• Diario Digital | martes, 20 de febrero de 2024
  • Actualizado 15:27

Curiosidades - Indiana

Un pueblo en Estados Unidos se llama Santa Claus, donde la Navidad dura los 365 días del año

Lleva el nombre desde el siglo XIX y empezó a construirse en los años 60.

Santa Claus Indiana
Pueblo de Santa Claus en Indiana, Estados Unidos
Un pueblo en Estados Unidos se llama Santa Claus, donde la Navidad dura los 365 días del año

Un pequeño pueblo en Estados Unidos lleva el nombre de Santa Claus (como se conoce a papá Noel en Inglés) desde el siglo XIX. Está ubicado en el condado de Spencer, en el estado de Indiana de Estados Unidos.

En ruta hacia ese pueblo se encuentra un letrero que dice Welcome to Santa Claus, Americas Christmas Hometown (bienvenidos a Santa Claus, ciudad natal navideña de Estados Unidos).

Es fácil darse cuenta cuando se está a punto de llegar al lugar, ya que hay una estatua de tres metros del mismísimo Papá Noel que le da la bienvenida a los visitantes.

Es un condominio cerrado que empezó a construirse en los años 60. Las calle principales se llaman como los tres reyes magos: Melchor, Gaspar y Baltasar.

En el pueblo de Santa Claus, Indiana, la Navidad dura los 365 días del año. Pero, ¿no se aburren de eso los residentes?

“Yo no”, dice Michael Johannes, que vive en la calle Melchor. “Llevo viviendo aquí 27 años, involucrado a todas horas y es una parte de lo que somos”.

Las cartas de Santa

En el siglo XIX, el pueblo se llamaba Santa Fee, pero, cuando los residentes solicitaron la instalación de una oficina postal, les pidieron que cambiaran de nombre por que se parecía demasiado a Santa Fe, en Nuevo México, unos 300 km al sur.

Una Nochebuena, los residentes de Santa Fee intentaron escoger un nuevo nombre. Estaban sentados alrededor de una estufa cuando, repentinamente, las puertas se abrieron de par en par.

Una niña pequeña, después de ver las puertas abiertas, escuchó campanitas. "¡Es Santa Claus!" y decidieron ponerle así. 

Alrededor de 1914, empezaron a recibir cartas de niños de todo EE.UU. y el mundo. La mayoría dirigidas a una casilla postal pero muchas con sobres que simplemente decían Santa Claus, Polo Norte.

La persona encargada de responder a toda esta correspondencia es la duende en jefe, Pat Koch. Tiene 86 años, con títulos en enfermería y teología (que obtuvo a la edad de 70), y rebosa de espíritu humano, no sólo espíritu navideño.

El envío de las cartas cuesta unos US$10.000 anuales. Algunos niños mandan US$1 o US$5 pero la mayoría del costo está financiado con donaciones y las ventas en el museo.

Seis días antes de Navidad, dos voluntarias -Marti Sheckells y Joyce Robinson- se sientan en la antigua oficina postal a escribir las cartas.

El espíritu navideño

La tienda navideña de Santa Claus abre en mayo, tiene a la venta hileras e hileras de estanterías con decoraciones y regalos.

Los empleados visten gorros de navidad. El olor de galletas recién horneadas flota entre los corredores.

Hay modelos de Papá Noel por todas partes, frente al ayuntamiento y la oficina postal. No obstante, también es un pueblo común y corriente.

Y, en el fondo de la tienda, el mismo Papá Noel se encuentra en carne y hueso, con su característica profunda carcajada.

“Tenemos el verdadero espíritu navideño aquí”, dice Papá Noel de Santa Claus, Indiana.

“Es el pueblo navideño de Estados Unidos. Para mí, es una verdadera bendición“.

Casas en Santa Claus

Comentarios