• Diario Digital | Sábado, 29 de Julio de 2017
  • Actualizado 05:52

Política - SE PRESENTARÁ ESTE 16 DE ENERO

Inicia el camino hacia un nuevo acuerdo de Nación bajo la vigilancia de la ONU

Un nuevo acuerdo sería alcanzado entre empresa privada, sociedad civil, partidos políticos y gobierno para trabajar en temas que no se abordaron en 1992 como seguridad social, económica y política.

Canciller Hugo Martínez.
Canciller Hugo Martínez.
Inicia el camino hacia un nuevo acuerdo de Nación bajo la vigilancia de la ONU

Este miércoles llegó al país un delegado de las Naciones Unidas, que será el encargado de verificar el proceso para un nuevo acuerdo de Nación entre empresa privada, sociedad civil, gobierno y otros actores que culmine con un gran pacto en continuidad a los Acuerdos de Paz alcanzados en 1992.

El canciller de la República, Hugo Martínez, afirmó que el emisario será presentado oficialmente por el presidente Salvador Sánchez Cerén en el marco de los actos protocolarios del próximo lunes 16 de enero, durante la conmemoración de 25 años del fin de la guerra.

“Si alguien no quiere dialogar en estos momentos con el gobierno, esa situación le implicará un alto costo y eso lo tendrá que identificar el verificador de la ONU y notificarlo”, advirtió Martínez.

Recientemente, el partido ARENA, que en 1992 estuvo en el poder y firmó la paz con la guerrilla –ahora convertida en partido político y en el poder-, anunció retirarse de las mesas de negociación con el gobierno, según el presidente del Coena, Mauricio Interiano.

El diputado Mauricio Ernesto Vargas, de ARENA, habló sobre este nuevo pacto y dijo que buscará dar resultados en temas pendientes “como la situación de seguridad, social, económica y política, donde se brinde la solución respectiva a los problemas que actualmente enfrenta El Salvador”, dijo, pero no garantizó la presencia de su partido político en las mesas vigiladas por la ONU.

El canciller también dijo que una de las características que debe tener el nuevo proceso es que esté diseñado “para construir confianza”, lo cual implica que el diálogo comenzará de forma discreta y se organizará en fases.

La presencia del mediador se dio a solicitud del gobierno que le pidió al entonces secretario general Ban Ki-moon que nombrara a un alto representante que permitiera facilitar un nuevo acuerdo de nación entre diferentes sectores de la sociedad salvadoreña para enfrentar los retos actuales y trabajar por el desarrollo del país.

 

Comentarios