• Diario Digital | Martes, 23 de Mayo de 2017
  • Actualizado 14:47

Servicios - YA FUERON CANCELADOS OTROS $3 MILLONES

Deuda de $5,000,000 del Gobierno con proveedores de telas retrasará entrega de uniformes escolares

El ministro de Educación reconoció además que la mitad de los centros escolares públicos en el país no cuenta con una infraestructura adecuada para recibir a los estudiantes.

Fotografía tomada de la página del MINED
Fotografía tomada de la página del MINED
Deuda de $5,000,000 del Gobierno con proveedores de telas retrasará entrega de uniformes escolares

El Ministerio de Educación no pudo cancelar el total de la deuda con los proveedores de telas para los uniformes de los estudiantes de 2016, debido a la falta de desembolsos del Ministerio de Hacienda, por lo que acarrea una deuda que retrasará la entrega de uniformes para el año lectivo 2017.

El titular de esa cartera de Estado, Carlos Canjura, reconoció que aún deben $5 millones, lo que retrasará la entrega de los uniformes para el año escolar 2017, aunque se dijo confiado en que la situación sea solventada con prontitud.

"Eso debió cancelarse en 2016, y el hecho de que este mes todavía no tengamos resuelto ese tema obviamente nos dificulta el proceso normal de entrega de uniformes", informó Canjura, quien además señaló que la deuda total ascendía a $8 millones, es decir, solo han abonado $3 millones.

Mientras que en el tema de los paquetes escolares dijo que serán entregados durante el mes de enero a todos los centros escolares públicos del país.

Centro escolares en malas condiciones

El titular de Educación reconoció además que el 50% de los centros escolares del país no cuenta con una infraestructura adecuada para recibir a los más de 1.3 millones de estudiantes del sector público que se esperan para este año.

"Eso no es nuevo, es un problema serio que debe enfrentarlo toda la sociedad para poder resolverlo", señaló.

El año pasado, el presidente Salvador Sánchez Cerén anunció que como parte de las labores de prevención de la delincuencia y criminalidad, el Gobierno destinaría parte de lo recaudado como impuesto a la telefonía e internet en la reparación de escuelas.

Los problemas que afrontan los centros escolares van desde techos y paredes dañadas hasta la falta de baños para los estudiantes.
 
"Cuando una escuela no tiene un sanitario razonable, pues obviamente no está diseñada en una concepción de una educación integral y digna de nuestra niñez y juventud", señaló Canjura, al tiempo que ejemplificó que existen escuelas que cuentan solo con un baño para 400 estudiantes, "pero esa es la historia de nuestro país y lo que hay que hacer es reconocer que de eso somos culpables todos y de mejorar las condiciones también somos responsables todos", finalizó.

Comentarios