• Diario Digital | miércoles, 21 de agosto de 2019
  • Actualizado 09:50

Internacional - POR CAMBIO CLIMÁTICO

Oscurecer el sol para salvar la Tierra: la polémica idea de Bill Gates para frenar el calentamiento global

La idea surgió por la erupción del volcán Monte Pinatubo en Filipinas en 1991, que si bien provocó cientos de muertes, permitió a los científicos medir los efectos de una nube química sobre la atmósfera terrestre. 
Imagen de la tierra
Imagen de la tierra
Oscurecer el sol para salvar la Tierra: la polémica idea de Bill Gates para frenar el calentamiento global

¿Puede ser oscurecer el sol la respuesta para proteger a la Tierra del calentamiento global?... Nadie lo sabe, pero es la idea que baraja el multimillonario tecnológico estadounidense Bill Gates, quien en conjunto con investigadores de la Universidad de Harvard está buscando una manera de aportar a detener la crisis climática que enfrenta nuestro planeta.

La idea que va ganando terreno está sacada del mejor guión de una película de ciencia ficción y podría comenzar a realizarse dentro de la próxima década, si los estudios científicos consiguen probar que esa es la respuesta.

Aunque, por ahora sólo es un plan un tanto descabellado que busca enviar a la estratosfera diariamente unos 800 aviones gigantes al día, para llevar millones de toneladas de polvo de tiza.

Una vez ahí, el polvo se dispersaría a 19 kilómetros de la superficie terrestre, creando una especie de escudo o capa protectora, de acuerdo al periódico chileno Publimetro

La teoría postula que esta especie de "sombrilla" impediría que algunos rayos solares traspasaran al planeta, haciéndolos rebotar y enviándolos de vuelta al espacio.

Experimentos iniciales

Según publicación del periódico inglés Daily Mail, los planes estarían bastante avanzados e incluso ya se estarían haciendo las primeras pruebas para probar el funcionamiento de esta "nubosidad" artificial.

Para ello, Gates ha destinado $3 millones para el "Experimento de Perturbación Controlada Estratosférica (SCoPEx)", que busca sembrar sobre el desierto de Nuevo México "un área de cielo en forma de tubo de media milla de largo y 100 yardas de diámetro".

Las mediciones se realizarán a bordo de un globo aerostático que atravesará la nube artificial, para monitorear las habilidades que tiene de reflejar el Sol.

Pese a que la idea ha tenido una buena aceptación, existe un sector de científicos han alertado que se podría tener efectos negativos para la vida en la Tierra.

Es decir, el polvo sobre la estratosfera podría desencadenar una serie de reacciones en cadena graves, creando estragos climáticos en forma de graves sequías y huracanes, y provocando la muerte de millones de personas en todo el mundo.

Pese a ello, los científicos de Harvard que trabajan en el programa defienden la idea. Lizzie Burns, una de las directoras del programa dijo que "nuestra idea es aterradora … Pero también lo es el cambio climático".

La idea surgió por la erupción del volcán Monte Pinatubo en Filipinas en 1991, que si bien provocó cientos de muertes, permitió a los científicos medir los efectos de una nube química sobre la atmósfera terrestre. 

Comentarios