• Diario Digital | Miércoles, 20 de Septiembre de 2017
  • Actualizado 14:08

Política - CASO ODEBRECHT

¿Quiénes manejaron los hilos de la campaña presidencial de Mauricio Funes?

Miembros del FMLN y del Movimiento Amigos de Mauricio deberían responder si tuvieron conocimiento del supuesto financiamiento desde Brasil para la campaña que llevó a Funes a la Presidencia en 2009.

Mauricio Funes y su exesposa Vanda Pignato durante la campaña electoral de 2009
Mauricio Funes y su exesposa Vanda Pignato durante la campaña electoral de 2009
¿Quiénes manejaron los hilos de la campaña presidencial de Mauricio Funes?

Luego que se conociera por parte de empresarios y publicistas brasileños implicados en el caso Odebrecht sobre el supuesto financiamiento que recibió la campaña presidencial de Mauricio Funes y el FMLN en 2009, las miradas se centran en quienes estuvieron cerca del entonces candidato, quienes deberán responder si tuvieron conocimiento de algún dinero que llegó desde Sudamérica para sufragar gastos en esa carrera electoral.

De momento, Funes ha dicho que ni él ni su exesposa, Vanda Pignato, recibieron dinero de Odebrecht, la constructora investigada en Brasil por pagar sobornos a gobiernos y financiar candidaturas políticas a cambio de recibir favores empresariales. De hecho, desde su exilio en Nicaragua el exmandatario ha descalificado a quienes han hecho tales aseveraciones, ya que según él se trata de implicados que tratan de obtener beneficios ante la justicia brasileña a cambio de dar información, lo que se conoce como testigo criteriado.

Pero, ¿quiénes movieron los hilos de la candidatura de Funes en 2009 y podrían tener información que desvirtúe o certifique esas declaraciones?

Durante la campaña electoral de ese año, la candidatura de Funes se impulsó desde dos flancos: por un lado estaba el FMLN y algunos de sus militantes que se encargaban de la dirección de campaña y del trabajo territorial, por el otro apareció un movimiento de la sociedad civil que se dio en llamar "Amigos de Mauricio" que se encargó de granjear simpatías entre empresarios y otros sectores sociales. Ese movimiento fue el semillero para personajes que pronto se convirtieron en funcionarios de la administración Funes.

El FMLN, como partido que abanderaba la candidatura, tuvo en Hato Hasbún Barake al director de la estrategia electoral de la campaña presidencial y director de la campaña del candidato a la Presidencia, como se lee en su hoja de vida publicada en el portal de transparencia de la Presidencia. En otras palabras, Hasbún fue el jefe de campaña.

El ahora secretario privado de la Presidencia, Manuel Melgar, fue además quien se encargó de llevar la agenda del entonces candidato, por lo que estuvo muy cerca de la campaña.

En ese entramado aparece además el ahora presidente Salvador Sánchez Cerén, que si bien tuvo una imagen más opaca durante aquella campaña, su condición de miembro de la dirigencia efemelenista y de aspirante a vicepresidente no lo desliga de las tomas de decisiones que pudieron darse en aquel momento.

En el tramo final de la carrera a las urnas, en febrero de 2009, el FMLN dio mayor libertad al entonces candidato para dirigir su propia estrategia. "Mauricio siempre ha tenido el control de la campaña", dijo en aquel momento Melgar en declaraciones a El Diario de Hoy.

"Funes ha aumentado su liderazgo", sumó el ahora secretario técnico Roberto Lorenzana.

Los "amigos" del candidato

Funes, quien no es un miembro orgánico del FMLN, cimentó su candidatura sobre otra base, esta vez emergida de la sociedad civil y la que se reconoció después como el movimiento "Amigos de Mauricio". Sus miembros eran los encargados de convencer y reclutar a empresarios, intelectuales y gremialistas para dar un impulso económico a la aspiración presidencial.

Gerardo Cáceres, conocido por sus allegados como "Jerry", fue identificado por algunos sectores como el creador de esa iniciativa que también apoyaron su hermano Carlos (ministro de Hacienda en las dos administraciones farabundistas) y el sobrino de estos, Francisco, quien fungió como secretario privado de la Presidencia de Funes.

A medida el movimiento de apoyo fue tomando fuerza se sumaron otros nombres como el del ministro de Defensa, David Munguía Payés; el empresario de seguridad y amigo de Funes, Miguel Menéndez, "Mecafé", que ocupó la presidencia del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (Cifco); Alexander Segovia, que fue secretario técnico; Luis Méndez Menéndez, que llegó a la superintendencia de Electricidad y Telecomunicaciones, y Andrés Rodríguez, presidente del INPEP, todos estos cargos se dieron durante la administración Funes.

Los Amigos de Mauricio manejaron una parte importante de los fondos para la campaña de 2009, al grado que entre los argumentos que tiene el exmandatario asilado para desvirtuar las acusaciones sobre supuesto enriquecimiento ilícito en su contra y algunos miembros de su familia está que hay al menos $600,000 que le fueron transferidos desde esa organización luego de que ganara la presidencia de la República.

Ahora, cuando desde Brasil hay ejecutivos de Odebrecht y el mismo publicista Joao Santana ha dicho que desde esa empresa se destinaron fondos para impulsar la campaña del FMLN y Funes en 2009, habrá que preguntar quién de estos -u otros- actores salvadoreños responden a la inquietud natural surgida de las acusaciones emitidas en Brasil: ¿recibió dinero la campaña efemelenista de 2009 de Odebrecht?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios