• Diario Digital | Viernes, 22 de Septiembre de 2017
  • Actualizado 00:19

Sucesos - SUJETOS ERAN MIEMBROS DE LA PANDILLA 18

Le destrozaron la cara a balazos a un hombre por no querer entrar a la pandilla y ahora pasarán 25 años en prisión

Fueron siete sujetos los que participaron en este asesinato, en el que a sangre fría le dispararon decenas de veces en el rostro a la víctima porque no quiso sumarse a la pandilla.

Foto de AFP
Foto de AFP
Le destrozaron la cara a balazos a un hombre por no querer entrar a la pandilla y ahora pasarán 25 años en prisión

A Raúl Armando Quintanilla López lo mataron la madrugada del 18 de marzo de 2015 en la colonia Lirios del Norte, calle Chandanga, contiguo a la carretera de Cuscatancingo, siete sujetos que lo encañonaron y le asestaron decenas de disparos en el rostro. Lo dejaron irreconocible.

Eran las 4 de la mañana cuando el testigo protegido de este caso iba hacia su trabajo y observó como siete hombres rodeaban a otro y le reclamaban. El testigo se escondió en un alambrado y desde ahí pudo observar cómo pusieron de rodillas a Raúl para ajusticiarlo.

A todos los hombres, los reconoció de inmediato. Eran reconocidos pandilleros de la 18 que operan en la zona. En un primer momento, solo conocía sus alias “Funes”, “Gío”, “Miguelito”, “Pepón”, “Brandon”, “Rata” y “Panza”.

La mayoría de sujetos ya han enfrentado un juicio en su contra por este hecho. En esta ocasión, se ventiló el caso en contra de Ángel Brandon Duarte Montes, alias “Brandon”, y Rafael Adolfo Paz Contreras, alias “Gío”.

Según recuerda el testigo, cuatro sujetos fueron los que le dispararon con armas cortas hacia la cabeza del joven que yacía de rodillas esa madrugada, entre ellos estaba “Gío”.

Otros sujetos prestaban vigilancia, entre ellos “Brandon”, quien con arma larga resguardaba que nadie interrumpiera.

El cuerpo de Raúl quedó tirado en el pavimento, entre dos postes y al lado de una cantarera.

Luego de que el juez el Tribunal Quinto de Sentencia de San Salvador conociera este testimonio y las pruebas periciales y documentales, encontró culpables a ambos sujetos por el homicidio de Raúl Quintanilla.

El juzgador les impuso 25 años de prisión a cada uno, tanto al que disparó como al que prestó vigilancia por considerarlo coautor del hecho.

 

Comentarios