• Diario Digital | martes, 20 de octubre de 2020
  • Actualizado 04:57

Deportes - Entrevista exclusiva

Frank Velásquez: “Quiero ir a un nuevo Mundial y luego convertirme en entrenador de Beach Soccer”

El goleador de la azul y blanco de playa habló con El Salvador Times del pasado, presente y futuro, de las metas que tiene, de su familia, de todo un poco desde su casa en la Barra de Santiago.

Después de la faena de pesca, Frank prepara los alimentos para la familia.
Después de la faena de pesca, Frank prepara los alimentos para la familia.
Frank Velásquez: “Quiero ir a un nuevo Mundial y luego convertirme en entrenador de Beach Soccer”

Frank Velásquez, uno de los máximos representantes de la selección de fútbol playa de El Salvador, quiere ir a un nuevo Mundial de Beach Soccer y luego convertirse en entrenador de esta disciplina deportiva, para seguir siempre cerca de la arena, el mar y del público.

A sus 30 años opina que aún tiene edad para dar más en este exigente deporte, pero que contrario al fútbol 11, es la edad en la que los deportistas activos se están retirando.

Velásquez, quien vive en la Barra de Santiago, Ahuachapán, al occidente de El Salvador, tiene esas dos prioridades en su vida, pero antes sabe que junto a sus demás compañeros de selección debe darlo todo en la próxima eliminatoria de la Concacaf, ya que a diferencia de hace 10 años, hoy hay un mejor nivel. 

"Creo que podemos pelear por ir a un nuevo Mundial. En la eliminatoria pasada nos afectó el arbitraje. A mí no me gusta hablar del arbitraje, pero en esa eliminatoria sí nos afectaron", comentó el popular "Romario" salvadoreño.

El jugador, quien por el momento se entrena en su casa de la Barra se Santiago, donde vive con otros familiares, explicó que tanto el INDES como el profesor Rudis González Gallo les envían planes de entrenamiento tanto a él como al resto de integrantes de la selección para continuar con la preparación. El jugador tiene esa espinita de ir con la azul y blanco a una nueva cita mundial, y espera que si Dios quiere, se le dará la oportunidad.

"En las últimas ocasiones jugamos con Rusia, Japón, Uruguay; han hablado con nosotros y nos han dicho que hoy tenemos un mejor nivel que antes, pero la verdad es que hay que demostrarlo en la cancha. De ir a una nueva eliminatoria, solo sé que hay que ir paso a paso, sin cometer errores, de ahí no sé nada. Pasar los octavos de final, cuartos, semifinales", agregó.

Para él no hay nada escrito, pero tiene fe que luego de la crisis del Covid-19 podría venirse una nueva oportunidad para el Mundial de Rusia 2021.

Para Velásquez, México, Costa Rica, Panamá, Bahamas y Estados Unidos son algunos de los rivales más fuertes del área, pero habrá que ganarles para optar a una de las dos únicas dos plazas que da Concacaf para las Copas del Mundo.  

El mundialista de Dubái 2009, Ravena 2011 y Tahití 2013, también confía en la nueva generación de seleccionados nacionales, entre ellos Exxon Perdomo, Jason Urbina y Ericķ Nájera. "Hay buen equipo y tenemos dos porteros que también juegan con los pies, esa es ventaja, tienen gol, salen y atacan", agregó, refiriéndose a Exxon y al veterano Eliodoro Portillo.

Sobre sus compañeros de selección dice que todos están bien, que todos están entrenando en sus casas, y a la vez, ayudados por el INDES con un bono económico y con una despensa de alimentos, así como con suplementos vitamínicos.

"Nos están ayudando mucho, lo bueno es que el presidente actual nos entiende, sabe que somos de escasos recursos económicos. Nos está dando el bono y nos manda la canasta de ayuda hasta las casa", explicó, en referencia a Yamil Bukele.

Sobre su agenda deportiva, explicó, que antes de que llegara la actual pandemia del Covid-19 tenía propuestas para ir a jugar a Uruguay, Estados Unidos y a Costa Rica, pero que todo se detuvo.

En el proceso de estos años, Velásquez ha jugado con el Seattle Sounders de la MLS, Roma de Italia, Leones de Costa Rica y con el Cádiz de España, entre otros.

Frank, como le llaman sus compañeros de selección, técnicos, aficionados y prensa, confió a El Salvador Times que su mamá, doña Josefina, murió hace seis meses de cáncer de pulmón y que su papá está enfermo del corazón.

"Mi mamá estuvo enferma en 2017, por eso es que tuve problemas en la selección, necesitaba dinero para medicinas, por eso viajé a Estados Unidos a jugar allá, para ganar dinero y ayudarle. Ahora es mi papá, Alberto León, quien está enfermo, ha caído en tres ocasiones, no se puede enojar ni tener emociones, aquí lo estamos cuidando. Él es jubilado, el Seguro Social le manda medicinas, pero tiene 79 años", explicó.

Por su papá, la memoria de su mamá, por su familia y las nuevas generaciones, Frank quiere seguir activo y hacer de El Salvador una potencia de Beach Soccer en el área. También tiene una tercera meta o deseo, que se dará al seguir jugando con la selección nacional y es la del goleo.

"Hasta el momento llevo 88 goles anotados en 74 partidos con la selección nacional, pero quiero llegar a 100 goles, esa es la otra meta que tengo. Me perdí las eliminatorias de 2015 y 2019 y eso me afectó, no porque ya los tuviera, pero en un momento tuve que tratar de ayudar a mi mamá", explicó.

Velásquez, quien tiene miles de seguidores en Facebook e Instagram, también aclaró el tema de las supuestas diferencias que habría tenido con el entrenador Rudis Gallo. "Es falso, a él le agradezco todo lo que me ha enseñado, es mi entrenador, nunca hemos tenido problemas. Cuando salí de la selección fue porque necesitaba ayuda, pero ahí fue la Federación la que no me apoyó, con el profesor somos amigos", finalizó.

Por el momento el patio de su casa es su cancha Ahí entrena, bromea con sus hermanos, sobrinos, cocina, va a pescar y convive, en espera de su regreso. 

Comentarios