• Diario Digital | Viernes, 21 de Julio de 2017
  • Actualizado 00:30

¿Debe TCS disculparse por el Gordo Max?

¿Debe TCS disculparse por el Gordo Max?

En un roast de Comedy Central Héctor Suarez le dice a la actriz Alexis de Anda en relación a que nunca la había visto actuar en una telenovela de TELEVISA: Me contaron que llevas varios años deseando ser actriz ¿sabes que creo? Que tú o coges muy feo o no sabes coger

TCS emula a TELEVISA. Y ya que sobre la última se han escrito muchos libros y sobre la primera ninguno tendremos por medio de analogías, guardando las distancias, compararlas:

El poder de influencia de shows como Domingo para Todos; Tal para Cual y TELETON es tan enorme que nos ha dejado un sistema de celebrité nacional que produjo presidentes: Tony Saca, Mauricio Funes; diputados: Julio Rank, David Reyes; un candidato frustrado a alcalde en Soyapango: Daniel Rucks; y una criolla versión de Santa Claus regalón y bonachón: el Gordo Max.

En la actualidad mientras TELEVISA hace una televisión metrosexual en El Salvador su contraparte realiza una televisión machista y nacional-religiosa.

TCS mucho más atrasada culturalmente que TELEVISA se ha quedado en el concepto setentero de televisión de ficheras: aquel donde el hombre puede ser un poco menos feo que un mono pero la mujer está obligada a ser bella, preciosa, una reina. 

Sobre TELEVISA se ha investigado mucho: desde pleitos familiares por apropiarse de la empresa, líos con Carlos Slim, servilismos previó pago al partido de gobierno, ignorar al pueblo, embrutecer al pueblo, pasando por su manipulación de la opinión pública a través de sus noticiarios declarando intocables al ejército, la Virgen de Guadalupe al presidente y familia hasta finalizar con sus actrices y actores envueltos en tramas de drogas, prostitución de elite y homosexualidad. Todo para ascender y poder hacer carrera en el maravilloso y lucrativo mundo de la pantalla chica.

Nada de esto es nuevo en TELEVISA, pero ¿El Salvador? 

¿Se ven obligadas las lindas modelos a pasar por camas de ejecutivos de la televisora, empresarios o políticos para comenzar o ascender sus carreras? ¿Importa más físico que inteligencia o se equilibra? ¿Es mejor tontas para que hagan lo que ordenen arriba? ¿Se deja a hombres el papel de hacer preguntas mientras las chicas solo pueden aspirar a pasearse con algún producto en el set?

Pues bien este atraso cultural televisivo, eso, y la preferencia por enlatados es lo que produce que sus celebridades que ganan ingentes salarios sin poseer notable creatividad terminen nadando en redes de drogas, prostitución o excesos (moral incluida) de todo tipo y quienes decidan entrar en la política estén presos, asilados o desprestigiados por llevar la filosofía televisiva del trabajo a las oficinas públicas. 

2

La antropología sostiene que siempre en todas las sociedades habrá grupos más fuertes que trataran de sacarle provecho a los más débiles. El avance de la humanidad esta no permitir que esto continúe así.

Las acciones imputadas al Gordo Max de pagar por sexo a menores de edad tienen su origen en la impunidad que otorga ser una celebrité y es similar a cuando un sacerdote abusa de menores; un político roba; las fuerzas del orden masacran a su pueblo y un juez o fiscal venden justicia. Es un caso de alarma social y es de interés público.

¿Debe TCS expresar su posición ante los hechos imputados al Gordo Max? 

Está obligada. Porque cuando una televisora que nos dice que consumir e informa para pensar observamos guarda silencio y da trato de fuego amigo a la nota periodística ante el abuso de menores es imposible no percibir que no es coherente con los valores que dice posee como empresa. 

Más antiético aún sí consideramos que usa para su enriquecimiento privado bienes estatales: las frecuencias.

El cinismo es una cualidad hoy en día. Mientras que a una pobre mujer acusada de abortar la encierran por 40 años el Gordo Max en caso de ser encontrado culpable el máximo que enfrentaría es 8 años.

Un buen abogado puede incluso lograr que sea la mínima: tres años que pueden ser excarcelables resultando impunes aquellos rumores de sexo con menores que por años rodearon al presentador y que ahora la FGR hace visibles con su acusación. 

Otros dirán: TCS no está obligada a aclarar su posición y menos disculparse ante las acusaciones de abusos a menores de parte de una de sus estrellas. 

Para esas personas permítanme recordar los considerandos por los cuales la BBC pidió disculpas al pueblo británico por los abusos sexuales a menores de Jimmy Savile: BBC razonó que los favores sexuales que recibió el famoso presentador británico fueron al amparo de ser una figura de la cadena televisiva y también que debido a la cultura machista imperante en el canal fue que hicieron la vista gorda ante los abusos sexuales por años, por esa parte de culpa pidieron disculpas.   

Corolario:

¿Deseamos un país que valga la pena? Esos países cuestan mucho y no llegan rápido. Uno de esos costos es ser una sociedad incluyente y renunciar a ser y hacer como hasta ahora hemos sido y hecho. Nada fácil si tomamos en cuenta cómo somos los salvadoreños y más aún las elites que parecen nunca se equivocan y siempre son inocentes.