• Diario Digital | Viernes, 18 de Agosto de 2017
  • Actualizado 21:37

Trump le mintió a los estadounidenses

 
Trump le mintió a los estadounidenses

De prometer a sus votantes no hacer ninguna guerra durante su mandato ya que ser policía del mundo no es el rol de EE.UU. Trump ha terminado poniendo al mundo bajo guerra para mostrar poder hacia adentro y subir en las encuestas.

La guerra siempre hará popular a un presidente. Trump pasó de calificar de estúpidos a Obama y Clinton por atacar Siria a dejar ir 59 misiles acusándola —sin pruebas— de usar armas químicas contra pobres bebes; de que la OTAN es obsoleta a felicitarla por eficiente; soltar una potente bomba en un vecino de Rusia para destruir túneles que EE.UU. ayudó a construir contra la URSS y finalmente tensar la zona de influencia China en el pacifico al amenazar con un ataque preventivo a Corea del Norte que puede desatar una guerra nuclear. 

Si bien es cierto Corea del Norte es una dictadura-dinastía y ha desoído leyes internacionales sobre armas nucleares o químicas y actuó al margen de la ONU no se puede sostener que occidente actúa siempre bajo las leyes. No va de buenos y malos esta historia.  

¿Podemos decir que solo Corea del Norte ha violado leyes internacionales sobre la carrera armamentística? Definitivamente que no solo los norcoreanos han actuado mintiendo e ignorando resoluciones de diversos organismos internacionales que debido al unilateralismo iniciado por Bush Jr. se han debilitado.  

Se ha invadido Irak con mentiras con las subsecuentes violaciones a DD.HH. y anarquía ocasionada en la región también se han apoyado dictaduras y se han combatido otras en Medio Oriente y eso ha llevado a fortalecer Al Qaeda e ISIS que son una suerte de terroristas multifunciones y que como plantea la serie televisiva Homeland no puede dejar de traer consecuencias para Estados Unidos y Europa.

¿Qué pesadilla está reviviendo Trump ahora? En la guerra de Corea de mediados del siglo 20 murieron miles de canadienses, británicos, australianos, franceses y 36,000 estadounidenses. Un millón de chinos y 3 millones y medio de ambas coreas. 

¿Para eso votaron a Trump los blancos pobres?  

II

¿Por qué Corea del Norte se ha estado armando pesar de las advertencias de occidente? Porque aquella guerra jamás terminó oficialmente. 

Esto en términos militares define que los antagonismos y problemas no se han resuelto y continúan las fuerzas en disputa en la fase de preparación para llegar a la etapa de ejecución (guerra) que para el caso coreano lleva 64 años.     

En esa lógica Nor-Corea siempre ha sostenido que los surcoreanos desean atacarlos para terminar lo que comenzó en 1950.

El envío de la flota y sobre vuelos de aviones en la región por parte de Trump solo da la razón a la eterna justificación de armarse de Corea del Norte y pone nerviosos a Japón y Corea del Sur porque serian las bases estadounidenses en esos países los primeros objetivos de ataque.

Ahora ¿China y Rusia entrarían en esta conflagración apoyando o cuando mínimo mediando a favor de los norcoreanos? La historia dice que sí. 

Además debido a que las tácticas de avance geoestratégico en Asia por parte de EE.UU. los ha hecho instalar contra la aprobación de Rusia y China en Corea del Sur el THAAD: sistema de misiles anti-defensa y terminal de aérea a gran altitud que igual defiende pero puede atacar o espiar espacio y territorio Ruso y Chino.

La desconfianza que es cultural gracias a su historia con EE.UU. es lo que motiva armarse a Corea y potencias de la región esa desconfianza hace pensar –como con el anticomunista MacArthur en 1950- que todo está dirigido en realidad igual con Trump a dañar la economía China para poder cumplir una promesa de campaña electoral.

Corolario: 

Los bombardeos no cambian naciones. Truman, que no se reeligió, presionado por la opinión pública de ser flojo ante los comunistas cedió con miedo de desatar una guerra mundial en Asia y envió en 1950 tropas a Corea para destruir la esclavitud comunista. 

Mi hermano mayor – fallecido en 2005- ya veterano me contaba sobre asfixias de civiles por napalm en esa guerra. Cómo los bombarderos estadounidenses consideraron a grupos mayores de 8 personas enemigos. Así aldeas y campos de refugiados fueron destruidos. En nada se diferenciaron de los fusilamientos de clase comunista.

Acorralados en Pusan, MacArthur recomendó al presidente usar otra vez la bomba atómica, Truman rechazó comenzar él la III guerra mundial. Finalmente no fue necesario los estadounidenses recuperaron Seúl, El ego de MacArthur lo hizo avanzar por norcorea en ruta a la frontera con China obligándola que se preparara para entrar en guerra con EE.UU.

Esto hizo desencadenar acciones que luego no pudo controlar haciendo que EE.UU. pesar de su armamento superior sufra grandes derrotas frente a los chinos.

Luego de la segunda guerra mundial por errores estadounidenses las coreas se separaron. Siempre cualquiera que sea la acción que tomen EE.UU. con Corea, China o Vietnam no ha garantizado la paz. Lo mejor siempre fue negociar. 

La fuerza militar hipersónica que puede desplegar en 2017 EE.UU. sobre Corea podrá aniquilar al régimen comunista irremediablemente, nada nuevo luego de inaugurar con ellos el uso de armas químicas y bacteriológicas en 1950/52. Pero el éxito estará en que sea un ataque rápido y eficaz. 

Lo que menos conviene a EE.UU. es una guerra que puede ser convencional al comienzo pero que podría escalar a nuclear y obligar intervenir a China, Rusia y Japón. Quizá esa sea la gran arma de Corea forzar repetir los sucesos de 1950/53 en la región donde Trump no tendrá como en Irak o Afganistán una victoria rápida y sin tropa muerta.    

Como bien lo dijo el famoso militar chino Du Ping: «las bombas atómicas no solo infringirán daño a nosotros sino también a los estadounidenses». Los efectos al mundo por desatar una guerra nuclear será algo que quien la inicie tendrá que explicarlo después. Veremos hasta donde lleva su espectáculo el showman que ahora dirige Estados Unidos.