• Diario Digital | Miércoles, 12 de Diciembre de 2018
  • Actualizado 22:18

Contradicciones en el nacimiento de Jesús

Contradicciones en el nacimiento de Jesús

Son Mateo y Lucas quienes hablan del nacimiento e infancia de Jesús. Estos relatos entre sí y por separados están llenos de contradicciones, omisiones, inverosimilitudes, imposibilidades y errores históricos.

Según Mateo, para el momento de dar a luz María y José viven (ya que no menciona de donde llegaron) en Belén. Pero Lucas nos narra la versión más conocida de la razón por la cual Jesús nace en Belén: viviendo en Nazaret deben mudarse para registrarse en un censo ordenado por el emperador romano.

Sin embargo no hay a excepción del texto bíblico un dato histórico comprobatorio que durante el mandato (muy bien documentado) de Cesar Augusto haya ordenado un censo universal para el tiempo en que supuestamente nació Jesús como sí existe buena información sobre el censo que hiciera en su momento Gayo Vibio Máximo.

La prosa historiada de Lucas tiene una intención clara. Hacer cuadrar la profecía de que el mesías nacería en la tierra del rey David y al ser la familia de Jesús originarios y vivir en Galilea tenía que inventarse un hecho que los obligase a mudarse a Belén porque de lo contrario no existiría verosimilitud en el nacimiento de Jesús como mesías.

Los romanos —por otro lado— hacían los censos con fines fiscales, de allí que les interesaba que se registraran donde tenían posesiones o residían y José pues no tenia propiedades donde supuestamente habían nacido miles de años atrás sus antepasados.       

Mateo sostiene que una vez que pasaron las purificaciones de María y el Niño-Dios marcharon a Nazaret y sin embargo Lucas escribe que es luego de la partida de los emisarios de Oriente, popularmente mal-llamados Reyes Magos, que huyendo de Herodes el Grande parten hacia Egipto donde viven varios años.

Aquí es interesante hacer (además de la contradicción sobre que hizo la Sagrada Familia luego del parto) notar que el periodo de gobernanza de Herodes el Grande no coincide con el año de nacimiento de Jesús ya que había muerto 4 años antes. Por lo cual la matanza de los Santos Inocentes tampoco ocurrió.

En el caso de haber sido un testigo ocular de los hechos ¿por qué en Lucas se recurre a narrar otros nacimientos (Sansón o El Bautista) para explicar el nacimiento del hijo de Dios? Cuando por el simple hecho de ser el mesías bastaba para una narración propia con la suficiente fuerza histórica. Las comparaciones para dar realce a un evento de por si portentoso generan dudas razonables y más cuando se trata del hijo de Dios.

La genealogía (importante para atestiguar su divinidad y única en la historia humana) de Jesús no coinciden entre Mateo que menciona 15 y Lucas 21 nombres antecesores para establecer la descendencia.

Este hecho por si solo obliga a poner en duda el árbol genealógico de Jesús descrito en la Biblia. Según nos dicen descendería de Adán y Eva y estas líneas familiares abarcan miles de años (esto que de por sí es difícil llevarlo cuando no había escritura) que atestiguan el carácter del hijo de Dios de Jesús no puede considerarse una cosa baladí.   

Hay otro dato contradictorio muy interesante: el abuelo paterno de Jesús según Mateo se llamaba Jacob y Lucas dice que se llamaba Helí. Hay algunos que explican (tratando de emparejar al lado bueno) que aunque la narración venia sobre el abuelo paterno se podría tratar del abuelo materno y paterno no habiendo tal contradicción. Al no aclararlo los evangelistas siembran duda.

¿Nació de una virgen Jesús? De los cuatro evangelistas dos no mencionan nada de un nacimiento virginal y son los que terminan hablando de los « hermanos de Jesús» en términos carnales. Pero ¿acaso no se conocían los evangelistas entre sí como para contar las mismas versiones?

En historia cuando hay dos contradicciones sobre un hecho se descarta que haya pasado y pasa al terreno del mito o leyenda. La virginidad de María es una realidad comprometida ¿por qué continuó siendo virgen María luego del parto o antes?

El motivo del nacimiento virginal de Jesús es por dos causas históricas: es una manera muy común de resolver en la antigüedad el origen divino de alguien. Horus, Mitra, Buda, Attis, Dionisio, Krishna, Heracles, Perseo, Zoroastro, Alejandro Magno, Julio Cesar y muchos más tuvieron una madre virgen que buscaba darles su embestidura sacra. Y más recientemente por la necesidad de arreglar la legitimidad de Jesús de nacer dentro del matrimonio entre José y Maria.   

Corolario:

Los apologetas para salvar el relato bíblico de estas extrañezas explican que se debe al silencio o en la manera narrativa de la época, que Mateo y Lucas son de distintas tradiciones.

Pero lo cierto es que al pasar estas versiones por el método histórico son insostenibles y son al consultar otros textos de la época resultado de cosmovisiones humanas no divinas.

Por menos se ha puesto en duda que haya sucedido la masacre del Mozote pero sin mayores análisis se acepta la matanza de Herodes en contra de niños. ¿Por qué? Es simple, por fe. Es interesante como las pruebas que se le exigen a la ciencia no son con la misma vehemencia reclamadas a la fe.

Hay ya un consenso entre historiadores sobre la existencia histórica de Jesús. No es para menos, anterior a este acuerdo había una corriente tendiente a negar que hubiera vivido.

Me sumo a quienes creen que la existencia de Jesús es tan cierta y en la misma medida comprobable como igual decimos vivió Alejandro Magno o Julio Cesar.

Eso será para el siguiente artículo.