• Diario Digital | miércoles, 20 de octubre de 2021
  • Actualizado 17:51

Internacional - En la madrugada

Matan al presidente de Haití y dejan con heridas graves a la Primera Dama

El gobernante había comenzado a dictar decretos en un ambiente de tensiones con la oposición y ante los llamados de atención de la comunidad internacional.

 

Presidente Haití asesinado 2
Imagen tomada del video de CNN en español.
Matan al presidente de Haití y dejan con heridas graves a la Primera Dama

A la una de la mañana de este miércoles 7 de julio, un comando armado entró a la residencia presidencial de Puerto Príncipe y mató a balazos al mandatario de Haití, Jovenel Möise, dejando herida de gravedad a la Primera Dama, Martine Möise, quien fue llevada a un hospital de Florida, Estados Unidos.

La información fue confirmada por el Primer Ministro de ese país insular, Claude Joseph, quien ya iba de salida después de que el mandatario asesinado hubiera decidido quitarlo del cargo para nombrar a otro.

“Mientras tanto, el primer ministro interino lo calificó como un ‘acto atroz, inhumano y bárbaro’, al tiempo que ha llamado a la población a la calma. ‘La situación de seguridad en el país está bajo el control de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas de Haití’, se lee en su declaración”, según publicó CNN en español en su cobertura del incidente.

Möise tenía 53 años y era criticado por la oposición política de su país, quien lo consideraba un dictador porque desde hace un año gobernaba a base de decretos ejecutivos.

Después de una caótica llegada al poder, tras participar en dos elecciones (una de ellas invalidada), el mandatario haitiano incluso era acusado de haber cometido lavado de dinero, sospechas que rechazó en diversas ocasiones.

Se ha destacado que el comando que mató al gobernante estaba integrado por personas que hablaban en inglés y español, esto porque en Haití —uno de los países más pobres del continente— los idiomas oficiales son el francés y el creole.

“Moïse, en el cargo desde febrero de 2017, había denunciado amenazas a su Gobierno, en medio de la crisis política y social que vive la nación desde el pasado febrero, con masivas manifestaciones en contra del mandatario y una creciente violencia vinculada a la política en la nación más pobre de América Latina, que está luchando por alcanzar la estabilidad desde la caída de la dictadura de Duvalier en 1986.

“En su historia, Haití ha lidiado también con una serie de golpes de Estado, solo entre 1945 y 2019 recibió 23 golpes, 15 de ellos exitosos, así como diversas intervenciones extranjeras que han debilitado a la nación”, según publicó France 24.

Por su parte, la Deusche Welle ha informado que “el asesinato se produce dos meses antes de las elecciones presidenciales y legislativas convocadas para el próximo 26 de septiembre, unos comicios en los que Möise no podía ser candidato. Möise había convocado para la misma fecha un referéndum para aprobar una nueva Constitución, un proyecto que no contaba con el apoyo de la oposición ni de la comunidad internacional”.

Esta nación caribeña padece una tremenda crisis de inseguridad en la que varias bandas armadas se pelean las zonas más pobres de un territorio azotado por lo paupérrimo de su población y por los innumerables daños de la naturaleza, que ha golpeado a Haití con terremotos, huracanes e inundaciones.

El mandatario asesinado era considerado un dictador porque, a falta de un congreso electo, gobernaba de puño y letra desde su oficina. Había retrasado las elecciones en varias ocasiones y se esperaba que en los siguientes comicios no participara para la reelección; sin embargo, para ese mismo día él había convocado a un referendo que, de acuerdo con las voces disidentes, pretendía eliminar un artículo constitucional y liberar la posibilidad de ser reelecto.

Comentarios