• Diario Digital | Domingo, 28 de Mayo de 2017
  • Actualizado 18:16

Sucesos -

Declaran improcedente petición de familia de Riley Serrano para que pueda ingresar a fase de confianza

Debido a que el exlocutor Riley Serrano guarda prisión en Santa Ana, quien debe resolver este caso es el juzgado de esa jurisdicción y no el de San Salvador.

Riley Serrano
Riley Serrano
Declaran improcedente petición de familia de Riley Serrano para que pueda ingresar a fase de confianza

El exlocutor Riley Serrano no podrá ingresar en la etapa de reos de confianza toda vez que el juzgado Primero de Vigilancia y Ejecución de la Pena de San Salvador declaró improcendente la petición de la familia luego de haber cumplido tres cuartos de la pena por el delito de secuestro.

El juzgado alegó que no es competencia de ese tribunal lo que a derechos de reos respecta, aunque ellos lleven el proceso de Serrano. En este sentido, los únicos que pueden conocer los derechos de los reos son los juzgados cercanos a la prisión, en este caso, Santa Ana.

Así, en el caso de Riley Serrano debido a que guarda prisión en el penal de Santa Ana, quienes deben conocer las quejas en cuanto a la violación a sus derechos son los Juzgados de Vigilancia Penitenciaria y Ejecución de la Pena de ese departamento.

Fuentes judiciales explicaron que esta decisión se ampara en el decreto 262 de la Asamblea Legislativa que establece que lo referente a los derechos de los internos les compete a los Juzgados de Vigilancia Penitenciaria en razón a la territorialidad.

En este sentido, la queja judicial interpuesta por la madre del exlocutor, Ana Silvia Montano, y su compañera de vida, Flor Jiménez, será enviado al juzgado Segundo de Vigilancia Penitenciaria y Ejecución de la Pena de Santa Ana.

Ahí deberán resolver si su petición es procedente o no para otorgarle el derecho a Riley Serrano de ingresar a la fase de confianza tras cumplir 16 años de los 22 que le han impuesto por el secuestro de José Luis Saca Jiménez, en noviembre del 2000 y a cinco más por el delito de lavado de dinero.

Comentarios