• Diario Digital | Miércoles, 23 de Enero de 2019
  • Actualizado 07:28

Servicios - HOSPITALES

"Albert Einstein", el médico más querido del Hospital Benjamín Bloom

Héctor Chicas no usa gabacha, no se comunica por celular, ni tiene redes sociales, pero es el médico más querido por todos los que visitan y trabajan en el Hospital Bloom debido a su noble corazón.

"Albert Einstein", el médico más querido del Hospital Benjamín Bloom

Desde un escritorio lleno de folders y documentos, un médico de Hospital Nacional de Niños "Benjamín Bloom" ha logrado con su carisma ganarse el aprecio de pacientes, empleados y otras personas que llegan al nosocomio y que cariñosamente lo han nombrado "Albert Einstein".

El gran parecido con el científico alemán no es lo único que llama la atención del doctor Héctor Chicas, un fisiatra que es descrito por sus conocidos como alguien “humilde y diferente que siempre busca ayudar a quienes se lo han pedido", incluso con medicamentos de su clínica particular.

“Si alguien no tiene para medicinas él se las consigue, es alguien con el que usted puede platicar y sentarse a comer cualquier cosa en cualquier lugar”, afirmó una fuente cercana al médico.

Desde su llegada al Bloom, Chicas se ha entregado por completo a su trabajo, con una gran vocación, generosidad, empatía y sobre todo profesional con su trabajo que se divide entre el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), el Bloom y su clínica privada

Una vida llena de sacrificios

Chicas es oriundo de Morazán, lugar del cual su madre se vio en la necesidad de migrar a la capital para poder ​trabajar como empleada doméstica y que sus cinco hijos tuvieran una mejor vida, algo de que no haber sido así el médico aseguró que sería un campesino.

Chicas hizo uso de los Educréditos, que el Ministerio de Educación otorgaba en ese momento, para lograr concluir una carrera que por cuestiones de la guerra civil se alargó de ocho a 12 años y para la que tuvo el apoyo de su esposa que en ese entonces iniciaba la carrera.

La mujer optó por dejar de estudiar para que su compañero de vida que estaba por salir se convirtiera en médico, “mi esposa me apoyó, decidimos eso y ahora ella gracias a Dios tiene un buen trabajo en Naciones Unidas” relató.

Posteriormente, Chicas cursó con dos especializaciones gracias a becas en las que concursó y con las que salió beneficiado en el extranjero. Algo que no le ha cambiado su forma de ver la vida.

Un médico a la antigua

Mientras el centro de estudios superiores era intervenido por los militares, su familia decidió irse del país y él junto con ellos, estando en Estados Unidos trabajó en una gasolinera, algo que le permitió solventar un poco los gastos.

La experiencia fuera del país no le agrado, ya que considera que Estados Unidos lo inducía mucho al consumismo y eso es algo con lo que no está de acuerdo, incluso lo ha llevado a la no utilización de celulares, automóviles recientes y redes sociales.

“No utilizo celular porque no he tenido la necesidad, si alguien quiere comunicarse conmigo están los teléfonos fijos”, aseguró este médico quien se conduce en un automóvil del año 1953.

Chicas consideró que en el país hay una sociedad desechable donde lo que se construye dura cortos periodos de tiempo, a diferencia de lo que se hacía en el pasado, “incluso eso aplica para los matrimonios”, agregó.

“Algunas niñas que vienen con el padre de su hijo  les pregunto que si creen que estarán juntos en cinco años, ellos dicen que sí. Yo les digo que vayan a la iglesia y que Dios les ayudará en el camino”, agregó el médico.

Ahora que casi ha llegado el momento de su jubilación, "Albert Einstein" planea visitar a sus nietos que viven en el extranjero y poder disfrutar junto a su familia las bendiciones que Dios le ha otorgado y que siempre está dispuesto a compartir con los más desfavorecidos.

WhatsApp Image 2018-12-11 at 15.32.46

Comentarios