• Diario Digital | Domingo, 19 de Noviembre de 2017
  • Actualizado 19:47

Wolfgang Streeck: “El proceso de descomposición del capitalismo ya está en marcha”

Wolfgang Streeck: “El proceso de descomposición del capitalismo ya está en marcha”

En un inicio, mi objetivo era elaborar un artículo exponiendo sobre las perspectivas de la sociedad del futuro, desde la llamada cuarta revolución industrial o  pos capitalismo; la robotización y el impacto sobre el empleo- que he dejado para después-con el propósito de ir proyectando elementos que nos permitan vislumbrar, lo que será para nosotros como personas y sociedad país, el futuro.  Así, estar sobre aviso de los efectos que impactarán en nuestras vidas a corto y mediano plazo.

La interrogante buscaba discernir, ¿Qué deberíamos hacer como personas, cómo sociedad, cómo país?

En la búsqueda de información, me encontré con este sugerente libro: ¿Cómo terminará el capitalismo? del sociólogo alemán Wolfgang Streeck (2016). Es un texto para el análisis que creo sustancial compartir con los lectores del Salvador Times, para ir robusteciendo esa visión sobre el futuro en ciernes y  necesaria para nuestro conocimiento en la toma de decisiones personales, grupales y de país.

El profesor Streeck según Alex Roche de la revista CTXT;  plantea necesariamente el declive de la relación entre capitalismo y democracia. Define la era post capitalista como  un interregno (o periodo del fin de una ciclo e inicio de otro) “inestable e ingobernable, en el que los individuos, abandonados a su suerte, podrán ser golpeados por el desastre en cualquier momento”.

El sociólogo Alemán asevera: “hemos llegado a una situación en la que se puede observar al capitalismo a punto de fallecer, por haber eliminado a su oposición, muriendo de una sobredosis de sí mismo”. Esta muerte prosigue, "la evidencia cinco problemas sistémicos del capitalismo: estancamiento, redistribución oligárquica, saqueo del dominio público, corrupción y anarquía global".

El sistema dice ha ido tambaleándose de crisis en crisis desde los años setenta del siglo pasado. “Cada crisis, elemento consustancial del sistema, se iba metiendo en un cajón, de modo que la solución temporal que se encontraba, terminaba abriendo otro cajón en forma de otra crisis, y así sucesivamente. La manta con la que los gobernantes han tenido que maniobrar es demasiado corta: si intentaban taparse los pies de la economía, con medidas impopulares exigidas por los técnicos, se destapaban el pecho de la política, pues causaban el descontento del electorado. “

Así nació la “post democracia”, que Wolfgang Streeck caracteriza con esta frase: “…ahora los Estados están situados dentro de los mercados, en vez de los mercados dentro de los Estados”, la democracia dice, puede ser concebida como una lucha entre dos “electorados” –los ciudadanos de los Estados y los mercados internacionales– en la que el poder del dinero está por encima del poder de los votos.

“El sistema incentiva cuatro tipos de comportamientos que el autor denomina: coping enfrentar la adversidad con inacabables paciencia y optimismo), hoping (creer de forma ilusa que a uno le espera un futuro mejor a pesar de las circunstancias en las que uno se encuentra), doping (acudir a ayudas externas como, por ejemplo, drogas) y shopping (ser un obediente miembro de la sociedad consumista).”

El libro se centra más en el análisis de problemas en Europa, que en proponer soluciones, sin embargo, apunta algunas ideas para mejorar las condiciones de vida y  trabajo como  fortalecimiento de los sindicatos y evitar el endeudamiento del estado. Para Streeck, la única manera de volver a someter el capitalismo al control democrático, y por tanto salvarlo de la extinción, es “desglobalizándolo”.

La obra motivó un artículo del filósofo Jürgen Habermas en el que establece un diálogo crítico con sus tesis. Aunque  coincide con las críticas  al actual modelo europeo elitista, difiere con su visión “pesimista”.