• Diario Digital | Viernes, 21 de Julio de 2017
  • Actualizado 01:39

Política - PROPUESTA ESTÁ EN ASAMBLEA

¿Intenta el Gobierno censurar a los medios de comunicación con la Ley de Prevención de Violencia?

Mientras el Gobierno y algunos diputados defienden la ley asegurando que no hay interés de censurar, periodistas ven con temor la propuesta, que podría llevar a un control del contenido informativo de los medios.

¿Intenta el Gobierno censurar a los medios de comunicación con la Ley de Prevención de Violencia?

La propuesta de la denominada Ley para la Prevención de Violencia ha traído nuevamente a escena el tema de la autorregulación de los medios de comunicación respecto a su contenido y el aporte a lo que el oficialismo denomina una cultura de paz en el país, que pasa por una menor exposición de hechos e imágenes de la violencia que vive el país en beneficio de destacar aspectos positivos que coadyuven a una mejor convivencia social.

El artículo 30 de dicha normativa ha sido el detonante de la discusión y que es el único inciso del apartado "Rol de los medios de comunicación", en él se lee: Los medios de comunicación deberán contribuir a la promoción de la prevención de la violencia, la convivencia y la cultura de paz en la población, procurando la autorregulación ética de la información y contenidos no violentos, par no afectar la salud mental de la  población, sin perjuicio del respeto a la libertad de expresión, de prensa y de información".

Para los detractores de la ley, el artículo deja abierta la posibilidad para el control de contenidos, pero ¿es realmente el camino para la censura de los medios?

Parte del equipo técnico que trabaja con la comisión de Seguridad de la Asamblea Legislativa interpreta que la propuesta del gobierno conlleva acciones disfrazadas que fácilmente pueden derivar en restarle poder de decisión a los medios de comunicación el contenido que reproducen.

“Quien arma las propuestas del FMLN es alguien muy inteligente, que sabe ocultar el propósito verdadero que tienen las leyes”, aseguró la fuente legislativa que mencionó que planteará esta hipótesis cuando llegue el momento de dar su informe a los diputados.

La normativa además establece una serie de acciones como el monitoreo de prevención, que eminentemente incluye a los medios de comunicación, y acciones jurídicas a tomar en caso que no se acate lo determinado por un comité contemplado en la ley.

“Los artículos 18 y 19 dan lugar a una serie de acciones que incluso lleven a tener un control sobre la programación y contenido de todo tipo que se tenga en los medios de comunicación”, agregó un técnico de la comisión.

El artículo 18 se refiere a un equipo técnico que elaborará entre otras cosas un sistema de monitoreo, evaluación y ejecución de los planes de prevención de violencia, así como las medidas a tomar para garantizar su ejecución.

“Este tipo de redacción deja abierta la posibilidad a un abanico de formas de interpretar la ley y en la que obviamente se puede incluir a los medios de comunicación, que son mencionados en el famoso artículo 30”, acotó.

Este técnico de la comisión respalda además su lectura de la normativa en una de las conclusiones del Foro de Sao Paulo realizado en 2016, en el que los partidos de izquierda de todo el continente concluyeron que habría que tener un mayor control sobre los medios de comunicación. El FMLN es signatario de ese documento.

Diputados niegan que busquen la censura

El diputado presidente de la comisión de Seguridad, Antonio Almendáriz, aclaró que no se trata de un intento de censura, además se mostró abierto al debate con los medios de comunicación. Incluso plantea la posibilidad de quitar de dicha ley el artículo 30 para borrar la polémica.

Almendáriz afirmó que incluso el reglamento que normará la ley no puede tener sanciones, por lo que non resulta lógico pensar que habría reprimendas contra el contenido publicado por los medios de comunicación.

“El marco regulatorio de la ley no señala sanciones y por tanto su reglamento no puede tener sanciones, ese tipo de especulaciones resultan luego de realizar una interpretación errónea de la propuesta”, remarcó Almendáriz.

Por su parte,Misael Mejía del FMLN, negó que se trate de una ley que vaya a restringir el trabajo de los periodistas, aunque refrendó el reclamo oficialista que "los medios deben sacar lo bueno del Gobierno y dejar de vender noticias negativas”.

Mejía recriminó que “si hay un muerto en cualquier calle de la capital, todos llegan. Es casi imposible que uno se imagine que los medios van a hacer un reportaje de los municipios que tienen cero homicidios”.

En tanto Norman Quijano de ARENA contradice lo dicho por la dos titulares de la comisión de seguridad -que es la que estudiará la propuesta- y mencionó que la aplicación de la normativa dependerá “de quien está ejerciendo el poder”.

Quijano consideró que  esta puede ser una herramienta con la que en determinado momento se pueden valer para "extorsionar o coaccionar a un medio de comunicación”.

“Quieren darnos una función que no nos corresponde”

El editor jefe de El Diario de Hoy, Ricardo Chacón, criticó esta ley debido a que además de burocratizar procesos le asigna a los medios de comunicación un rol para el que no han sido creados.

“Es criticable que se le dé a los medios de comunicación una función específica. Si la función de un medio tiene que ver en lo educativo, entretenimiento e información”, remarcó el periodista, quien también estima que es innecesaria la presencia de este artículo.

“Nuestra labor como periodista es informar y no involucrarnos en un proyecto que evite la violencia. No hay una ley que autorregule”, agregó Chacón quien dirige a uno de los medios que en la administración Saca no se plegó a la campaña Medios Unidos Por la Paz (MeUno) que buscaba no publicar imágenes de pandilleros y sus crímenes para evitar hacer apología del delito.

En tanto, Francisco Valencia, director del periódico CoLatino, consideró necesaria una regulación de parte del gobierno a los medios de comunicación.

“El gobierno tiene la potestad de regular cuando tiene que ver con interés público, salud mental y convivencia, para eso está el Estado. ¿De dónde sale que los medios no pueden ser regulados?", se cuestionó el periodista, quien asegura que “cada medio se gana su libertad de expresión y de prensa. Si no nos autorregulamos se tiene que regular”.

Valencia también considera que la Dirección de Espectáculos Públicos -que legalmente debería ser la encargada de la regulación de contenidos- no está haciendo bien su trabajo, "la ley está demasiado blanda, no solo es de obligar a los medios de poner la edad de la audiencia, hay que censurar, si es necesario, cuando se transgrede la ley".

La ley fue presentada ante la comisión la semana anterior y será conocida por los diputados en los próximos días. Además, para este lunes se ha convocado a una conferencia de prensa para dar detalles de la propuesta de normativa.

Comentarios