• Diario Digital | Martes, 21 de Febrero de 2017
  • Actualizado 10:43

Sucesos - EN FISCALÍA

Médico acusado de intercambiar bebés en hospital Ginecológico denuncia a exfiscal Luis Martínez y pide $75,000

El doctor Alejandro Guidos es representado por la abogada privada Bertha Deleón, que ha llevado otros casos sonados en el país.

Médico acusado de intercambiar bebés en hospital Ginecológico denuncia a exfiscal Luis Martínez y pide $75,000

El médico que fue acusado en su momento de intercambiar a unos bebés en el hospital Ginecológico, Alejandro Guidos, interpuso hoy una denuncia por detención ilegal contra del ex fiscal general Luis Martínez en la Fiscalía General de la República (FGR), así como contra una fiscal auxiliar de la Unidad de delitos en contra el menor y la mujer. El galeno exige una retribución de $75,000 por daños a la moral y la imagen.

La representante del galeno es Bertha Deleón quien aclaró que "presentamos una denuncia de tipo penal por el delito de privación de libertad por funcionario o empleado público, que tiene una pena de tres a seis años de prisión, que tiene relación con la detención ilegal que se hizo del doctor Guidos por la supuesta suplantación del bebé Cushworth Casanellas", explicó. 

El anterior fiscal Martínez ordenó la detención del galeno en los primeros días del mes de septiembre del año 2015 cuando fue acusado de participar en el intercambio de dos bebés que nacieron en ese hospital. 

La abogada Deleón señaló que "esa detención o la resolución de detención administrativa carece de los requisitos mínimos para haberla decretado por lo tanto consideramos que la detención del doctor fue totalmente arbitraria"; una versión que es respaldada por la Procuraduría para la defensa de los Derechos Humanos.

LEA MÁS NOTICIAS DE SUCESOS INGRESANDO A NUESTRA SECCIÓN. HAGA CLIC AQUÍ

La detención habría causado graves prejuicios en contra de la moral, imagen y carrera del galeno que ahora busca que se le retribuyan con una remuneración económica según explicó su representante.

La cantidad se ha establecido debido a que el galeno "incurrió en serios gastos en honarios de sus abogados que asumieron el litigios aunado a ello el tuvo consecuencias psicológicas graves que aun esta en tratamiento y eso es lo que hemos documentado en el proceso; pero la Fiscalía podrá ahondar más y determinar la cantidad", explicó Deleón.

El caso se abrió cuando la madre de uno de los bebés sospechó que no era su hijo el recién nacido que le entregaron en el hospital y solicitó una investigación en la Fiscalía que derivó en la realización de la prueba de ADN del neonato y de todos los bebés que nacieron ese día.

La respuesta de esa prueba fue crucial para encontrar al otro bebé con el que fue intercambiado y a partir de entonces la madre pidió justicia lo que motivó a la Fiscalía a buscar pruebas para deducir responsabilidades enfocando sus esfuerzos en investigar al galeno hasta llevarlo a un proceso judicial del que salió librado.

 

 

 

Comentarios