• Diario Digital | Viernes, 28 de Abril de 2017
  • Actualizado 04:14

Sucesos - OCURRIÓ EN SAN SALVADOR

Pareja de asaltantes se aprovecharon de embarazo de mujer para intentar saquear su carro

El hurto fue frustrado por elementos del 911 de la Policía quienes dieron persecución a la pareja que, pese a las pruebas, solo fue procesada por portación de documentos falsos.

Imagen de referencia
Imagen de referencia
Pareja de asaltantes se aprovecharon de embarazo de mujer para intentar saquear su carro

Un hombre y una mujer se intentaron aprovechar del estado de embarazo de una mujer para abrir su vehículo y apropiarse de sus pertenencias, algo que no lograron por la reacción de la ciudadanía que alertó a las autoridades para frustrar el robo.

El 9 de marzo de 2016 Jimena (nombre modificado por seguridad), acudió a su cita en el seguro social de la colonia San Antonio Abad. Lugar en el que llevaba su control médico por el embarazo y en el que estuvo dos horas.

A los pocos minutos del ingreso de Jimena a la clínica, Leonardo Estrada Castillo y Linda Guadalupe Medrano, llegaron hasta el carro de su víctima, quien lo había dejado estacionado frente al seguro. Mientras el hombre quitaba las chapas del carro, su compañera vigilaba que al lugar no se presentaran policías.

El celular, la cartera y un aparato para escuchar música fue el botín que atrajo a ambos delincuentes quienes estaban a punto de abrir el vehículo cuando una patrulla llegó a la zona, luego de una denuncia recibida.

Cuando Linda avisa a Leonardo sobre una patrulla que venía en la dirección en la que se encontraban, ambos salieron corriendo a un carro que estaba estacionado delante del carro de su víctima.

Luego de esto se inició una persecución en las calles de dicha zona que según los agentes tuvo una duración de cinco minutos  y que finalizó cuando Leonardo intentó esquivar una fila de autos que esperaban el cambio del semáforo.

La maniobra realizada por el conductor provocó que al vehículo que conducía se le quebrara la suspensión, por lo que optó por correr, pero fue neutralizado por los agentes que lo seguían a quienes incluso intentó agredir.

La inspección ocular permitió a los agentes identificar las herramientas que la pareja intentó utilizar para cometer el robo. Además identificaron a Medrano, quien tenía una orden de captura por otros delitos.

Al realizar la inspección al vehículo conducido por los delincuentes se determinó que el número de chasis que se señalaba en la tarjeta no era el mismo que estaba grabado en el interior del vehículo. Y que las autoridades señalan que fue modificado luego de un robo.

Jimena no se enteró de lo ocurrido

Luego de esta escena la tranquilidad volvió al lugar, esto coincidió con la salida de la clínica de la mujer quien notó que la ventana de la  puerta del lado del conductor estaba un poco salida, además, tuvo problemas para abrirla.

Al día siguiente a través de una llamada de la Policía se le detalló a la mujer lo ocurrido, ya que su vehículo sería presentado como la principal prueba para procesar a los imputados por los delitos de hurto en grado de tentativa y uso falso de documentos.

En la misma llamada la mujer se enteró que la chapa de la puerta del conductor y la del baúl habían sido sustraídas, asimismo se le explicó que esto fue realizado por Estrada y Medrano.

La mujer se presentó a la delegación de la PNC que le fue indicada para interponer su denuncia y que su vehículo fuera revisado.

Este caso pasó a la etapa de sentencia, pero el juez a cargo del proceso en la etapa de instrucción determinó que solamente se podía procesar en vista pública a los imputados por el delito de documentos falsos.

Pese a que la acusación no era por los hechos que la involucraban directamente, Jimena se presentó a declarar en el juicio y pidió al juez que se impusiera como responsabilidad civil a los imputados el monto de $300 para poder reparar su vehículo.

La decisión del juzgado se dará a conocer en los próximos días.

 

Comentarios