• Diario Digital | viernes, 12 de abril de 2024
  • Actualizado 00:00

Internacionales - Nueva Zelanda

El más grande estudio realizado sobre la vacuna Covid-19 identifica riesgos para la salud

El estudio, publicado recientemente en la revista Vaccine, identificó un ligero aumento de afecciones neurológicas, sanguíneas y cardíacas relacionadas con la vacuna, según un comunicado de prensa de GVDN.

covid-19-vaccination-1500-991-2 copia
Foto EST/Cortesía
El más grande estudio realizado sobre la vacuna Covid-19 identifica riesgos para la salud

El estudio más grande sobre la vacuna Covid-19 hasta la fecha ha arrojado luz sobre algunos riesgos asociados con la inyección, según los hallazgos de investigadores de la Red Mundial de Datos sobre Vacunas (GVDN) de Nueva Zelanda.

Analizando a 99 millones de personas en ocho países que recibieron la vacuna Covid-19, se monitorearon aumentos en 13 afecciones médicas diferentes en el período posterior a la administración de la vacuna.

El estudio, publicado recientemente en la revista Vaccine, identificó un ligero aumento de afecciones neurológicas, sanguíneas y cardíacas relacionadas con la vacuna, según un comunicado de prensa de GVDN.

Específicamente, se encontró que ciertos tipos de vacunas de ARNm estaban vinculados a un mayor riesgo de miocarditis, una inflamación del músculo cardíaco.

Algunas vacunas de vectores virales también se asociaron con riesgos. Se descubrió que estas estaban vinculadas a un mayor riesgo de coágulos sanguíneos en el cerebro, así como con una mayor probabilidad de síndrome de Guillain-Barré, un trastorno neurológico.

Otros riesgos potenciales incluyeron la inflamación de la médula espinal y la inflamación en el cerebro y la médula espinal después de ciertas vacunas.

“El tamaño de la población en este estudio aumentó la posibilidad de identificar señales potenciales raras de seguridad de la vacuna”, dijo en el comunicado la autora principal Kristýna Faksová, del Departamento de Investigación Epidemiológica del Statens Serum Institut, Copenhague, Dinamarca. “Es poco probable que sitios o regiones individuales tengan una población lo suficientemente grande como para detectar señales muy raras”.

close-up-of-COVID-19-vaccine-vial-being-held-by-a-person-wearing-a-blue-PPE-glove-shutterstock_1678629760_Fotor-16x9-1 copia
Foto EST/Cortesía

Los médicos han reaccionado a estos hallazgos, subrayando que si bien existen riesgos asociados con la vacunación, estos son raros y deben sopesarse con los riesgos asociados con la infección por Covid-19. El doctor Marc Siegel, profesor clínico de medicina, señaló que todos los medicamentos y vacunas tienen efectos secundarios y el análisis de riesgo-beneficio es fundamental en la toma de decisiones médicas.

“El estudio masivo y la revisión de los datos revelan una rara asociación entre las vacunas de ARNm y la miocarditis, especialmente después de la segunda inyección, así como una asociación entre las vacunas de vector de adenovirus Oxford Astra Zeneca y el síndrome de Guillain Barré”, dijo a Fox News Digital. “Pero estos riesgos son raros”, añadió, “y otros estudios muestran que la vacuna reduce drásticamente el riesgo de miocarditis por la propia Covid”.

Siegel señaló que todas las vacunas tienen efectos secundarios. “Siempre todo se reduce a un análisis de riesgo-beneficio de lo que más teme: los efectos secundarios de la vacuna o el propio virus, que puede tener efectos secundarios a largo plazo en términos de confusión mental, fatiga, tos y también problemas cardíacos”, dijo.

“Negar o exagerar los efectos secundarios de una vacuna no es buena ciencia, ni tampoco subestimar los riesgos del virus, especialmente en los grupos de alto riesgo”, añadió Siegel. “Todo se reduce a un análisis de riesgo-beneficio de lo que más teme: los efectos secundarios de la vacuna o el virus mismo”.

La clave es que los médicos y sus pacientes sopesen cuidadosamente los riesgos y beneficios, enfatizó el doctor. “Este estudio realmente no cambia nada. Simplemente proporciona mucha más evidencia de lo que ya sabemos”, afirmó.

El doctor Jacob Glanville, director ejecutivo de Centivax, también reaccionó a los hallazgos del estudio. “Este estudio confirma en una cohorte mucho más grande lo que se había identificado previamente en los estudios originales durante la pandemia: miocarditis y pericarditis como un efecto secundario poco común de las vacunas de ARNm y coágulos como un efecto secundario poco común de las vacunas con vectores virales”, dijo a Fox News Digital. “Las probabilidades de todos estos eventos adversos siguen siendo mucho, mucho mayores cuando se infecta con SARS-CoV-2 (Covid-19), por lo que vacunarse sigue siendo, con diferencia, la opción más segura”.

Este estudio fue parte de una iniciativa de investigación más amplia, el Proyecto Global de Seguridad de las Vacunas Covid (GCoVS), respaldado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos. 

Con más del 80 por ciento de la población estadounidense habiendo recibido al menos una dosis de la vacuna COVID, la investigación continua juega un papel crucial en la comprensión y mitigación de los riesgos asociados con la vacunación.

Comentarios