• Diario Digital | Domingo, 22 de Julio de 2018
  • Actualizado 10:23

Sucesos - QUEZALTEPEQUE

Niña de 10 años se extravía luego de que su madre la enviara desde Santa Ana a buscar a su hermano de 7 años a San Salvador

Es así como Meibely abordó un bus que desde Santa Ana llega a los alrededores de Quezaltepeque para posteriormente tomar la ruta 109, en donde la menor se quedó dormida.

Niña de 10 años se extravía luego de que su madre la enviara desde Santa Ana a buscar a su hermano de 7 años a San Salvador

Una niña de diez años se extravió ayer por la tarde luego de que su madre la enviara a buscar a su hermano menor, quien se había escapado para ir a visitar a su tía en San Salvador. Los menores viven en el cantón Ochuxe Arriba, Santa Ana.

Meibely Julissa Martínez cuenta que su madre es vendedora ambulante y que no tienen un lugar fijo para comercializar los productos. Ayer por la tarde, la niña estaba junto a su madre Vilma Esperanza Martínez Cerna y su hermano en el mercado de Santa Ana, lugar donde andaban vendiendo.

El hermano de menor de Meibely se escapó desde Santa Ana para visitar a su tía en San Salvador, algo que según información oficial era común en esta familia.

Al percatarse de que su hijo no estaba junto a ellas, la madre de los menores decidió enviar a la niña para que buscara a su hermano de tan solo siete años.

“Es común que este niño salga a buscar a su tía desde Santa Ana a San Salvador, ayer se les vino y la madre irresponsable mandó a la niña a buscarlo”, dijo un agente de la PNC.

Es así como Meibely abordó un bus que desde Santa Ana llega a los alrededores de Quezaltepeque para posteriormente tomar la ruta 109, en donde la menor se quedó dormida.

Al llegar al final de la ruta, el chofer del bus decidió llevarla a las autoridades para que ellos se encargaran de buscar a la familia de la menor que se había extraviado buscando a su hermano menor.

Al preguntarle sobre su padre, la niña afirma que esta prisión por el delito de violación, a quien identificó solo como Saturnino, pero afirma desconocer el apellido de su padre. Los agentes no han podido corroborar esta información, debido a la falta de datos.

Por el momento, las autoridades no han dado con el paradero de la madre de los menores, pero afirman que podría ser acusada por abandono y desamparo, el cual está sancionado con una pena entre uno y tres años de prisión.

En horas de la tarde, después de 24 horas de haber dejado a su madre e iniciar la búsqueda de su hermano, Julissa fue trasladada a la delegación de Santa Ana, en donde su madre la estaría esperando.

Este traslado fue una coordinación que realizó la delegación de Quezaltepeque para que la niña fuera reunida con su madre.

El Salvador Times buscó información de la delegación de Santa Ana para conocer el procedimiento que se realizaría con la menor. Sin embargo, estos se negaron a brindarla argumentando que “no están autorizados a dar información”.

Comentarios