• Diario Digital | Domingo, 22 de Julio de 2018
  • Actualizado 10:17

Sucesos - DESAPARECIDA

Jocelyn, la joven que desapareció tras confesarle a su madre que pensaba dejar a su pareja y apareció mutilada en el río Acelhuate

La joven conversó con su mamá por última vez el pasado 4 de julio y ahora la familia está aferrada a la última esperanza de que el examen de Medicina Legal desmienta lo que la Policía ha confirmado: que el cadáver mutilado que fue encontrado flotando en una cubeta a las orillas del río Acelhuate es el de ella. 

Jocelyn, la joven que desapareció tras confesarle a su madre que pensaba dejar a su pareja y apareció mutilada en el río Acelhuate

Jocelyn Milena Abarca, de 26 años de edad, se comunicó por teléfono con su madre por última vez el 4 de julio, tras una discusión que tuvo con a pareja sentimental. Después de eso recibió varios mensajes de WhatsApp extraños, pero nunca se imaginó que se enteraría por este medio de comunicación que su hija había sido encontrada muerta días después de esos mensajes.

La joven desapareció el pasado 4 de julio, pocos días después de que le confesara a su madre que iba a dejar a su pareja sentimental, un hombre de 33 años con el que había tenido una relación desde la adolescencia. 

Jocelyn, quien trabajaba como como supervisora de una reconocida empresa de electrodomésticos, reside en la colonia Altos del Cerro, en Soyapango, junto a su pareja sentimental, con quien tenía una relación desde hace 10 años, de los cuales cinco habían vivido juntos.

La madre le dijo a El Salvador Times que Jocelyn estaba pensando en dejar a su pareja, un hombre que trabaja en una empresa de agua embotellada. 

“El sábado (30 de junio), Jocelyn se fue y regresó hasta el día siguiente y me contó que en la semana el hombre le había estado preguntando la razón de su decisión (de dejarlo)”, comentó la mujer con una notoria desesperación.

Según lo relatado por la madre a este medio, ella fue la última persona con la que Jocelyn se comunicó. Aseguró que el día miércoles 4 de julio su hija le llamó luego de haber sostenido una discusión con su pareja sentimental, aunque no le dio mayores detalles. 

Después de eso, no volvió a oír la voz de su hija. Según la madre, ya el 5 de julio ella le llamó a la joven y esta nunca respondía el celular, solo le mandaba mensajes de WhatsApp.

Incluso la madre llegó a pedirle que le respondiera las llamadas o al menos que le mandara un mensaje voz a través de la plataforma. Sin embargo, fue en vano. No hubo respuesta. 

Esto llamó la atención de la preocupada madre e interpuso la denuncia. Desde entonces, el celular tanto del trabajo como el personal ya no volvieron a sonar. Se encontraban apagados. 

La intensa búsqueda

Desde entonces, la familia y amigos de la joven inició una intensa búsqueda e incluso divulgaron la información en diversas redes sociales. Este medio también contó la historia. 

Las autoridades policiales se dieron a la tarea de buscar a la joven y dar su con su paradero. Así como realizar una serie de investigaciones en torno al caso

Este domingo 8 de julio, fuentes policiales confirmaron a este medio que el cadáver desmembrado que se encontró el pasado 6 de julio en una cubeta en el río Acelhuate se trataba de Jocelyn. La fuente dijo que pudieron identificarla por los rasgos y señas de la joven. 

El examen de Medicina Legal que se dará a conocer a mediados de la semana será el que dé la respuesta definitiva sobre la identidad de la joven. Debido a que la información trascendió en domingo, la Fiscalía no pudo dar mayor detalle tampoco. 

En este hecho, ha sido complicada la identificación debido a que el cuerpo no tenía la cabeza por lo que se ha tenido que valer de otras partes del cuerpo para reconocerlo.

No obstante, la madre de Jocelyn no pierde la esperanza que ese cuerpo no sea el de su hija y de encontrarla aún con vida. 

Las autoridades continúan investigando los hechos para esclarecer lo que pudo ocurrir en este caso y dar con los hechores. 

Comentarios