• Diario Digital | Viernes, 17 de Noviembre de 2017
  • Actualizado 15:16

Sucesos - JUICIO SERÁ EL 10 DE AGOSTO

Discutió con un anciano de 79 años y ahora lo acusan de matarlo usando un trabuco

Un vecino del cantón San Miguel, en Mejicanos, vio cuando un sujeto que vive en la zona discutía con un anciano y luego de la acalorada pelea le disparó con un arma hechiza.

Discutió con un anciano de 79 años y ahora lo acusan de matarlo usando un trabuco

Casi un año ha pasado desde que a José Rafael Martínez, de 79 años, lo mataron en la calle Telesquite del cantón San Miguel, en la zona de San Ramón, Mejicanos, el 23 de agosto de 2016.

Eran alrededor de las 6:30 de la tarde cuando don José llegaba a su casa de una larga jornada de trabajo como agricultor. Una gorra verde lo había resguardado del solo todo el día, a su espalda llevaba una mochila con una capa negra que usaba para cubrirse de la lluvia.  

De acuerdo al documento fiscal, en medio de la calle lo abordó un vecino a quien conocen como Noé Quintanilla, de 36 años, un albañil de la zona quien se había tomado un par de tragos. El hombre se acercó a José y comenzaron a discutir, al punto en que ambos comenzaron a gritar, a reprochar y rezongar con las manos.

En la calle había varias personas presenciando la discusión. Muchos no le prestaron atención, otros se fijaron en la forma en que la situación se fue saliendo de control. Uno de ellos –a quien la Fiscalía bautizó como clave "España"- iba a recoger unas vacas en la zona cuando vio justamente a pocos metros cuando Noé amenazaba a gritos a José que lo iba a matar.

El testigo se asustó y se escondió entre los árboles, según se lee en el expediente. Desde ahí presenció cómo Noé sacó un arma que llevaba en la mochila; eran dos tubos de hierro unidos, un arma hechiza, lo que comúnmente se conoce como trabuco. Haló del gatillo y un solo disparo bastó. Cayó al suelo con siete perforaciones en el pecho, producto de los balines que le impactaron. Noé salió corriendo del lugar.    

El cuerpo del agricultor quedó tendido en el suelo, con su mochila y su gorra a un lado de la calle.

Pruebas científicas inculpan al acusado

Un grupo de policías andaba en las cercanías del lugar cuando oyeron el disparo. Al llegar donde estaba el cuerpo, los vecinos contaron cómo Noé supuestamente había matado a José y les dijeron adónde vivía

Los agentes policiales lo buscaron en la zona y lo encontraron pocos minutos después en su casa. Al registrarlo, en la cintura la encontraron el mismo trabuco con el que supuestamente había matado a su vecino.

En el expediente consta que cuando le hicieron las pruebas químicas para ver si aún tenía vestigios de pólvora en manos y en ropa, dio positivo.

Sin embargo, será hasta que se desarrolle el juicio en que se definirá la culpabilidad o la inocencia de Noé Quintanilla. El juicio por este hecho ya ha sido reprogramado en cuatro ocasiones. La primera vez por la falta de testigos, la segunda porque no llegó el defensor, la tercera por la ausencia del fiscal y la última, que estaba programada para el 10 de julio, el testigo clave "España" no llegó.

La vista pública ha sido reprogramada para el próximo 10 de agosto y será el juez del Tribunal Sexto de Sentencia de San Salvador que conozca el caso.

Aclaración

Comentarios