• Diario Digital | Domingo, 23 de Septiembre de 2018
  • Actualizado 02:43

Sucesos -

Hallan desmembrada en una cubeta a orillas del Acelhuate a la joven desaparecida que envió dudosos mensajes de WhatsApp

La familia asegura que por el momento a ellos no les han notificado de que haya sido identificado el cuerpo y esperan que a mediados de la semana se dé a conocer los estudios de Medicina Legal. 

Hallan desmembrada en una cubeta a orillas del Acelhuate a la joven desaparecida que envió dudosos mensajes de WhatsApp

Fuentes policiales confirmaron a El Salvador Times que el cuerpo de Jocelyn Milena Abarca, de 26 años de edad, ha sido identificado. Fue encontrado el viernes pasado mutilado y en una cubeta en el río Acelhuate, pero fue identificado hasta hoy.

La información policial señala que rasgos y señales han hecho posible la identificación, aunque los estudios de Medicina Legal se darán a conocer a mediados de esta semana.

La identificación ha sido complicada debido a que el cuerpo fue encontrado desmembrado en las orillas del río, pero no fue encontrada la cabeza. 

En este sentido, la familia ha dicho a este medio que espera los exámenes de la autopsia del cuerpo para dar por identificado el cadáver. "Para nosotros ella sigue desaparecida", dijo un familiar a este medio. 

La joven, quien labora como supervisora de una reconocida empresa de electrodomésticos, fue vista por última vez el pasado miércoles 4 de julio. 

Fue el pasado viernes 6 de julio que se reportó el hallazgo de un cuerpo desmembrado en una cubeta en el río Acelhuate, a la altura de la 17 avenida sur y calle Gerardo Barrios, en San Salvador.

Una fuente policial indicó que fueron alertaros del hallazgo, al llegar a la zona se encontró el cuerpo que estaba incompleto. "Solo se observan los glúteos y piernas en el lugar”, dijo el viernes pasado la fuente policial.

La madre de la joven inició una ardua búsqueda por su hija quien repentinamente desapareció del entorno de su familia. Lo último que supo de ella fueron unos dudosos mensajes de WhatsApp.

“La última vez que pude hablar con ella por teléfono fue el miércoles, porque ya el día 5 mi hija solo me mandaba mensajes por WhatsApp y nunca me respondió ninguna llamada”, dijo la progenitora.

De acuerdo a la madre de la víctima, la joven le había comunicado a ella que había pensado abandonar la casa de su pareja de 33 años de edad, quien es empleado de una empresa de agua embotellada, con quien vivían en  Altos del Cerro, en Soyapango.

Entre lunes y martes de la semana pasada, la madre no recuerda hechos relevantes en la conducta de su hija quien pese a las intenciones de terminar con la relación seguía viviendo junto a su pareja.

Comentarios