• Diario Digital | Miércoles, 21 de Noviembre de 2018
  • Actualizado 00:05

Sucesos - DENUNCIA

Madres acusan a monja de maltratar a niños de parvularia en un colegio católico

A raíz de la queja, siete personas han sido despedidas, entre ellas una monja mexicana, la maestra de parvularia y su asistente. 

Imagen tomada de redes sociales
Imagen tomada de redes sociales
Madres acusan a monja de maltratar a niños de parvularia en un colegio católico

El centro escolar católico “San Luis”, ubicado en la colonia Santa Rosa de Cuscatancingo, ha sido denunciado por los padres de familia debido a un supuesto maltrato de una monja a niños de parvularia.

Madres de familia que tienen a sus hijos estudiando en ese centro escolar manifestaron estar preocupadas por las acciones que la monja, quien tenía el cargo de directora de parvularia, ha cometido contra varios niños. Las madres sostienen que la monja, junto a dos personas más, maltrataban a los niños.

“Ellas no dejaban comer a los niños si no terminaban las cosas antes de salir a recreo y si terminaban durante el receso, tampoco los dejaban. Varias veces llevó mi hija la comida de regreso a la casa”, contó una madre a este periódico. 

Tras conocer lo que dentro de la institución estaba sucediendo, un grupo de padres de familia decidieron realizar una queja formalmente ante las autoridades.

El Salvador Times corroboró esta información haciendo uso de la Ley de Acceso a la Información Pública, en donde las autoridades del Ministerio de Educación (MINED) confirmaron los datos que habían llegado al medio.

En el documento, enviado por la Dirección de Transparencia del MINED, estipula que la queja fue puesta anónimamente el pasado 15 de agosto de 2018 por una madre de familia que acusa a la monja de maltratar a los niños y a los padres, además la señala de "tener un poder de manipulación y de carecer de actitud religiosa".

En la misma información, las autoridades señalaron que los padres de familia “han enviado cartas al MINED, CONNA, Migración y Embajada de México en El Salvador”, pues la monja que está siendo señalada aparentemente es mexicana.

Las autoridades del MINED señalaron que visitarían entre el 5 y el 11 de septiembre el centro escolar para realizar una inspección y deducir responsabilidades. No obstante, hasta el cierre de esta nota se desconoce si esta se llevó a cabo o no.  

“El caso se encuentra pendiente de resolución, el pasado cuatro de septiembre la Dirección Departamental de Educación comunicó que realizaran visita al centro escolar”, reza el documento.

Fuentes de cercanas al caso afirmaron que la manera en la que actuaban las monjas no era el indicado. Entre los señalamientos aseguran que lo estricto del centro escolar católico “San Luis”, lejos de ser una disciplina educativa es un atropello para los menores que están pagando mensualmente por la educación que ahí se les brinda.

Según información oficial, han sido despedidas del centro escolar la monja, quien se presume regresó a su país, la profesora de parvularia junto a su asistente y cuatro personas más, de quienes no se tiene referencia.

El Salvador Times se comunicó en reiteradas ocasiones con el centro escolar para conocer la versión de la directora sobre las quejas que se han realizado este año. Sin embargo, las llamadas no fueron  atendidas porque aparentemente se encontraba ocupada o en reuniones.

Humillación a padres de familia y sus hijos

Este no es el único incidente por el cual muchas madres de familia se han mostrado molestas, ya que en varias ocasiones afirmaron que si no habían pagado la colegiatura eran expuestas en público.

“Si uno por alguna razón no ha podido pagar la colegiatura, las monjas en frente de todos nos decían que debíamos tal mes o no dejaban hacer los exámenes a los niños”, aseguró una fuente.

En ese sentido, el documento del MINED al que El Salvador Times tiene acceso también consigna una queja realizada en enero de este año contra la institución, en donde una madre denunciaba que no querían darle el certificado de su hija por no haber podido pagar la colegiatura.

En esa ocasión, el MINED se comunicó con la directora para conocer lo que estaba pasando. Al final la madre de familia pagó la deuda con la institución, según su capacidad económica, y hasta entonces le dieron los documentos de la menor.

Fuentes cercanas al caso aseguran que este centro escolar se conocen como “de ayuda del Guadalupano”, por lo cual los costos de la educación son más bajos que en ese colegio. Sin embargo, denuncian que son muchos los gastos que tienen y que deben sufragar con las colegiaturas. 

Por el momento, la institución educativa tampoco quiso sentar postura sobre estos hechos. 

Comentarios