• Diario Digital | Lunes, 05 de Diciembre de 2016
  • Actualizado 10:36

Sucesos - EN COLONIA CONCEPCIÓN DE SAN SALVADOR

Mujer de 65 años ataca con ladrillo a anciana de 71 por largo conflicto vecinal

El pleito entre ambas mujeres viene desde hace años, al grado que en 2011 tuvo que mediar la Procuraduría General; sin embargo el conflicto estalló finalmente en una pelea callejera.

Mujer de 65 años ataca con ladrillo a anciana de 71 por largo conflicto vecinal

Una señora de 65 años está siendo procesada por haber causado lesiones con un ladrillo en la cabeza a una vecina con la que tenía un largo historial de conflicto.

Los dimes y diretes entre Rosa Merino de 65 años y María Soles de 71, pasaron a la agresión física el pasado 14 de noviembre cuando ambas se encontraban en la colonia Concepción de San Salvador.

De acuerdo a lo planteado por la Fiscalía General de la República (FGR), Merino al notar la presencia de Soles comenzó a insultarla debido a la enemistad que existe entre ambas.

La agresora se refería de forma despectiva contra la víctima a quien –según esta última- ve de menos ya que trabaja como recolectora de latas y botellas de plástico.

“¡Desgraciada!”, “¡maldita!”, “¡muerta de hambre!” fueron algunos de los términos que utilizó Merino para referirse a Soles, obteniendo una respuesta que provocó que se fueran a los golpes.

En medio de la riña, Merino recogió un ladrillo con el que golpeó la cabeza de Soles en varias oportunidades.

Al ver la pelea, los vecinos llamaron a la Policía Nacional Civil (PNC), para que intervinieran.

Una patrulla que se encontraba en la zona acudió al lugar de manera casi inmediata y procedió con el arresto de Merino, mientras que Soles fue llevada a un centro médico para que fuera atendida de las lesiones que presentaba. El reporte médico señaló que las lesiones que presentaba la víctima sanaron luego de 10 días.

La investigación fiscal señaló que el conflicto entre ambas data desde hace varios años y que para mayo de 2011 se registró una audiencia en la que la Procuraduría General de la República (PGR) intervino para mediar.

La víctima alegó que las diferencias entre ambas se deben a que su agresora la ve de menos debido a la forma en la que ella se gana la vida. Ya que –a su juicio- no se tiene un antecedente concreto que pueda justificar el odio que esta le tiene.

El juzgado Primero de Paz conoció los indicios planteados por el ministerio público y decidió que el caso pase a la etapa de Instrucción.

Merino tendrá que esperar el desarrollo de las investigaciones desde prisión.

 

Comentarios