• Diario Digital | Sábado, 18 de Noviembre de 2017
  • Actualizado 14:06

Servicios - AUTORIDADES REPORTAN DOS MUERTES

Muere hombre por comer un coctel de mariscos contaminado en restaurante de Santa Tecla

El ISSS advirtió sobre un brote de septicemia, una enfermedad producida por el bacilo Vibrio vulnificus. La enfermedad llega al torrente sanguíneo, a través del consumo de pescado o marisco infectado.

Las autoridades de Salud recomiendan no consumir mariscos crudos o poco cocidos.
Las autoridades de Salud recomiendan no consumir mariscos crudos o poco cocidos.
Muere hombre por comer un coctel de mariscos contaminado en restaurante de Santa Tecla

Una degustación de un coctel de mariscos en un restaurante de Santa Tecla, La Libertad, provocó que un hombre de 61 años muriera. El motivo de su deceso, según el cuadro clínico del Instituto Salvadoreño de Seguro Social (ISSS), fue por septicemia producida por la bacteria Vibrio vulnificus.

El nombre del restaurante no ha sido revelado por las autoridades, como tampoco la identidad de la víctima.

Esta es una de dos muertes producidas por esta infección, según lo referido por las autoridades salvadoreñas. La septicemia se contrae mediante el consumo de mariscos crudos, como aquellos que se utilizan para la preparación de cocteles y ceviches.

La víctima fue atendida entre agosto y septiembre de este año en el Hospital General. El paciente ingresó a la unidad de emergencia con fiebre, diarrea, con la piel de las piernas enrojecida debido al aumento de la sangre contenida en los capilares y bulas (un espacio que contiene aire dentro de un pulmón). La víctima fue aislada luego de haberle hecho una serie de exámenes que dieron positivo a la bacteriología Vibrio vulnificus.

Los familiares indicaron que el afectado inició con los síntomas el pasado 30 de julio, por lo que al día siguiente decidió pasar consulta y seis días después -el 7 agosto- falleció. Antes de comenzar con los síntomas, el hombre ingirió un coctel mixto (de conchas, camarones y cangrejo) en un restaurante de Santa Tecla.

El otro caso es el de una mujer de 58 años, quien el 29 de julio comenzó con los síntomas, por lo que dos días después pasó consulta bajo un cuadro de edema (hinchazón causada por acumulación de líquido en los tejidos), enrojecimiento de la piel por aumento de la sangre y bulas en sus miembros inferiores. A las pocas horas de su ingreso a un hospital, falleció tras un shock séptico.

La mujer también murió el 7 de agosto. Ambos reportes fueron notificados a la División de Vigilancia Sanitaria (DVS) del Ministerio de Salud.

Precaución al consumir mariscos

Ante estos casos, el personal de vigilancia sanitaria del ISSS alertó a la población sobre un brote de septicemia, una infección grave que se propaga en el organismo por vía sanguínea a partir de un foco infeccioso inicial. La enfermedad es bacteriana, aunque también puede deberse a algunos virus, hongos o parásitos, en este caso fue producido por la bacteria Vibrio vulnificus.

El ISSS indicó que la infección por Vibrio vulnificus es la principal causa de muerte relacionada con el consumo de mariscos en Estados Unidos.

Ante este brote, el ISSS recomienda evitar consumir mariscos crudos o poco cocidos, particularmente las ostras. Además, sugiere no introducirse al mar o a aguas saladas si se tiene una herida abierta en la piel, debido a que se puede originar una infección.

El bacilo Vibrio vulnificus es tolerante a la sal, prospera en el agua marina, especialmente en zonas cálidas, y es el único asociado a cuadros sépticos, con alta mortalidad. Los antibióticos son efectivos en las primeras fases de la infección, pero en casos avanzados puede ser necesaria la amputación del miembro.

El cuadro clínico

El ISSS indicó que los principales síntomas característicos de la enfermedad contemplan fiebre y escalofríos, diarrea, náuseas y vómitos. La mitad de los pacientes tiene cambios en el estado mental.

El cuadro médico surge por lo general de 12 horas a tres días -hasta 12 días de ser posible- después de la exposición. Además, los afectados desarrollan septicemia, y el 75% de los pacientes muestran lesiones bulosas hemorrágicas, celulitis dolorosa grave y acumulación de líquido con rápido desarrollo a equimosis.

Las recomendaciones

Entre los consejos que la institución médica indica es que se evite el contacto con los jugos crudos de los mariscos. Además, evitar comer ostras o mariscos crudos, especialmente si hay enfermedad hepática crónica, alcoholismo o enfermedades como diabetes, insuficiencia renal, transplantes, VIH, entre otras.

También se debe cocinar los mariscos y se debe usar guantes cuando se manipule ostras o crustáceos crudos.

Las personas con heridas abiertas deben evitar el contacto entre las heridas abiertas con mariscos crudos y el agua de mar. En todo caso, busque atención médica inmediatamente.

Comentarios