• Diario Digital | Domingo, 22 de Julio de 2018
  • Actualizado 10:17

Sucesos - DESAPARECIDA

Joven desaparece tras dudosos mensajes enviados por WhatsApp

Angusitada de no ver a su hija en más de una semana, la madre de la víctima interpuso un aviso a la Fiscalía General de la República para que investiguen el caso.

Joven desaparece tras dudosos mensajes enviados por WhatsApp

La madre de Jocelyn Milena Abarca, de 26 años de edad, ha iniciado una ardua búsqueda por su hija quien repentinamente desapareció del entorno de su familia. Lo último que supo de ella fueron unos dudosos mensajes de WhatsApp.

La joven, quien labora como supervisora de una reconocida empresa de electrodomésticos, reside en la colonia Altos del Cerro, en Soyapango, junto a su pareja sentimental, con quien tiene una relación desde  hace 10 años de los cuales cinco han vivido juntos.

De acuerdo a la madre de la víctima, la joven también le había comunicado a ella que había pensado abandonar la casa de su pareja de 33 años de edad, quien es empleado de una empresa de agua embotellada.

“El sábado (30 de junio), Jocelyn se fue y regresó hasta el día siguiente y me contó que en la semana el hombre le había estado preguntando la razón de su decisión”, comentó la mujer con una notoria desesperación.

Entre lunes y martes de la presente semana, la madre no recuerda hechos relevantes en la conducta de su hija quien pese a las intenciones de terminar con la relación seguía viviendo junto a su pareja.

Según lo relatado por la madre a El Salvador Times, ella fue la última persona con la que la víctima se comunicó, esto fue el día miércoles 4 de julio luego de una discusión de su hija con Urbina.

“La última vez que pude hablar con ella por teléfono fue el miércoles, porque ya el día 5 mi hija solo me mandaba mensajes por WhatsApp y nunca me respondió ninguna llamada”, dijo la progenitora.

Una corazonada provocò que la madre le pidiera a su hija que le contestara las llamadas que le hacía o que al menos le enviara un mensaje de voz por WhatsaApp para tener certeza que se encontraba con bien.

Las peticiones de Juárez fueron en vano ya que desde el número de su hija no le enviaron más que texto, algo que generó alarma en ella ya que este no es el comportamiento normal de su hija.

Actualmente, los dos teléfonos celulares que portaba Abarca –el del trabajo y el personal- no dan tono debido a que se encuentran apagados.

Al consultarle al compañero de vida de la mujer este dijo que la última vez que vio a su pareja fue el miércoles en horas de la tarde.

Esta situación  llevó a la angustiada madre a interponer la denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) para que le ayuden a dar con el paradero de su hija.

Además, en redes sociales se ha iniciado una campaña para solicitar cualquier tipo de información que ayude a esclarecer el hecho.

La familia de la afectada dispuso el número 7506-0792 para que puedan reportar algún dato que ayude a aclarar la situación de la joven y poder encontrarla con vida.

Comentarios