• Diario Digital | Domingo, 23 de Septiembre de 2018
  • Actualizado 23:48

¿Entiende el alcalde migueleño el costo de boicotear a Bukele?

¿Entiende el alcalde migueleño el costo de boicotear a Bukele?

No se quienes serán los asesores de Miguel Pereira, si los tiene y si los escucha, pero cualquier estratega político meridianamente informado recomendaría no medir fuerzas (por ser perdida de tiempo) con una persona que no es su contrincante electoral.

El sábado 3 de febrero controlar la agenda estratégica de la ciudad era vital para Pereira al iniciar su campaña, por lo tanto darle protagonismo al alcalde de San Salvador al boicotearle su evento político a sabiendas que la aprobación de Bukele en San Miguel ronda el 64% es hacer que la estrella del inicio de campaña por la Alcaldía no fueran los problemas que la ciudad tiene y que Pereira se presentase como el mejor gestionador eficiente sino que hizo que el pueblo se embullara con una persona que ni siquiera compite contra él.

La mejor guerra es la que no se hace. Muy al contrario a lo que la cúpula del FMLN derivó en torno al alcalde capitalino el alcalde migueleño, alcalde de la tierra del carnaval y amistad, debería haber adoptado frente al caso Bukele un posicionamiento contradictorio. Diferenciarse en positivo. Fijar la etiqueta positiva que en San Miguel (teniendo en cuenta que las encuestas arrojan empate técnico con GANA) son bienvenidos todos.

¿Cuál es la estrategia de pelearse con Nayib Bukele? Viendo las redes sociales luego de las actitudes egoístas y poco deportivas de la Alcaldía migueleña que opacaron la apertura de la campaña por la municipalidad del candidato oficial notamos que la causa más frecuente de derrota de un candidato que su suponía ganador es la ausencia de una estrategia clara en las acciones que hace.

Quizá la política provinciana ignora que un error de un político es estar a la defensiva, decimos que Miguel Pereira esta a la defensiva porque predominó más el boicot a la llegada de Bukele a San Miguel que su programa electoral.

Las reacciones en redes sociales esa noche, comprobaron que la honestidad y la desvergüenza los ciudadanos las perciben sin problema.

Corolario:

Hillary Clinton, su campaña, Obama y algunos medios de comunicación hicieron que Trump fuese la estrella de toda la campaña electoral y ya vimos como terminó la segura primera presidenta de EE.UU. frente al showman Donald. Un error que se paga caro en política es ser indiferente hacia los sentimientos del elector.

No olvide el señor alcalde migueleño que una de las bases por las que logró el apoyo popular por años el ex alcalde y su verdadero competidor, Wil Salgado, fue su estilo irreverente a las cúpulas de San Salvador y no por ir contra los disidentes o expulsados.

En política no hay enemigo pequeño. Nuevas Ideas de San Miguel son un grupo de jóvenes y mayores mujeres y hombres voluntariosos que poseen más esperanza que recursos o poder, pero es precisamente por eso que no hay enemigo pequeño, porque no gana siempre quien cuente con más recursos económicos, apoyo gubernamental, estructura partidaria disciplinada dispuesta a reventar el mitin del adversario sino quién tiene la verdad ética de su lado.

Finalmente Miguel Pereira terminó pareciéndose a lo que criticaba. Como casi todo el FMLN.