresa especializada en eso y la municipalidad le paga un pago mensual por el servicio que le brinde. También este tipo de sistemas pueden traer sus propias fuentes de pago. En otras ciudades las viviendas o negocios pagan a la alcaldía para que les brinden el servicio o incluso venden la data, la información que se genera por ejemplo del tráfico que transita en determinada zona. Creo que hay diferentes alternativas de que esto se puede llevar a cabo sin golpear a la ciudadanía y sin comprometer importantemente los recursos de la alcaldía.

En cuanto al reordenamiento del centro histórico, que ha generado dolores de cabeza a infinidad de alcaldes, ¿cuál es su propuesta para el reordenamiento del centro histórico?

Son varias propuestas, una es la del corredor urbano que atraviesa alrededor de cuatro kilómetros y medio de Oriente a Poniente, desde la zona de Catedral donde ya el actual alcalde intervino en la plaza Barrios, la plaza Morazán y la plaza Libertad, hasta el parque Cuscatlán alrededor de toda la (Rubén) Darío. Tenemos la propuesta de recuperar el parque Simón Bolívar, luego el parque Cuscatlán ya está siendo intervenido con un esfuerzo privado. Luego, pasando por toda la (avenida) Roosevelt hasta El Salvador del Mundo que es una plaza que Norman recuperó y que dejó muy linda. Luego por todo el Paseo Escalón hasta el redondel Masferrer, son cuatro kilómetros y medio que le vamos a dar una cara distinta arreglando las aceras, las paradas de buses adecuadas, poniendo la señalización de la nomenclatura, llevando el cableado subterráneo. Se puede revitalizar toda esa zona y se puede atraer mucha inversión y dar una muestra de lo que pudiera ser San Salvador.

 ¿Y los fondos para hacer este corredor de cuatro kilómetros y medio de dónde saldrían, porque para hacer el cableado subterráneo en toda esa zona la inversión es onerosa?

Los asocios público-privados van a ser una herramienta importante donde vamos a poder hacer obras de infraestructuras que se necesitan en el centro sin necesidad de comprometer recursos de la alcaldía. Otras formas son las concesiones, por ejemplo, hablaba del tema de señalización y la nomenclatura eso lo pueden hacer perfectamente las mismas compañías que hacen publicidad exterior como lo hacen en otras partes del mundo. Simplemente, se les permite con un diseño estandarizado poder vender publicidad en ciertas zonas y ellos lo hacen sin cargar a la alcaldía. Lo mismo con el mobiliario exterior.

En cuanto a los vendedores informales, ¿cuáles son las opciones?

Hemos planteado la construcción de dos mercados en el centro que liberarían desenas de cuadras de vendedores por cuenta propia que pasarían a la formalidad. Hablamos de mercados modernos, con suficiente parqueo. También está el predio ex Hula Hula y el otro en el predio de la ex biblioteca que también vendrían a ayudar muchísimo. Además, tenemos los mercados de bolsillo que es alquilar o comprar a largo plazo inmuebles que están en desuso que están en el centro y establecer pequeños mercados, donde podamos ubicar a gente de las zonas aledañas. De ahí, tenemos que demostrar pequeños casos de éxito e ir ordenando cuadra por cuadra y que los mismos vendedores informales se den cuenta que pasándose a la formalidad les va mejor. Ese desorden en el centro es cobija de la inseguridad, es cobija de las pandillas, los grandes ganadores del desorden son los delincuentes. Hemos encontrado bastante voluntad de pasar a la formalidad y de dejar libre las calles para ir a un lugar más seguro, más limpio donde pueda ser muchísimo más atractivo para los compradores.

Sobre ese punto, recuerdo que esa no es una propuesta nueva, en su momento incluso Norman Quijano propuso algo similar, pero no tuvo apoyo del Gobierno, ¿No tiene temor de encontrarse con las mismas trabas?

Una alternativa puede ser comprarlos, otra alternativa puede ser alquilar, otra puede ser hacer una permuta. Por ejemplo, con el predio de la ex biblioteca se tiene que hacer una permuta porque es propiedad del Ministerio de Educación, pero la alcaldía también tiene en su propiedad varios inmuebles donde operan escuelas que se podrían hacer permutas. Obviamente va a ser mucho más fácil después del 2019, cuando podamos trabajar con un gobierno diferente. Norman sufrió mucho durante su gestión porque el gobierno del FMLN le bloqueó muchas de las iniciativas que él tenía. Vamos a tratar de trabajar nuestro primer año con el actual Gobierno, pero va a ser muchísimo más fácil trabajar con el sector privado y con un gobierno distinto en el 2019.

En muchas ocasiones ocurre que los candidatos hacen una serie de propuestas de proyectos, sin embargo, no se le da continuidad de tal manera que sean proyectos medibles incluso en el tiempo, ¿Cuáles serán las obras que Ernesto Muyshondt dará a los capitalinos tangibles y medibles?

Primero, vamos a dar continuidad las obras que están en marcha por la actual administración y las vamos a llevar a feliz término. Yo creo que se puede causar mucho mayor impacto a través de pequeñas obras que le cambian la vida a la gente en su lugar de vivienda en lugar de megaobras, que cuestan muchísimo dinero y que talvez no tengan una incidencia muy directa en la vida de la gente. Por ejemplo, Norman Quijano fue una persona muy querida en las diferentes comunidades en las colonias más pobres y más vulnerables de San Salvador porque hizo muchas obras pequeñas: unas pasarelas, un muro de protección, una pequeña cancha, una casa comunal. Son obras así pequeñitas que no cuestan mucha plata, pero que sí cambian el entorno y le cambian la vida a la gente de esa comunidad.

Muyshondt

Históricamente, la alcaldía de San Salvador ha sido una plataforma que buscan los políticos para luego lanzarse a buscar la presidencia, ¿estaría interesado en buscar la presidencia más adelante?

No, en este momento no. Yo quiero llegar hasta trasformar San Salvador. Voy con la idea de llegar a hacer varios periodos y dejar mi huella en la ciudad capital y de haber sido parte de un gran cambio positivo para transformar y cambiar la calidad de vida de la gente. Espero dejar al final de mi gestión de una ciudad segura, limpia, ordenada, con oportunidades, una ciudad de la que los capitalinos, en general los salvadoreños, se sientan orgullosos.

¿Cuántos periodos ha proyectado estar en la alcaldía?

Pues ahorita estoy concentrado en llegar a mi primer periodo, en ganar con solvencia y poder llegar a servir desde la alcaldía y trabajar en equipo con los concejales de todos los partidos políticos que salgan electos en el consejo plural que vamos a llegar. Ojalá podamos lograr dentro de la alcaldía los consensos, entendimientos y anteponer los intereses de la ciudad antes de los intereses partidarios. Nosotros vamos a gobernar para todos los capitalinos independientemente de sus preferencias partidarias, así como también vamos a trabajar con los colaboradores, los empleados municipales de todas las preferencias políticas. No vamos a llegar a quitar a gente solo porque son de otro partido y a poner a gente solo porque son areneros. Vamos a llegar a poner gente por sus competencias, por sus capacidades, por su idoneidad y todo empleado municipal que cumpla su trabajo y que ponga primero a la gente tiene garantizado su puesto.

¿Se inscribió en la planilla B?

No.

¿Por qué?

Porque voy a ganar.

Ha dicho que va mantener algunas obras que ha hecho Nayib Bukele e incluso que les va a dar continuidad, ¿cuáles mantendría?

Hay programas buenos. Obras no voy a quitar, no voy a llegar a remodelar las plazas recién remodeladas, si eso es lo que más le hemos criticado a Nayib (Bukele). Las obras que ellos han hecho, ahí van a quedar, mal haría yo en cambiarlas solo porque las hizo alguien de otro partido o alguien con quien no simpatizo. Nosotros vamos a llegar a fortalecer programas como el de la biblioteca municipal. Nos parece un buen programa y creemos que tiene que haber una por distrito y hacer una biblioteca virtual donde a través del internet puedan descargar con sus dispositivos móviles decenas de miles de libros de manera gratuita. Creemos que hay programas culturales, de danza, de ballet, de promoción del arte urbano, de apoyo a los grafiteros, de apoyo a los sectores como los skaters también. Yo comparto que es preferible que anden en patineta a que anden tomando un arma.

¿En qué se va a marcar la diferencia con el actual alcalde?

Vamos a tener un estilo muy distinto al que ha tenido el actual alcalde, donde nosotros vamos a tener una gestión bastante territorial, no solo mi persona, sino de todos lo que me acompañan en mi equipo. Nosotros también vamos a escuchar muchísimo a la población y a los diferentes sectores y vamos a tratar de no imponer nada sino de lograr consensos de todas las partes involucradas y dar alternativas viables. Pensamos hacer las sesiones del concejo abiertas una vez al mes en cada uno de los distritos. Va ser una alcaldía abierta y participativa, cercana a la gente, muy distinto a lo que actualmente tenemos.

¿Qué papel va jugar Norman Quijano en su Gobierno?

Norman (Quijano) ha sido un gran apoyo a lo largo de este proceso desde que tomé la decisión de buscar la alcaldía de San Salvador. Ha sido invaluable el apoyo y el conocimiento que él tiene del municipio es enorme. Es alguien de quien he aprendido muchísimo y también me ha apoyado en el sentido de acompañarme a varias visitas y eso me ha ayudado mucho. Esperaría que me siga apoyando a lo largo de nuestra gestión. Él no solo nos va apoyar para ganar si no que una vez ganando la alcaldía de San Salvador él nos va apoyar muchísimo en darnos sus consejos, sus ideas de cómo hacer una buena gestión.

Hay varias alcaldías que han tenido problema en los últimos años con filtraciones de pandillas en empleados o incluso en agentes del CAM, ¿qué va a hacer usted para evitar este problema?

Ser muy cuidadoso en la elección del personal. Tener sistemas de evaluación constantes y permanentes del personal que es la cara de la alcaldía. También tenemos que trabajar con los empleados en el sentido de motivarlos, que anden los recursos necesarios, garantizarles el respeto de sus derechos laborales, la libertad sindical, mejorarles las condiciones en la medida de lo posible.

En los últimos días ha tenido un crecimiento bastante exponencial en las encuestas, ¿qué es lo que está haciendo Ernesto Muyshondt?

Hemos seguido el trabajo intenso territorial que iniciamos hace más de nueve meses. Paralelamente, luego de escuchar a la gente, luego de identificar los problemas, de conocerlos de primera mano, hemos trabajado en nuestra propuesta municipal, y recientemente la hemos empezado a difundir, que van dirigidas a solucionar los grandes problemas que vive la capital. Creo que eso ha tenido bastante aceptación con la gente. También creo que los capitalinos han conocido que hay un equipo de gente comprometida y capaz detrás de mi persona.

¿Qué opina usted de los que piensan que el perfil de Muyshondt ha cambiado y ha pasado de ser un poco más confrontativo de cuando era vicepresidente de ideología de ARENA a ser más concertador ahora que es candidato?

Es un momento diferente que me ha tocado jugar. El rol de denunciar los abusos del gobierno, denunciar la corrupción, las cosas que estaban mal, todos los daños, el retroceso, la miseria, el sufrimiento que el gobierno del FMLN le causó a pueblo salvadoreño eso fue en su momento. Ahorita como candidato a alcalde, y como futuro alcalde, es un rol distinto, donde vamos a tener la capacidad de poder solucionar, de llegar a resolverle los problemas a la gente, de llevar las obras y proyectos que la gente necesita. Entonces las características de lo que estamos haciendo ahorita son completamente distintas y con un rol diferente que nos va permitir hacer muchísimo por San Salvador, primero Dios.

¿Al finalizar estos tres años si logra usted la alcaldía qué van a tener los capitalinos?

Van a tener una ciudad más segura, más ordenada, van a tener más oportunidades, van a tener una alcaldía al servicio de la gente, cercana a la gente, con una gestión transparente que rinda cuentas y eficiente. No vamos a resolver en tres años todos los problemas que tiene la capital, pero sí le vamos a dar una cara muy distinta y vamos a avanzar muchísimo en la solución de esos problemas. Esperaría que después de nuestros primeros tres años haya un nivel superior en la calidad de vida de la gente, especialmente en aquellas colonias y comunidades que son las más vulnerables y más necesitadas del municipio de San Salvador.

Comentarios