• Diario Digital | Viernes, 17 de Noviembre de 2017
  • Actualizado 15:12

Sucesos - INSTRUCCIÓN FINALIZA EL LUNES

¿Qué pasará con el “Gordo” Max, acusado de tener sexo con niñas, ahora que la Fiscalía no localiza a la supuesta víctima?

La Fiscalía había ofrecido el testimonio de la víctima de manera anticipada; sin embargo, en dos ocasiones se intentó celebrar la audiencia especial, pero no asistió debido a que no la han podido localizar.

¿Qué pasará con el “Gordo” Max, acusado de tener sexo con niñas, ahora que la Fiscalía no localiza a la supuesta víctima?

La Fiscalía tiene cuesta arriba el caso en contra del Maximiliano Hernández González, mejor conocido como “Gordo” Max, y otros tres imputados acusados de pagar para tener sexo con niñas, debido a que no han podido localizar a la supuesta víctima y principal testigo clave en este caso.

En dos ocasiones el Juzgado Octavo de Instrucción de San Salvador celebró igual número de audiencias especiales de anticipo de prueba para escuchar a la supuesta víctima, a quien se le ha dado régimen de protección y se le conoce como “Clave Azul”. Sin embargo, en las dos ocasiones no se ha presentado.

Según se puede deducir del caso, “Clave Azul” es una joven, probablemente todavía menor de edad.

Fuentes cercanas al caso confirmaron que la víctima no ha comparecido a rendir su declaración debido a que no ha podido ser localizada por la Fiscalía. Por esa razón, el juzgador en la segunda audiencia que se suspendió este 14 de julio decidió ya no reprogramarla, pese a que la etapa de instrucción se vence este lunes 17 de julio.

Esto significa que la etapa en que la Fiscalía realiza todas las investigaciones ha terminado. A partir del lunes, el juez tiene cinco días para dar a conocer cuándo se realizará la audiencia preliminar, en la que se decidirá si el caso pasa a juicio o si son absueltos. De llegar a pasar a juicio, también decide cuáles serán las pruebas que se conocerán. Es ahí la importancia de la comparecencia de "Clave Azul", ya que siendo la prueba clave en el caso, este se debilitaría en el apartado de acusaciones.

¿Qué pasará ahora?

Ahora que la Fiscalía no ha ubicado a la víctima, cuáles son los caminos que le quedan a este caso. El Salvador Times se dio a la tarea de conversar con algunos jueces para que de manera técnica explicaran qué procede en estos casos cuando no se tiene localizada a la víctima.

En este caso todo apunta que la Fiscalía tiene un caso difícil en el camino, pues deberá tener suficientes pruebas –adicionales al testimonio de la víctima- para que el juez pueda decidir enviar el caso a juicio.

De no contarse con pruebas contundentes, incluso podría decretarse un sobreseimiento provisional, que significaría poner en libertad a los cuatro imputados hasta que la víctima comparezca o incluso el sobreseimiento definitivo, que implicaría que quedarán libres de todo cargo.

¿Qué pasará en la audiencia preliminar?

El Salvador Times conversó con un juez de Instrucción y se le consultó sobre qué posibilidades hay de que un caso sea mandado a juicio ante la ausencia de la víctima. El juzgador aseguró que este es un problema para la Fiscalía, pero todo depende de qué tan robustas sean las pruebas periféricas, es decir, las que se tengan adicionales al testimonio.

“Si solo es el testimonio de la víctima –al menos de este juez y algunos colegas que me consta que tienen la misma idea, no puedo hablar de todos- es insuficiente. Pero si hay más prueba periférica es importante”, señaló el juzgador.

Sin embargo, si hay pruebas contundentes, podría ser enviado a juicio aunque la víctima no haya comparecido.

Se tiene conocimiento que en este caso contra el “Gordo” Max se tiene como prueba unas grabaciones. Sin embargo, será el juez instructor quien valorará si estas son contundentes y sustentan que el caso sea enviado a juicio.  

El juez agregó que si la supuesta víctima no llega, la Fiscalía tiene dos caminos: El primero, si tiene prueba periférica que robustece la prueba del delito, puede animarse a pedir la acusación; la otra posibilidad que tiene es presentar un dictamen de sobreseimiento provisional de los imputados.

De ser esta última la opción, los imputados quedarían libres con medidas alternas a la detención –pues no se pueden tener detenidos tanto tiempo- y cuando la Fiscalía pueda localizar a la víctima se pide la reapertura del caso.

No obstante, explicó el juzgador, si la Fiscalía se anima a pedir que sea enviado a juicio con una prueba periférica pobre, se corre el riesgo de que el juez instructor determine que no hay pruebas suficientes y se dé un sobreseimiento definitivo y los imputados, es decir que queden absueltos del hecho.

¿Por qué es tan importante la víctima en este caso?

A Maximiliano González, Ernesto José Regalado O'Sullivan, Salvador Enrique García y Luis Alonso Marroquín se les acusa  por el delito de remuneración de actos sexuales con menores de edad, que conlleva una pena de hasta ocho años de cárcel. Este es considero un “delito de alcoba”, que significa que el único testigo de este hecho es la víctima en sí misma y es la única que puede contar los hechos como sucedieron.

En todos los delitos de naturaleza sexual, el testimonio de la víctima es crucial para lograr la condena, debido a que es la que da los elementos para mantener la acusación.

El problema en este caso es que aunque el juez de instrucción decidida enviar el caso a juicio, si no se presenta la víctima a declarar, hay una gran probabilidad de perder el caso, debido a que debe conocerse el testimonio de la víctima en el juicio. “Ahí sí las lleva de perder el señor fiscal”, dijo el juez de instrucción consultado.

El Salvador Times también conversó con un juez de Sentencia para conocer de primera mano cuál es el desenlace de casos como estos en los que la víctima no se presenta al juicio. El juez aseguró que el juicio sí es imprescindible conocer “de viva voz de la víctima” para que explique el detalle de cómo sucedió el hecho.

Es ya en esta etapa donde las partes, tanto la defensa como la Fiscalía, pueden interrogar a la víctima y el juez puede valorar la prueba.  No obstante, siempre se conocerá la prueba pericial, documental, se verán si hay prueba científica o estudios de Medicina Legal, pero sin el testimonio de la supuesta víctima es muy difícil que la Fiscalía gane un caso de este tipo, aseguró el juez de sentencia.

Los sujetos fueron capturados el pasado 3 de enero y desde entonces guardan prisión en el penal La Esperanza, mejor conocido como Mariona. El caso tiene reserva total, debido a que se encuentran menores involucrados. 

Aclaración

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios