• Diario Digital | Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
  • Actualizado 10:45

Sucesos - TRABAJARÁN EN ESTRATEGIA

Fiscal advierte que problema de pandillas podría aumentar con las deportaciones de Estados Unidos

El funcionario dice que es el Gobierno el que ya debería tener una estrategia para abordar el fenómeno.

Imagen de referencia.
Imagen de referencia.
Fiscal advierte que problema de pandillas podría aumentar con las deportaciones de Estados Unidos

Las deportaciones de connacionales producto de la política migratoria de Estados Unidos han llevado al fiscal general de la República, Douglas Meléndez, a advertir sobre la posibilidad de una escalada de violencia ocasionada por pandillas en el país.

El funcionario aseguró que trabajan en una estrategia para enfrentar esa situación, pero externó que  el principal actor que debe trabajar en un plan es el Gobierno.

De acuerdo al funcionario: "Existe una preocupación en cuanto a las deportaciones de supuestos pandilleros tanto para El Salvador como para otros dos países del Triángulo Norte. Nosotros debemos hacer una estrategia en cuanto a ese tema", planteó el funcionario durante la reunión de titulares de los ministerios públicos y fiscales de la región.

El presidente de EE.UU. Donald Trump dijo un par de días atrás que acabará rápidamente con los mareros de la MS que estén dentro de los Estados Unidos.

Ante esto, el fiscal Meléndez sabe que el Gobierno es el principal encargado de crear una estrategia de seguridad para enfrentar una eventual deportación de presuntos mareros, pero que la FGR hará su parte, analizando estrategias desde sus competencias.

De acuerdo a Meléndez, la información compartida entre los países del Triángulo Norte establece que el principal flujo de pandilleros es entre El Salvador y Guatemala y en menos porcentaje con Honduras: "Están en el tráfico de drogas y armas en los tres países. Hemos tenido resultados en el decomiso de muchas armas largas y de uso privativo de la Fuerza Armada", explicó el funcionario salvadoreño.

Uno de los golpes más importantes en los que participó Guatemala fue la operación Jaque, de julio del 2016, cuando en El Salvador se golpeó la red de financistas de la Mara Salvatrucha. Esa operación tuvo algún nivel de coordinación con Guatemala debido a que varios cabecillas de esa estructura criminal compraban armas en el país vecino.

La captura y deportación más reciente, desde Guatemala, fue la del cabecilla Pedro Benjamín Rivas Zelaya alias "Snyper", acusado por la Fiscalía de traficar armas hacia El Salvador.

La atención sobre este tema es tal que durante la última reunión de los fiscales de la región con el fiscal de Estados Unidos esto fue prioritario en la agenda: "Hemos hablado extensamente sobre el tema y vamos a trabajar en conjunto con los demás países", explicó Meléndez.

El fiscal explicó que: "Estamos intercambiando información, ya se han realizado capturas y extradiciones; pero a raíz de la reunión que tuvimos con el fiscal de EE.UU. vamos a trabajar sobre una estrategia. En las próximas semanas, vamos a tener otras reuniones con los fiscales investigadores de estos casos", dijo.

Desde el Gobierno, el ministro de Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, ha dicho que es "mínimo" el porcentaje de personas con antecedentes penales que son retornadas de Estados Unidos a El Salvador; además de asegurar que compartían información con las autoridades migratorias de Estados Unidos, quienes les ponían al tanto de las razones por las que las personas son retornadas.

El funcionario explicó que como parte de los protocolos verifican si los retornados tienen órdenes de captura pendientes o procesos judiciales abiertos.

Comentarios