• Diario Digital | Miércoles, 20 de Junio de 2018
  • Actualizado 17:06

Sucesos - NUEVA HIPÓTESIS

Cocinera de restaurante Los Parados, asesinada por su novio, habría sido enterrada viva

Preliminarmente, se manejaba la versión de que el sujeto había asesinado a la mujer con un hacha, esto debido a que fue la declaración que rindió ante las autoridades cuando hizo su confesión.

Fosa séptica donde fue localizado el cuerpo de Lorena Beatriz Marenco Díaz, de 36 años.
Fosa séptica donde fue localizado el cuerpo de Lorena Beatriz Marenco Díaz, de 36 años.
Cocinera de restaurante Los Parados, asesinada por su novio, habría sido enterrada viva

La cocinera del restaurante Los Parados Lorena Beatriz Marenco Díaz, de 36 años, quien fue asesinada por su novio, habría sido enterrada viva en una fosa séptica ubicada al final del pasaje Barahona de la colonia El Carmen en Ayutuxtepeque.

Fuentes policiales dijeron a El Salvador Times que, presuntamente, la mujer estaba aún con vida cuando fue enterrada; ya que a través de observación directa se detectó que la posición del cuerpo en que fue encontrada, no es coincidente con la forma típica de cuando se tira a una persona fallecida.

"Cuando se tira un cuerpo queda en una posición determinada, pero si la persona está con vida y al estar enterrada, reacciona y hace un intento por salir", explicó una fuente cercana al caso.

En ese sentido, se maneja la hipótesis que aún inconsciente trató de "rascar" con sus uñas la parte de arriba de donde estaba enterrada y, posiblemente, ante su angustia de querer salir, su cuerpo se movió y luego falleció por asfixia.

Sin embargo, será la autopsia que se le realice en el Instituto de Medicina Legal de San Salvador la que determine la hora y la causa de la muerte de Marenco Díaz.

La fuente detalla que Jorge Alberto Pérez, de 22 años, era compañero de trabajo de la víctima y se conocían desde agosto del 2017 y desde hacía dos semanas habían formalizado su noviazgo. 

El jueves 7 de junio, Pérez estaba trabajando en el restaurante Los Parados de la plaza Metrópolis, en Mejicanos, cuando llegó a traerlo su novia. Pero en el camino él le empezó a reclamar por unas llamadas que ella recibía en la mañana.

Al llegar a la casa del sujeto en la colonia El Carmen del mismo municipio, el imputado le revisó el celular a ella y vio unos mensajes que le había enviado otro hombre, lo que le provocó un enojo y una crisis de celos en Pérez. Luego la atacó y la asfixió, detallaron las fuentes.

Creyendo que ya la había asesinado, Pérez pasó todo el fin de semana escarbando en la fosa séptica cercana a su casa. Algunos vecinos han asegurado que lo vieron cargando una pala y cubetas. Asimismo, lo vieron preparando una mezcla de cemento. 

Peréz, quien creyó que su novia estaba muerta, la lanzó hacia la fosa y, posteriormente, le lanzó una gran cantidad de tierra encima y, posteriormente, selló la fosa con la mezcla que había preparado anteriormente. Las autoridades estiman que sólo el participó en el crimen.

En su confesión dijo que la mató con un hacha

Preliminarmente, se manejaba la versión que el sujeto había asesinado a la mujer con un hacha, esto debido a que cuando fue detenido fue lo que declaró a las autoridades policiales.

Aunque la Policía sostuvo que cuando da declaraciones un imputado, no todo lo que un detenido declara es totalmente cierto. Por esa razón, incluso pese a su confesión, se mantuvo el delito de privación de libertad hasta no encontrar el cuerpo de Marenco.  

En los allanamientos que realizó la Policía el lunes pasado en la casa del detenido, le fueron incautados varios elementos que habría utilizado pasara enterrar a la víctima, entre ellos un azadón y un cuchillo.

Asimismo, una sábana, un pantalón de tela, dos camisas, una tipo Polo y otra color verde. También, se encontró un delantal con estampado con el nombre del restaurante donde trabajaba y un celular dañado.

Marenco fue vista por última vez por sus familiares el pasado jueves en la colonia Sierra Morena, en donde residía, y posteriormente ya no se supo más de ella.

La denuncia de la desaparición fue interpuesta por los familiares el domingo 10 de junio ante la Policía y Fiscalía. Y la información sobre su desaparición incluso circuló en redes sociales. 

La víctima deja cuatro hijos, dos de ellos que viven en Estados Unidos y dos pequeños que residen en el país, informó la fuente cercana consultada.

Ticas

Comentarios