• Diario Digital | Lunes, 20 de Agosto de 2018
  • Actualizado 19:47

Sucesos - SIGUE DESAPARECIDA

Supuesto investigador pide $15,000 para encontrar a estudiante de la universidad Don Bosco desaparecida desde hace más de seis meses

Luego de reunirse con la angustiada familia, el supuesto investigador bajo a $10,000 la tarifa establecida para dar resultados.

Mirella Astrid Orellana Durán, de 21 años, desaparecida desde hace seis meses y aún no se ha encontrado.
Mirella Astrid Orellana Durán, de 21 años, desaparecida desde hace seis meses y aún no se ha encontrado.
Supuesto investigador pide $15,000 para encontrar a estudiante de la universidad Don Bosco desaparecida desde hace más de seis meses

Un supuesto investigador privado fijó en $15,000 los servicios ofrecidos a la familia de una joven estudiante de la Universidad Don Bosco quien está desaparecida desde hace más de seis meses.

Luego de la publicación realizada por El Salvador Times, el padre de Mirella Astrid Orellana Durán recibió la llamada de un hombre quien le comunicó su interés por ayudar a ubicar a la joven.

El supuesto investigador le comentó que conocía el caso por lo que había visto en redes sociales por lo que pidió a la familia un encuentro personal para conocer más detalles.

Desesperado, el hombre junto a la madre de Orellana accedieron a entrevistarse con el sujeto quien luego de una breve introducción sobre su trabajo reveló la cantidad que iba a recibir por sus servicios. $15,000 fijos.

El misterioso hombre alegó que su tarifa garantizaba resultados poniendo como ejemplo el caso de un joven que había desaparecido en el occidente del país y que gracias a su trabajo la familia pudo dar con su osamenta.

"Cuando yo le dije que no teníamos dinero, él me dijo que haría una excepción y por ser nosotros nos iba a cobrar $10,000. Se miraba bien profesional y nada de estafador, andaba con vestimenta oscura, con esposas y un arma", sostuvo el padre de familia.

El hombre quien no presentó mayores detalles sobre su identidad y profesión le dijo a los angustiados padres que durante la semana iba a estar pendiente de la decisión, pero, al parecer al ver que estos no disponían del dinero solicitado ya no insistió.

Fiscal promete resultados pronto

Por otra parte, la familia de la joven también explicó que a raíz de la publicación de este medio digital, la fiscal del caso se comunicó con la madre de la joven y se comprometió que pasada la vacación agostina iba a retomar de lleno la investigación.

Él padre de la joven cree que debida a esa publicación periodística, los jefes superiores de la fiscal le llamaron la atención y por eso la fiscal se comunicó con ellos. Con respecto a la Policía, dice que no ha querido hablarle al investigador del caso ya que sigue sin hacer nada por ellos.

Al mismo tiempo, aseguró que sigue sin tener noticias del paradero de su hija y sostiene que el error en este caso fue la falta de comunicación y no saber que ella tenía un novio, ya que considera que siempre estuvo pendiente de ella y sus gastos.

"Se aprovecharon de la inocencia de mi hija, ese sujeto que le llamaba y era su novio, a saber que vínculos tenía con las pandillas", lamentó el padre quien tiene como única pista la supuesta cita de su hija con el novio en un centro comercial.

"La mamá tiene la esperanza y confía en Dios en que ella va regresar por eso preserva su ropa, zapatos, sandalias y otros objetos personales en su habitación", aseguró el progenitor de Orellana.

Fue a la PDDH de San Salvador

Al no recibir respuetas de las autoridades, el progenitor de Orellana acudió a la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) de San Salvador para denunciar su caso.

"Es bien duro no saber a donde se la llevaron, por muy macho que uno sea, o que un hombre sea machista, esto duele y se siente mal, porque para los hijos siempre se quiere lo mejor", expresó el dolido padre..

Por lo pronto, no pierde la fe y aseguró que va seguir presionando a las autoridades para que se investigue donde pueda estar su hija.

Orellana, de 21 años, fue vista por su familia el sábado 20 de enero de este año, la joven dijo a sus compañeras que se iba a ver con su novio en Plaza Mundo de Soyapango.

Ella estudia tercer año de licenciatura en Contaduría Pública en la Universidad Don Bosco, ubicada al oriente de San Salvador.

Comentarios