• Diario Digital | Martes, 28 de Marzo de 2017
  • Actualizado 00:14

Sucesos - 16 AÑOS DE CÁRCEL

Profesor de colegio privado abusó sexualmente de alumno de 13 años a cambio de subirle notas

Cuando la comunidad educativa se enteró de lo sucedido, el maestro fue apoyado por un grupo de padres de familia que incluso se ofrecieron a testificar a su favor.

Lemus al momento de su captura el 3 de junio de 2016 / Foto de La Prensa Gráfica
Lemus al momento de su captura el 3 de junio de 2016 / Foto de La Prensa Gráfica
Profesor de colegio privado abusó sexualmente de alumno de 13 años a cambio de subirle notas

El excoordinador académico del colegio Theodor Herlz, en esta capital, fue condenado a 16 años de prisión por abusar sexualmente de un alumno menor de edad, a quien ofreció subirle las notas si accedía a sus peticiones. Algunos padres de familia del colegio defendieron al acusado al enterarse de lo ocurrido en junio de 2016 e incluso se ofrecieron a ayudarle en el juicio.

Roberto (nombre cambiado para proteger su identidad), de 13 años, presentaba problemas en las notas de algunas materias que cursaba en séptimo grado, este fue el arma que Raúl Antonio Lemus García utilizó para obtener favores sexuales del menor.

El joven tenía un promedio general deficiente de 3.6, lo que provocó que el coordinador optara por remitir su caso ante la encargada de disciplina, quien estableció que el alumno tendría un refuerzo académico para mejorar sus notas.

La institución delegó a Lemus García para que dedicara tiempo al estudiante a fin de que lograra mejor rendimiento académico.

Fue así como la mañana del jueves 2 de junio de 2016, el maestro citó al alumno a su oficina después del segundo recreo, pero en vez de darle refuerzo estudiantil, le pidió que se dejara masturbar y que luego se lo hiciera a él. De esta manera -le ofreció-, lo eximiría de someterse a un largo curso de refuerzo.

Al mismo tiempo, le advirtió que si no accedía a la petición, sus calificaciones iban a bajar aún más por lo que iba a aplazar el año. El menor dijo ante la fiscalía que accedió para pasar el grado y no defraudar a su familia.

Al terminar el episodio sexual el profesor ordenó al alumno retirarse de la oficina, pero le advirtió que no mencionara lo ocurrido y además le exigió que regresara al día siguiente para seguir viendo la situación de las notas.

Al salir, el menor se encontró en el pasillo con la encargada de disciplina y tuvo la intención de acusar al agresor pero tuvo miedo que el maestro fuera a cumplir la amenaza de aplazarlo. El estudiante entonces fue por sus útiles escolares y salió a su casa guardando silencio.

Al día siguiente, Roberto regresó a la oficina del coordinador quien una vez más lo masturbó al igual que el día anterior, así como lo obligó a que lo masturbara.

De regreso a casa, el joven no pudo guardar más silencio y decidió relatar los hechos a su abuela, quien indignada presentó ese mismo viernes 3 de junio la denuncia a la PNC quien llegó hasta las instalaciones del colegio para capturar al docente en el tiempo de flagrancia.

Las autoridades del colegio pactaron con la policía no esposar al maestro para que no afectara la imagen de la institución educativa.

Padres de familia defendieron al agresor

Luego de estos hechos la familia de Roberto se presentó al colegio para solicitar el retiro de la documentación de este y de una familiar más que estudiaba allí, además del reintegro total del dinero invertido durante 2016 que ascendía a $560.

El administrador del colegio accedió a la petición, pero se negó a cumplir otra demanda de la abuela, que exigía que se despidieran a todos los hombres de la institución para proteger al resto de estudiantes.

La abuela también pidió que enviaran a su nieto a recibir terapias sicológicas privadas para superar el trauma ya que lo sucedido lo había afectado conductualmente, pero el colegio tampoco accedió.

El Ministerio de Educación inició una investigación respecto al funcionamiento del colegio pero no encontraron más irregularidades por lo que no fue sancionado y le renovaron los permisos para seguir operando.

Las autoridades educativas del colegio convocaron a los padres de familia para abordar el tema y algunos se mostraron a favor del maestro abusador e incluso ofrecieron defenderlo aunque la propuesta ya no prosperó.

Finalmente, el colegio se desligó de Lemus García, para no seguir dañando la imagen de la institución.

Ante la jueza del Juzgado Sexto de Sentencia el maestro negó los cargos y la defensa alegó que en sus años de labor profesional, el docente nunca había tenido ningún tipo de demandas, menos de tipo sexual; sin embargo la juzgadora dio mayor mérito al testimonio del joven, enviando Lemus García a prisión por 16 años.

 

Comentarios