• Diario Digital | martes, 10 de diciembre de 2019
  • Actualizado 22:15

Internacional - VIOLACIÓN A MUJER

Hombre apuesta a su esposa en juego de "Póker" y al perder permitió que sus amigos la violaran

Posterior al vejamen, la mujer huyó a la casa de su tío, hasta donde su marido fue a pedirle perdón... Ella decidió regresar con él, pero en el camino a su casa, el hombre dejó que sus amigos la violaran nuevamente.
Imagen de una mujer de India
Imagen de una mujer de India
Hombre apuesta a su esposa en juego de "Póker" y al perder permitió que sus amigos la violaran

Un horrendo e insólito caso quedó al descubierto en India, después de que un hombre apostara a su esposa en un juego de póker ante un grupo de amigos y al perder permitió que la violaran.

Según información publicada en el periódico chileno Publimetro, el hecho ocurrió en la ciudad de Jaunpur, en el estado indio de Uttar Pradesh.

El sujeto, según medios de comunicación de la India, tiene problemas con el juego y el alcohol. Al juntarse en una reunión de amigos, estos  le propusieron jugar a las cartas. El sujeto accedió pero después de que le ganaron todo su dinero, decidió apostar a su esposa.

Después de perder el juego, el irresponsable hombre permitió que sus amigos violaran una y otra vez a la mujer que nada pudo hacer ante el sometimiento.

Posterior al vejamen, la mujer huyó a la casa de su tío, hasta donde su marido fue a pedirle perdón. Ella decidió regresar con él, pero en el camino a su casa, el hombre dejó que sus amigos la violaran nuevamente.

La mujer fue a interponer la denuncia ante la Policía, sin embargo, no quisieron investigar, por lo que debió recurrir a un tribunal local, quienes obligaron judicialmente a los oficiales a llevar el caso.

Cifras alarmantes

En India, el número de casos de violaciones a mujeres es alarmante. Según los registros oficiales, se comete una violación cada 13 minutos, informó la Oficina Nacional de Registros Penales.

Hace unos días, una niña de tres años, fue raptada violada y decapitada por dos hombres en una estación del tren de Jamshedpur.

Comentarios